Paz – 2019

20010304. Intervención en Afganistán.

Con toda la urgencia del caso, como pide Mayor Zaragoza, hay que montar una intervención humanitaria en Afganistán, no sólo para salvar sus estatuas y patrimonio artístico, sino también y prioritariamente, según reclama asimismo nuestro ex director de la UNESCO, para defender a los derechos humanos tan pisoteados por los talibanes, máxime respecto a las mujeres. Estoy seguro de que si los varones hubieran sido tan oprimidos por ellos como lo son las mujeres, esa intervención habría ocurrido ya hace tiempo.

20011204. Israel terrorista.

La inmensa mayoría de los ciudadanos, normalmente pacíficos y honestos ¿nos dejaremos involucrar cada vez más en esta espiral de violencia y terror sin oponer la debida, sensata resistencia? ¿Podrán una vez más cuatro fanáticos -manipulados por ciertos grupos económicos camuflados por el manto de integrismo religioso y nacionalista- prevalecer y multiplicar la sangre y la ruina en el mundo entero? Hasta la mayoría los mismos estadounidenses, que aún se creen unos angelitos, acaba de reconocer en una encuesta que su tan unilateral e incondicional apoyo a Israel ha contribuido a desencadenar la actual crisis mundial.

No podemos olvidar, sin agravar más aún la crisis, que Israel se formó por imposición militar sobre los habitantes de Palestina en favor de unos extranjeros a los que Occidente misma calificaba con frecuencia de “terroristas”. Qué desde entonces centenares de miles de palestinos viven desplazados, en campos de refugiados. Que, no contento con haber sido creado por la violencia externa, el nuevo Estado de Israel mantiene hoy aún otros territorios, ocupados por la fuerza, contra todas las disposiciones de las Naciones Unidas. Que el nuevo gobierno de Israel está presidido por un militar que ha provocado la nueva crisis para alcanzar el poder y atizar aún más la confrontación. Que hay diez veces más muertos entre los palestinos que entre los israelíes, pero que estos últimos son considerados en Occidente como “soldados legales”, aun cuando practican deliberados “asesinatos selectivos”, mientras que los palestinos son tenidos por “terroristas”. Que Israel, lejos de ser aislado e incluso invadido, como otros países vecinos cuando ocupan otros territorios y no aceptan las resoluciones de las Naciones Unidas, es apoyado económica, política y hasta militarmente por Occidente.

Lo que está ocurriendo en esa zona pone de manifiesto lo atroz de una situación que cada vez más nos afecta más a todos en una guerra ya realmente planetaria, “civil”, en la que lo bueno parecen ser las muertes producidas con armas más costosas, empleadas contra los pobres, y lo malo las realizadas con armas más pobres contra los ricos; las primeras son muertes “justicieras”, y las segundas, “terroristas”.

20011214. Nazis judíos.

Se asombraba un amigo mío español educado en París de que un sacerdote de allí tuviera respecto a muchos temas una posición más próxima a él, que se había hecho ateo, que a otros sacerdotes, pero españoles; le respondí que más cercanos a él aún estarían los sacerdotes holandeses. Porque la cultura nacional todavía moldea mucho la interpretación de los valores, incluso entre los miembros de concepciones tan monolíticas como la católica. 

No es, pues, tampoco de extrañar que una cultura nacional como la alemana que, entre otras cosas, hizo surgir el nazismo, se manifestara en modo demasiado parecido en su polo al parecer opuesto, el judaísmo, máxime en su nueva versión nacionalista-sionista, surgida en periodos y lugares culturalmente tan cercanos a los del nazismo. Asombrarse de que se pueda hoy comparar los métodos que cada vez más están empleando los sionistas con los métodos los de los nazis, y pretender que comparar a ambos grupos es absurdo, basándose en el argumento de que los nazis persiguieron a los judíos, es tan incongruente como declarar que sería falso tachar de antidemócrata a ninguno de los que  “probaron serlo” luchando contra la dictadura de Franco, porque hoy está claro que entre ellos ha habido personas, e incluso grupos, tanto a derecha como a izquierda, de claras aspiraciones dictatoriales y totalitarias en favor de su propia ideología.

20020201. Rebelión en Israel.

                                     ¡No al genocidio! La situación es tan grave –incluso a nivel mundial- que nada menos que cincuenta oficiales y soldados israelíes se han rebelado contra los crímenes de guerra que ahora se les imponen. Defenderemos a Israel, afirman, pero “no combatiremos en los territorios ocupados para deportar, destruir, sitiar, matar causar hambre y humillar a todo un pueblo»; “el precio de la ocupación significa hoy la pérdida de la condición humana del Ejército y la corrupción de la sociedad israelí”.

                                                     En vez de procurar la paz, Sharon, provocador del actual conflicto para alcanzar el poder, y cada vez más reconocido culpable también del genocidio de los campamentos de refugiados del Líbano, acaba de lamentar públicamente no haber matado por aquellas fechas asimismo a Arafat, “desnudando la mentalidad de un mafioso, no de un primer ministro”, según acaba de denunciar el representante máximo de la Unión Europea, Saeb Erekat, y “mereciendo –añade el ministro Piqué- todo nuestro rechazo”.

                                           Contra esos crímenes contra la humanidad, que están convirtiendo a Israel en un país aún más genocida que antes Sudáfrica, la Unión Europea, como su principal proveedora, debe pasar de inmediato de las palabras a los actos, estableciendo también en este caso un embargo comercial y otras medidas. Si no por la justicia y por el futuro de los palestinos, hemos de hacerlo por nuestro propio interés, al estar cada vez más amenazados por ese belicismo desbocado de Israel, apoyado por los Estados Unidos, que une contra ellos -y cada día más contra todo Occidente- a los países islámicos.

20020214. Judíos represores.
Algunos, yo entre ellos, expresamos públicamente nuestra esperanza de paz basándonos en el hecho de que 50, y después 200 soldados israelíes se habían negado a servir de fuerzas de ocupación opresoras en los territorios ocupados a los palestinos.

Pero ahora leo un informe según el cual una proporción mucho mayor de los soldados alemanes se negó a participar en la “solución final” del entonces victimizado pueblo judío, sin que esto, como sabemos, obstaculizara aquella hecatombe.

Mucho más será necesario, pues, –entre ello, el cese de la vergonzosa ayuda comercial de la Unión Europea, no menos necesaria a Israel que la militar que le da Estados Unidos para seguir perpetrando su genocidio- para que ese pueblo, con el síndrome del “niño apaleado”, no siga siendo a su vez verdugo despiadado de las débiles minorías que hoy tiene a mano, pie, fusil, tanque e incluso avión de bombardeo.

20010313. Atroz complejo victimista de Israel.

                             Yo soy de los que, durante muchos años, apostamos fuerte en favor del Estado de Israel, como medio para convertir al pueblo judío en un pueblo “normal”; aunque para ello tuvimos que resistir muchas presiones a derechas e izquierdas, y tolerar medios dudosamente éticos que pretendían justificarse por ese fin.

                               Sin embargo, los últimos tiempos prueban, con la sangrienta brutalidad de los hechos que la política de Israel no se puede explicar en términos racionales, sino psiquiátricos. Respecto a Israel, algunos hablan, no sin razón, del “síndrome del niño apaleado” que, al ser mayor, pasa de víctima a verdugo. Pero esa posición de verdugo, de sádico dominante, es sólo temporal, como táctica para volver a lo que ha venido a constituir su “ser natural”; como el niño víctimista, masoquista, que se porta mal para acabar siendo apaleado, rechazado, que es como se siente realmente realizado.

                                 La actual posición de Israel de insoportable verdugo provocador parece indicar que el pueblo judío adopta esa situación extrema e insostenible para conseguir finalmente volver a ser el “pueblo elegido”… como víctima. De modo inconsciente, incluso para muchos de ellos, Israel está procurando volver a los tiempos en que era esclavo y desterrado, dado que objetivamente está propiciando de nuevo, con sus tácticas genocidas, de tan claros y repetidos precedentes bíblicos, una reacción persecutoria que le lleven a revivir esa otra también trágica e inmutable –o así lo pretenden aún como atroz, sagrada obstinación- parte de su historia.

20020409. Peligroso maximalismo de Israel.

                   “La avaricia rompe el saco”. Sin que falten grandes desequilibrios en sus adversarios, el increíble maximalismo de Israel, rechazando hoy propuestas árabes que antes no podía ni soñar, pone en peligro por vez primera desde 1948, según subrayan destacados comentaristas internacionales, su misma existencia, junto con la paz mundial.

                   Sería demasiado fácil echar la culpa de esta postura catastrófica a un sólo hombre enloquecido y más que probado responsable de crímenes contra la humanidad como es Sharon. Porque, aunque ya sean menos y con menos entusiasmo, los israelitas todavía apoyan mayoritariamente a su gobierno.

                     Esta locura colectiva sólo puede explicarse, en un pueblo tan culto, por su misma cultura y religiosidad, milenariamente forjada para una situación de victimismo y diáspora a la que, más o menos inconscientemente, mediante ese imposible y suicida maximalismo, busca en definitiva volver, tras el actual paréntesis de anormal normalidad y reunificación tras la bandera del sionismo, situación a la que, digan lo que digan, y aun pretendiendo actuar precisamente para mantenerla, sus sentimientos colectivos no han conseguido adaptarse.

20020424. Milenaria tribu caníbal.                                                                            

                                         Cierta sociedad caníbal alcanzó un alto grado de sofisticación. Su antropofagia, debida quizá en sus orígenes a extremas hambrunas, se convirtió en rito central de su cultura, sacramento fundamental de su religión, transformando a sus habitantes en un pueblo guerrero para conseguir “materia prima” para esos sacrificios humanos que le pedían sus dioses, como ocurrió también entre los aztecas.

                                        Tan atroz liturgia les procuró incontables enemigos, que finalmente consiguieron vencerles, esparciéndose el resto de sus miembros, esclavos o fugitivos, por muchas partes. La historia se repitió varias veces, siendo más fuerte y duradera la dispersión bajo el imperio romano. Como otros pueblos vencidos, esclavizados y desterrados –los africanos en Haití o Brasil, por ejemplo- algunos grupos de esos caníbales conservaron los restos de su cultura, “espiritualizada”, dado que ya no podían hacer guerras ni conseguir víctimas para sus banquetes sagrados.

                                          Pasados los siglos, habiendo prosperado sus descendientes, y creyendo los pueblos en los que se encontraban que las nuevas circunstancias les permitirían reunirse de nuevo sin recaer en sus prácticas nefandas, toleraron su reunificación en su antiguo territorio. Pero, en vez de adaptarse al paso de los tiempos, fue predominando cada vez más entre ellos el grupo más tradicionalista, hasta reemprender la práctica del canibalismo ritual de sus antepasados, y las consiguientes interminables y feroces guerras para obtener su “materia prima”. ¿Seguirá siendo siempre verdad el cínico aforismo de que lo único que se aprende de la historia es que no se aprende nada de la historia?

20020827. Fahd de vergüenza.

                                          Apenas puede pensarse en un personaje más impresentable y peligroso. Borracho habitual, perezoso e incapaz, machista y racista hasta el tuétano, refugiándose como tantos otros como él en el fanatismo, niega todos los derechos humanos a quienes no son de su extremista secta musulmana. Su dinastía impuso hace un siglo su tiranía en Arabia matando o mutilando a la décima parte de su población. Ahora, gracias al dinero conseguido vendiendo muy caro el petróleo encontrado en su suelo, financia escuelas de fanatismo y terrorismo en el mundo entero. Miopes, insensatos, lacayos, por unas miserables propinas, en lugar de rechazar a ese indeseable, en Marbella le acaban de dedicar una calle. Y en el mismo Madrid un periódico, aun reconociendo sus “pecadillos” (¡!), todavía se atreve a concluir,  sin ironía, “Bienvenido, Mr. Fahd”. ¡Qué vergüenza!

20020912. Premio al Dalai Lama.

                                 No basta ser perseguido por una dictadura para ser buen demócrata, como debiéramos saber en España, habiéndonos encontrado después con ETA y otros extremistas sin escrúpulos. Hay que recordarlo, porque algunos interesados han pretendido y seguramente intentarán de nuevo que se otorgue el premio Príncipe de Asturias de la Concordia al “buenísimo” y perseguido Dalai Lama.

                                  Sin embargo, los hechos son elocuentes: 1) La dictadura china no acabó en el Tíbet con una democracia, sino con una dictadura monjil realmente medieval; y los seguidores del Dalai Lama, cuando pueden, oprimen a otras creencias religiosas. 2) El “pacifista” Dalai Lama, teniendo gran parte de sus seguidores en la India, ha aprobado las pruebas nucleares de esa nación.               3) Ese “santo” varón no ha tenido empacho en recibir más de un millón de dólares del jefe del culto japonés de la Suprema Verdad, el que introdujo el gas sarín en el metro de Tokio. 4) Juguete de los estadounidenses en su lucha contra China, ha llegado, en su dependencia, nada menos que a pronunciarse en contra del procesamiento de Pinochet. Claro está que esto último explicará también, dada la servil dependencia de muchos, que haya serias probabilidades de que se le dé en España ese premio. Algún precedente no menos vergonzoso tenemos ya.

20030515. Israel, genocida.

                                                Acabo de leer varias cartas en contra del artículo de Lorenzo Contreras, y ninguna en su favor. Como profesor de Ciencias Políticas, y conocedor de primera mano de Israel, sólo diré que no se puede tapar el cielo con la mano con largas disquisiciones e insultos en vez de razones. No hay dos países ni dos situaciones iguales, pero no habría ciencia política sin comparaciones y clasificaciones. No hay nada más evidente que Israel, por más que intente arroparse del manto religioso, se apoya cada vez más en la misma base ideológica racista de “pueblo elegido” que la Alemania nazi, y que está cometiendo un genocidio sistemático en los pueblos invadidos y sojuzgados, aunque a veces hable de “sólo “asesinatos selectivos”.

20031009. El Tíbet hoy.

                           Soy de los pocos españoles que han manifestado su protesta ante la embajada china; lo hice con ocasión de sus nocivas pruebas nucleares, y espero que pronto se convoquen otras contra sus bárbaras condenas a muerte y otros crímenes de lesa humanidad. Pero una cosa es condenar tales crímenes, entre ellos, la ocupación del Tíbet, y otra aprobar el otro extremo, querer volver a un medieval estado teocrático, representado por el Dalai Lama, cuyo fantasma se pasea estos días por España.

                            Ni los Papas reclaman ya aquellos extensos Estados Pontificios que Garibaldi arrebato al Papa-Rey. Los estados teocráticos son requetemalos para la religión y para los súbditos. La retórica nacionalista podría llevar en otras latitudes a reivindicar los sacrificios humanos aztecas, la antropofagia sagrada, etcétera. Seamos serios. No hagamos el juego a quienes están realmente detrás de ese montaje cada vez más transparente; los que, ahí, como en otros lados, para sustituir un colonialismo por otro, y han dictado al Dalai Lama conductas tales como su apoyo en sus momentos más difíciles nada menos que al dictador Pinochet, que ellos mismos auparon, a costa de tanta sangre, en Chile.; no es raro que le hayan dado el premio Nobel de la paz, como a quien planificó ese golpe, Kissinger.

20040120. Israel antisemita.

                            Los hijos de padres maltratadores, contra toda aparente lógica, tras haber padecido en su carne y declararse enemigos acérrimos de este abuso, acaban demasiadas veces siendo ellos mismos también maltratadores. Así, el pueblo judío, víctima de Hitler, está siendo cada vez más verdugo a su vez del pueblo palestino. Más aún, recurre al genocidio nazi para intentar justificar el que ahora Israel cometa un genocidio oficial y permanente contra otro pueblo.

                              ¿Cabe algo más perverso que ese terrorismo oficial, de Estado, intentando justificarse con un pasado en el que él tenía un papel diametralmente opuesto, y acusar ahora de antisemitas –como estos días el embajador de Israel en Suecia- a los que se oponen al  genocidio que están cometiendo ante las cámaras de televisión los mismos israelitas? Los antisemitas son ellos, que están eliminando, cainitas disfrazados de Abel, a sus hermanos semitas, los palestinos.

20041025. Toreo exportado.
                            A pesar de obvias dificultades y tropiezos, las relaciones con China son cada día más importantes, y deben serlo en todos los ámbitos. En el cultural,  Barcelona y  ahora Madrid han recibido una interesante muestra de las estatuas funerarias de los guerreros de Xian, fabricadas para defender en el más allá al primer emperador chino; su valor artístico no debe ocultarnos su profundo significado sociológico de lamentable servilismo, incluso póstumo, supersticioso, a un poder basado sobre la violencia más descarnada, militar; tanto más cuanto que ese sistema multimilenario sigue vigente en un país dominado por un régimen que –ideologías, superestructuras aparte- está fundado en la conquista militar de su propio territorio. La contrapartida “cultural” de España tampoco es muy edificante. Lo han comentado profusa y laudatoriamente nuestros medios de difusión, a pesar de que la mayoría de los españoles hemos expresado ya repetidamente en las encuestas nuestro fuerte rechazo a esa barbarie de otras épocas, que la España más negra intenta aún potenciar como símbolo de su oposición a un mundo sin violencia. Hemos exportado, sí, a China, para vergüenza nuestra… una corrida de toros. ¿Sabremos todos los humanos edificar una cultura que, lejos de exaltar, abomine la violencia, el menosprecio de la vida y el derramamiento de sangre de personas y animales?

20060703. De víctima a maltratador.

                                     Yo lo he sufrido de cercas: el hijo maltratado por el padre borracho se convierte a su vez, y más, en padre borracho y maltratador. “¿Cómo es posible que haga eso quien tanto criticaba por ello a su padre?” Los psicólogos analizan múltiples aspectos convergentes que explican, si no justifican, esa tremenda paradoja: Del masoquismo del acostumbrado a protagonizar el papel de víctima al sadismo del maltratador sólo hay un paso en la misma línea, en sentido contrario. Y la víctima está (de)formada, pensando y sintiendo que la posición adecuada para no sufrir es la de hacer sufrir. Acostumbrada a tener toda la razón en quejarse, se considera ya impecable y justificada para hacer lo que quiera, cuando las circunstancias lo permitan. Y su venganza la realiza ahora sobre los que puede, es decir, los más débiles, chivos expiatorios, al no poder ejercerla sobre quien le maltrató.

                                        A escala colectiva, esta es la razón profunda del tan cruel e irracional maltrato que está ejerciendo Israel sobre el pueblo palestino. Sólo ese profundo trauma y complejo psicológico puede explicar la desproporción monstruosa entre los daños sufridos (aun excluyendo las causas por los que los ha padecido) y unas represalias genocidas que cada vez tienen menos que envidiar a las que en su día padeció por los nazis. Genocidio padecido que hoy Israel intenta utilizar como coartada para justificar un comportamiento maltratador cada vez más parecido, dentro del marco en que se puede mover, al genocidio que sufrió, y que le aleja día más –como en el fondo ese destructivo complejo le impulsa- de toda posibilidad de paz interna y externa. Sólo una decidida intervención de la comunidad internacional puede poner fin a tan loca espiral de destrucción y autodestrucción a la que esos políticos de Israel, como antes los de la Alemania nazi (víctimas también de su victimismo, de sus derrotas en 1870 y 1818, no lo olvidemos) están llevando cada día más al mundo entero.

20060730. Suicidarse.

                        Cuando la televisión pone crudamente ante nuestros ojos los crímenes contra la humanidad que en grado superlativo está cometiendo ahora Israel, y el aplauso y ayuda entusiasta de Bush, y las lágrimas de cocodrilo de una Europa que sigue lucrándose del comercio con Israel, cabe preguntarse si vale la pena vivir en un mundo que ha vuelto a un grado tal de salvajismo, cobardía e hipocresía.

20070927. Birmania, sola.

                       ¡Qué mala suerte tiene Birmania!  No bastan ni tantos decenios de dictadura militar para que suscite nuestra activa simpatía. Ni en la derecha, que aún recuerda a veces con nostalgia nuestra propia dictadura. Ni en una izquierda que, a estas alturas, todavía teme disgustar a una China que apoya a los militares birmanos, y mira mal este levantamiento popular propiciado por monjes, aunque sean budistas.  Total, que ni una concentración de protesta ante su embajada. ¡Qué lástima de país(es)!

20071005. A Birmania por China

                           60 millones de birmanos merecen, y algunos ya lo han pagado hasta con su vida, librarse de la tan larga como corrupta dictadura militar que padecen.  De ahí la necesidad de que las personas y organizaciones más concienciadas presionen con acierto donde su esfuerzo puede ser más eficaz. Ya que Birmania no tiene sede diplomática  aquí, convendría presionar ante las representaciones oficiales de China, la principal sostenedora de esa cruel Junta militar, máxime cuando un movimiento de boicot a los ya próximos Juegos Olímpicos de Pekín puede servir para que modifique su apoyo a esa  dictadura.

20071014. Cincuentenario birmano.

                            La junta militar golpista sigue robando y matando a sesenta (60) millones de birmanos, y se prepara ya con manifestantes “espontáneos” para celebrar el cincuentenario (50) de su dictadura, gracias a la inapreciable ayuda de las protestas sólo verbales y la pasividad muy real del resto de la -en esto- tan poco humana humanidad.

20071104. Birmania heroica.
                                       Los birmanos han iniciado nuevas manifestaciones para reconquistar la democracia, con auténtico heroísmo, dada la tan sangrienta represión de las anteriores por la dictadura que padecen. Su lucha por una Birmania libre merece el apoyo de todas las fuerzas vivas y amantes de la libertad, poniendo así eficazmente de manifiesto nuestra solidaridad con ellos, cada cual en su esfera de influencia. Toda dictadura es un contagioso virus que amenaza al mundo entero; máxime una dictadura tan descarnada y cruel como la birmana, que ni se preocupa por revestirse de excusas ideológicas, sino que se apoya descarnadamente en unas armas que los birmanos confiaron a esos militares traidores para que defendieran a su pueblo.

20071116. Total, prototalitario.


EE UU y la UE multiplican sus sanciones a la Junta Militar birmana, que aplasta sangrientamente a su pueblo, incluso en sus más pacíficas manifestaciones para no morirse de hambre, que estos días, con enorme valor, recomienzan. Pero la multinacional petrolera francesa Total sigue dando a esa dictadura un apoyo muy importante, como ya se aprovechó del trabajo esclavo que le proporcionó esa Junta Militar, y por  lo que está siendo juzgada en Bélgica. Nuestro apoyo inteligente a la libertad de ese pueblo, que reforzaría nuestra propia libertad, debe incluir un boicot total a ese TOTAL pro militares totalitarios.

20071207. Llaman víctima al criminal.

                         Todos los que luchamos de verdad por un mundo más justo celebramos que, al menos en ciertos casos y países, se vaya persiguiendo judicialmente a los mayores criminales; es decir, a los que aprovecha y abusan de su poder para hacer matar masivamente a la población inocente.  Muchos fuimos los españoles que participamos en las más de treinta (30) manifestaciones contra Pinochet, cuando fue encarcelado en Londres. Ahora observamos con alegría que un dirigente político israelí, Dichter, que provocó la muerte de 14 civiles, nueve de ellos niños, para matar a un adversario político, ha tenido que desistir de ir a Londres, como ya antes otros ministros de su mismo gobierno, por temor a ser detenido bajo acusación de crímenes de guerra, según permite ahí la ley denunciar por cualquier ciudadano. Pero todavía tenemos en Madrid un diario, supuestamente dirigido a un público democrático, que tiene el valor de calificar a ese siniestro personaje de “víctima” de esa denuncia, en vez de ponerse de parte de las víctimas reales, mortales, de tan terribles y probados crímenes*.

20080318. El Tiíbet, libre.
El principal argumento que esgrimen quienes todavía se oponen a un “Tíbet libre” es que la retirada de la China permitiría que cayera de nuevo en un régimen teocrático medieval. Por ello, no sólo en el caso de que continúe la violencia, sino para que esta cese, y se encuentren cauces adecuados para su liberación, el Dalai Lama debiera ya renunciar de modo inequívoco a restaurar un sistema político confesional tras su descolonización –que sólo cínicamente se puede intentar calificar hoy de progresista o marxista- por parte de China.

20080322. Pobre Tiíbet.

                           Entre la espada china y la clerecía budista, ¡pobre Tíbet, ese remoto y casi inaccesible rincón del mundo! Víctima de arcaicos intereses ideológicos de ciertos fanáticos marxistas o budistas, frontera entre intereses geopolíticos y económicos directos o indirectos de las dos máximas potencias actuales del planeta, pocos son quienes quieren un Tíbet realmente libre de ambos bandos, que se empeñan en “liberarlo” del otro para esclavizarlo en provecho propio.

20080326. Reacción ante China.

                          Es obvio, tanto en el Tíbet como en otros temas, que China está pasando olímpicamente de los compromisos explícitos e implícitos que asumió al organizar los Juegos, y nos chantajea con su proximidad temporal, y con su creciente poderío económico. También es verdad que una reacción demasiado fuerte sería contraproducente para ambas partes. Pero ignorar los hechos, además de traicionar a nuestros principios y valores, y al mismo espíritu olímpico, perjudicaría a la larga mucho a todos nuestros intereses, incluso económicos. Me parece adecuada, pues, la posición francesa de  dosificar la respuesta en función del comportamiento del Gobierno chino, considerando el boicot a los  Juegos sólo como una última opción, y barajando, según las circunstancias, la posibilidad de boicotear su inauguración, o rebajar el rango de la representación gubernamental.

20080401. Manifestación contra China.

                                 Por fin, un primer y valioso record olímpico en la sección más honrosa: la defensa de los seres humanos. Con ocasión de las protestas mundiales por la situación en el Tibet hemos presenciado por vez primera en España protestas colectivas ante la embajada China, no sólo ante la de Estados Unidos, reclamando contra su invasión y colonialismo, su apoyo a la represión, su menosprecio de los derechos humanos más elementales, su vergonzosa aplicación masiva de la pena de muerte. Fallos gravísimos también de ese otro sistema, con no menos claras repercusiones a escala internacional, que debieran haber provocado otra reacción similar  desde hace mucho tiempo.

                                  Sin embargo, la izquierda, por presuntas afinidades ideológicas (de las que cada vez más tendría que avergonzarse, en vez de reivindicar), y la derecha y el egoísmo colectivo, por intereses económicos o despreocupada inhumanidad, no habían salido a la calle para escenificar su denuncia hasta el presente.  No cabe sino felicitarse y desear que se repitan y crezcan también ahí esas protestas, dado que el régimen chino parece estar tan lejos aún de entender esas presiones y enderezar su rumbo hacia una convivencia interna e internacional digna de ese nombre.

20080415. Racismo contra el Tiíbet.

                          No cabe actitud más inhumana, basada en un profundísimo racismo, que el  “resignarse” a la tiranía colonialista de China sobre el Tibet, afirmando que de lo contrario éste caería de nuevo en manos de unos lamas feudales, teledirigidos por los Estados Unidos. No contentos con no mover un dedo en favor de la verdadera liberación de ese pueblo, ciertos presuntos intelectuales de izquierda intentan justificar su inoperancia y cobardía al respecto calificando de pro feudales a cuantos nos manifestamos por su libertad. Si no somos más, y en medios manipulados figuran casi exclusivamente en las protestas los partidarios del lamanismo, esto se debe en parte a su vergonzosa labor de desactivación de la lucha por los derechos humanos de ese pueblo, como antes apoyaron la opresión de otros países por la “progresista” Unión Soviética, con la misma excusa de que si no inevitablemente caerían en manos de la “reacción”.

20080510. Infamia en Birmania.

                            Traicionando una vez más a su propia patria, los militares golpistas birmanos siguen asesinando masivamente, por acción y por omisión, a su mismo pueblo, creando un capítulo nuevo en la crónica de los crímenes contra la humanidad, en la historia universal de la infamia. Enfrentándose a ese Gobierno totalmente ilegítimo, la comunidad internacional, como ya alientan Francia y Estados Unidos, debe auxiliar a las víctimas de ese desastre tan poco “natural”, en gran parte evitable, y a las víctimas desde hace decenios de ese de ese yugo literalmente mortal, casi todos los birmanos. Gobiernos y pueblos también hemos de presionar eficazmente a aquellos pocos países y multinacionales, como China y la petrolera TOTAL, cuyo culpable apoyo permite que sigan cometiendo sus crímenes esos inhumanos genocidas de sus propios conciudadanos.

20080511. Pasividad indecente.

                              ¿De verdad que ninguna organización ideológica ni ninguna ONG –aparte de algunas míseras, indignas limosnas- va a hacer ningún acto realmente significativo, ni siquiera el de manifestarse ante la representación de la “amiga” China, principal sostenedora de la genocida Junta militar birmana? ¿No se les cae la cara de vergüenza?

20080513. Birmania y el mundo.

                                 La solidaridad mundial ante el terremoto en China hará comprender a su pueblo que no existe prevención contra él, sino contra unos dirigentes que, en circunstancias tan recientes y parecidas como el desastre en Birmania, no han presionado como podrían a la Junta Militar birmana para que auxiliara a su propia gente y dejara entrar la ayuda exterior. Son los malos gobiernos los que se oponen, hasta extremos tan inhumanos, a aliviar el sufrimiento de su gente, y a que pueda manifestarse la natural solidaridad entre los pueblos.

20080523. Los Beatles, rabo del perro.

                                       En ciencia política es clásica la anécdota del griego Alcibíades que cortó el rabo a su perro y, ante la pregunta de un amigo, le confesó que era para que le criticaran por ello, y no por su gestión en el gobierno. Ahora vemos que Israel pide perdón a bombo y platillo a los Beatles por no haberles dejado actuar hace 43 años, para distraer a la opinión pública mundial de su última barbarie. Porque en estos días, contra todas las convenciones de Ginebra, ha cortado víveres y hasta electricidad a los palestinos de Gaza, provocando muertes en los hospitales y un éxodo de centenares de miles de ellos a Egipto para conseguir víveres, y la presión para que dimita Olmert, tras el informe sobre la también desastrosa última guerra de invasión israelí  al Líbano. ¿Hasta cuando permitiremos ese largo y deliberado exterminio, que tanto daño nos ha hecho ya a todos nosotros, y cualquier día puede desencadenar una catástrofe planetaria?

20080605. Ejemplar de Nepal.

                          Hoy es un gran día. Por fin en un país, que muchos consideraban folklórico y tradicionalista, se ha instaurado con orden y festejos una república, y explícitamente laica. Me refiero, por supuesto, a Nepal. Todo un ejemplo para algunos.

20080802. Eclipse chino.
                              Nada más “claro” ni simbólico que este eclipse total en China ante la abertura de unos Juegos Olímpicos que no hacen sino poner de manifiesto, e incluso agravar, contra las promesas de rectificación del Gobierno chino, sombrío estado de los derechos humanos de sus habitantes, e incluso la destrucción de su medio ambiente. Nada más contrario al espíritu de los Juegos Olímpicos que la complicidad que con esa desastrosa situación muestran, en mayor o menor, pero siempre en alto grado, los políticos y deportistas que van a China a practicar el juego sucio de confirmar tal situación. No resuelta, su desastrosa situación, más temprano que tarde, repercutirá con fuerza también contra todos nosotros, como ocurrió con los Juego Olímpicos de la Alemania nazi, con los que con tanta razón se les viene comparando.

20080814. Cortan el rabo del perro chino.


                          El truco es tan bueno, tan clásico, que lo empleó ya en Atenas Alcibíades, cortando el rabo a su perro… para que no le criticaran por cosas peores. China acaba de confesar sus “pecados” de poner imágenes pregrabadas al inaugurar los Juegos Olímpicos y simular que cantaba la chica más guapa; así pretende distraernos para que no le critiquemos por cosas realmente graves, como su opresión al Tibet; y esto, a su vez –con ser tan grave- no es sino otra especie de rabo cortado en relación a carencia de derechos humanos fundamentales que padecen cien veces más seres humanos que los tibetanos en la misma China. No nos dejemos engañar como chinos sobre donde siguen estando los verdaderos problemas de ese país y, por su evolución interna y la globalización, cada vez más los del mundo entero.

20081204. Afroamericanos y judíos.

                            Son apasionantes historias cruzadas, máxime en este mundo que nuevas migraciones de distinto tipo están creando grandes minorías en casi todo el mundo. La rebelión afroamericana del “verano caliente” de 1967 hacía entonces más plausible la idea de algunos de sus líderes, – una vez fracasada la “vuelta a África” de Liberia e intentos similares-, de concentrarse en algún o algunos de los Estados del Sur. La posterior evolución, que en cierto modo ha culminado en Obama, ha sido, por el contrario, un triunfo patente de la integración.

                                El camino judío en ese periodo ha sido el inverso. Es poco conocido que el fundador del sionismo, el judío austriaco Herzl propugnó durante un primer periodo la integración, incluido del bautismo de todos los judíos; pero desengañado por el “affaire Dreyfus”, escribió “El Estado judío”, que acabó encarnado en el Estado de Israel. Parecía que la primera generación de jóvenes israelitas iba a convertir a Israel en un pueblo ideológicamente plural, al estilo occidental. Sin embargo, una serie de circunstancias, como ciertos inmigrantes y la incesante guerra, favorecieron el predominio de los ultraortodoxos, que le han impulsado a ser un Estado teocrático, agravando los problemas de la zona. Sin duda, esa minoría judía pudo imponerse por ser más rica, preparada y poderosamente apoyada desde el exterior, al contrario de la minoría afroamericana; pero no sería imposible que una cambiante presión exterior, como en Suráfrica, así como una mayor experiencia y madurez, llevara a Israel a cambiar su actitud política, y conseguir a la larga  un mayor equilibrio político, económico y social entre todos sus habitantes.

20090104. Derecho de defensa.

                             Contaba desde España el inca Garcilaso, en su –por esto también- tan reputada Historia- que el rey inca fue y cercó una lejana ciudad; él, tan bueno,  no quería pelear, pero ante la actitud hostil de sus habitantes, no tuvo más remedio que hacerlo.

                              Ahora también hay quienes desde España defienden el derecho de Israel, después de haber sitiado durante largos años, incluso con un muro de cemento, la ciudad de Gaza, a atacarla, causando más de 400 víctimas en siete días, “por su propia seguridad”, para protegerse de los lanzamientos de cohetes de los sitiados, que han causado veinte (20) víctimas en siete años. Una vez más, las razones del lobo.

20090106. Sendero de guerra.


                              Es de sentido común, y bueno que se lo haya recordado a los israelíes Zapatero: “Este no es el camino que os llevará a la paz”. Pero los israelíes no son tontos, y lo saben de sobra; lo que ocurre es que sus dirigentes integristas lo quieren todo, como el Dios que han hecho a su imagen y semejanza. Y como saben también que no podrán obtenerlo nunca, no le harán caso, como no han hecho nunca a las innumerables resoluciones de la ONU.

                              No quieren, no, el camino de la paz, sino el sendero de la guerra. Siguen su multimilenaria lucha de pueblo nómada conquistador del mundo, en una destructora y autodestructiva utopía religiosa, que no podrá acabar sino en una nueva derrota y dispersión de sus talibanes. Así sucedió, con su destierro en Babilonia, en Egipto, y en el mundo entero… Y se repetirá una vez más la historia, si triunfan del todo, sobre los sionistas moderados, deseosos de crear un estado normal, laico, de convivencia, los integristas que reinciden una vez más en el más crudo estado teocrático y genocida por mandato divino del Antiguo Testamento, incompatible en todo punto con la democracia y la pacífica convivencia entre las naciones.

20090108. Las razones pro israelíes.

                                                           Yo comprendo muy bien las razones de un pro israelí. Se queja de que unas doscientas personas que, tras una gran concentración contra el ataque a Gaza, fueron a protestar a la embajada de Israel, “colapsaran Madrid” (¡!).  Y para reforzar su queja, aprovecha la clara inoperancia de los sindicatos en la crisis para criticar que estuvieran en la concentración previa. Yo comprendo muy bien sus razones en pro del genocidio israelí: no tiene otros argumentos más válidos que esos.

20090115. Israel, herencia ilegítima.

     Cuando los españoles se proclamaban dueños legítimos de la tierra americana en virtud de la partición del mundo que había hecho el papa en dos mitades, dando la otra a Portugal, les replicó indignado un jefe indio americano que quién era aquel señor que osaba repartir lo que no era suyo.

       Siglos después, una parecida legitimidad dio a los judíos una parte del imperio colonial occidental, con el argumento decisivo ya empleado por el cardenal Cisneros, mientras señalaba a sus cañones, a quienes cuestionaban su legitimidad: “Estos son mis poderes”.

        Muchos fuimos los que callamos durante mucho tiempo, con la ilusión de que aquel desafuero serviría para acabar con otro mayor, convirtiendo a los judíos en un pueblo sedentario, pacífico, laico. Pero, a pesar de   loables intentos, ha triunfado en Israel la línea más primitiva y tradicional, de un pueblo intolerante hasta el genocidio de sus vecinos, que predomina en cada página de la Biblia. El remedio ha sido peor que la enfermedad. Sólo un tan duro como necesario reconocimiento de haber creado y apoyado a un Estado teocrático y racista puede resolver al gravísimo problema mundial que, creyendo maquiavélicamente actuar bien, ha creado en su agonía el colonialismo occidental.

20090121. Ni media película.


                           Eso no es una opinión, sino, o demasiada ignorancia, por quien no ha visto ni media película, o pura tergiversación. En una carta un señor justifica la agresión israelí como defensa a los misiles lanzados desde Gaza. “Olvida” el principio del film: que, tras apoderarse -con métodos tan terroristas como bombas en mercados palestinos, que luego imitarían  otros- de gran parte del país, con la complicidad de algunos países colonialistas que aún le sostienen, Israel ha sitiado por el hambre y miseria durante muchos años Gaza, incluso con muros de cemento, contra todas las resoluciones de las Naciones Unidas. Y que si todos los misiles de los sitiados han matado, en siete años, a veinte  israelíes, el final de la película, por ahora, es que los israelíes, en pocos días, han matado a 1.300 palestinos.

                         No es ni el “ojo por ojo”, sino-como acaba de denunciar el mismo director de las Naciones Unidas- una incalificable carnicería, una guerra racista de exterminio por parte de las tribus de Israel, que siguen considerándose el pueblo elegido por un Yahvé que, ya en la Biblia, les ordenó eliminar incluso a las mujeres y los niños de los demás pueblos, para  apoderarse  de toda la “Tierra Prometida”, Palestina.

20090123. Sangrienta contradicción de ZP.

                         ¡Qué difícil es resolver un conflicto en el que se enfrentan tan feroces intereses económicos y religiosos! El Gobierno español, por ejemplo, siguiendo el clamor ciudadano y el de la comunidad internacional, pidió que se detuviera la agresión a Gaza y participó en una gran manifestación por la paz… en la que se encontró con quienes le reprochaban que hasta vendiera armas a Israel. Por su parte, el embajador israelí le reprochó también, pública y oficialmente, su “doble moral” de declararse aliado de Israel y manifestarse en su contra.

                         Contradicciones por todos lados que el Gobierno intenta a veces disfrazar de “equidistancia”. El resultado no pudo ser más claro: el Gobierno intentó reducir la siguiente gran manifestación prevista para el 17 de enero en Madrid a una velada para llorar por las víctimas… de las armas que él vendía, como le reprocharon de nuevo los asistentes al acto, yendo después masivamente a protestar contra el Ministerio de Asuntos Exteriores. No se puede tapar el cielo con la mano, aunque sí tapar la boca de un diario capitalino, destituyendo fulminantemente en esos días a un director que no censuraba los datos relativos a esa, literalmente sangrienta, contradicción gubernamental, tal y como denunciaban otras pancartas el mismo 17 de enero.

20090508. China lucha por el empleo.
                            Tres cuartas partes de las penas de muerte ejecutadas en el mundo el año pasado fueron en China. Ahora, para mejorar aún más la oferta de empleo, las autoridades de la provincia de Hubei han inventado otro método, menos rápido, pero mucho más eficaz, y que no tiene aún tan mala fama como las ejecuciones: el obligar a los funcionarios a consumir 230.000 paquetes de cigarrillos de producción local. Así, la milenaria sabiduría china adapta su clásica “muerte de las mil sonrisas”, al neocapitalista “consume hasta morir”.

20090518. Palestinos insolidarios.

                                                 Para conmemorar el 61 aniversario de su “Desastre”, los palestinos de Madrid convocaron una manifestación para el mismo día y hora que, desde octubre pasado, se celebraba una manifestación europea de apoyo a los inmigrantes, que en España son millones, y de los que ellos forman parte. En nombre de una solidaridad que piden para sí, hubiera sido mejor rectificar, como se les pidió, para no agravar su desastre, y el de muchos otros oprimidos y necesitados.  Y parte de la culpa la tenemos quienes hemos apoyado a lo largo de muchos años su causa con esfuerzos que debieran haber sido empleados en gran parte en favor de otros pueblos, en África y otros continentes, tanto o más necesitados y con no menos méritos que el palestino, fomentando así el que se crea con todos los derechos y menosprecie sus deberes para con los demás.

20090521. Malos amigos incondicionales.

                                        Todos cometemos errores; lo peor es perseverar en ellos. Y nadie nos induce más a errar que los amigos “incondicionales”, que no se atreven a señalárnoslos, o incluso los aplauden “por amistad”. Durante décadas creí ser un verdadero amigo del pueblo palestino, cuando en realidad lo era sólo de sus dirigentes, a los que apoyaba incluso cuando empleaban vías cada vez más desviadas de la justicia y eficacia, que han llevado a perpetuar y agravar sus males, pasando así gradualmente de ser su amigo a ser su cómplice.

                                       En efecto: nunca habría podido Israel conseguir los apoyos  que tiene para mantener su opresión si no hubiera podido presentarse como víctima de fanáticos terroristas que no dudaban en asesinar masivamente a civiles y enfrentarse a muerte contra otros grupos palestinos. Por ética, y por eficacia en la lucha por la justicia, hay que renunciar a un cómodo y cobarde apoyo incondicional  unos dirigentes y a una bandera, y exigirles siempre a todos el respeto, ese sí, incondicional, a todos los derechos humanos.

20090529. Dan asco.

                           Dan asco. Y lo grave no es decirlo, sino que ellos no tengan la mínima vergüenza necesaria para rectificar. Cuelan un mosquito y se tragan un camello. La Compañía Telefónica de Israel venderá unas tarjetas telefónicas “puras” que bloquearán los números “indecentes”. Pero esos “puros” no encuentran indecente encerrar con altísimos muros (esos, sí, de lamentaciones), hambrear y matar a tantos niños palestinos en Gaza y otros lugares; al contrario, consideran un hecho meritorio, para establecer una “Tierra Santa”, “pura”.

                         También aquí hay quienes han hecho una “Cruzada” para eliminar en nombre de Dios incluso a pacíficos disidentes de sus creencias, y aún setenta años después se niegan a proporcionar una sepultura decente a sus restos, todo ello con el silencio o incluso la entusiasta bendición de unos fariseos disfrazados de cristianos; incluso esos hipócritas “manos limpias” persiguen al juez que de alguna manera indirecta, ya que no lo hacen quienes y como se debe, pretende remediar esa situación.

20090615. Por el bien de Irán.

                                Los amigos del pueblo iraní y de la paz entre los pueblos deseamos que el conjunto de sus ciudadanos y ciudadanas pueda decidir sus destinos con plenas garantías de libertad. Quien en nombre de una ideología política o religiosa esclaviza a sus compatriotas pone de manifiesto que él mismo no cree en sus cacareados “principios”, que considera incapaces de convencer a los demás, y que utiliza como capa tras la que esconder sus ambiciones personales y vencer traicioneramente a los demás.

20090618. Irresponsabilidad ante Irán.

                             Pocas cosas pueden agravar aún mucho más el conflicto de Oriente Medio o, por el contrario, facilitar su solución, que una mala o buena salida a la actual crisis interna iraní tras las elecciones. Resulta, pues, muy lamentable la falta de reflejos en España de muchos profesionales y organizaciones especializadas en la región, que tardan en posicionarse y movilizarse adecuadamente en estos días de máxima tensión, que puede desembocar, y más si no se reacciona internacionalmente apoyando pronto y con decisión una salida que respete a todos los iraníes, un pésimo desenlace para ese gran país  y para el mundo entero.

20090621. Irán y España.

                           La Agencia de noticias exageraba al titular: “Manifestaciones por la libertad en Irán por todo el mundo”. Es cierto que las ha habido en distintas partes de Estados Unidos, de Europa, e incluso en el Japón. Pero no en España.  ¿O es que estamos en otro mundo, o que nos interesa menos la libertad ajena, o que ni siquiera nos damos cuenta de que su libertad contribuye a garantizar la nuestra?

20090622. Fraude en Irán.

                            Las especiales condiciones de Irán hacían difícil comprobar, excepto por plausibles conjeturas, la razón que asistía a quienes reclamaban nuevas elecciones. Pero ahora, por la presión interna e internacional, fuentes oficiales han reconocido que al menos en cincuenta  (50) ciudades hay más sufragios que votantes censados, lo que invalida millones de votos. ¿Qué legitimidad puede tener una “victoria” tan fraudulenta? La paz interna, regional y mundial nos obliga a todos a exigir, con la energía que supone tan masivo ataque a la población iraní, una nueva consulta, que sea legítimamente democrática, con observadores imparciales.

20090707. Ante el llamado “Tiananmen musulmán”.

                  He estado hablando con varios amigos, tanto de Paz Ahora como de otros grupos, de lo ocurrido en la región China de Xinjiang. Los más de 150 muertos y 1.5000 detenidos nos parece que exigen, mucho más que en casos menos graves, una respuesta a favor de los derechos humanos en Madrid, tanto más cuanto las últimas noticias indican un agravamiento de la situación. Recordemos las concentraciones ante la embajada china con motivo del Tíbet. Que no se diga que se pueden reunir 80.000 personas sólo para ver la cara de Ronaldo, y no podemos encontrar unos militantes estos mismos días para dar la cara por tan grave violación de los derechos humanos.

20090707. China contradictoria.

                               China se enorgullece con razón de ser una de las más antiguas civilizaciones del mundo. Pero ello no sirve sino para mostrar la hondura de su actual degeneración, el carácter bárbaro de un régimen tan inhumano que condena oficialmente a la pena de muerte a sus propios súbditos más que en todo el resto del mundo junto, y que es capaz de asesinar masivamente a sus propios estudiantes en su capital. También, en perversa coherencia, ese régimen aplasta sangrientamente a sus minorías, ya sea en el Tíbet, ya sea ahora en Xinjiang.

                              ¿Cómo pueden esperar los dirigentes  de Pekín que confíen en su régimen los habitantes del resto del mundo, justamente temerosos ante esos trágicos ejemplos de caer un día bajo su influencia, hoy tan incivilizada e inhumana?

20090709. McNamara, Vietnam e Irak.

                                         Acaba de morir el Secretario de Defensa de los EE UU que más tiempo estuvo en ese cargo clave, y fue protagonista de la por él llamada “la guerra de McNamara”, la de Vietnam, que agravó la ruinosa militarización del país contra la que advirtiera Eisenhower, dividió a su opinión pública y le desprestigió a escala mundial; desastres que la posterior guerra de Irak llevaría a extremos antes difíciles incluso de imaginar.  De ahí que causara un enorme impacto el posterior reconocimiento por McNamara del enorme error cometido al entrar en aquel conflicto; impacto que ha sido comparado al que causaría un papa que reconociera el error de Roma al provocar  alguno de los grandes cismas que ha debilitado la cristiandad, siendo ese mismo papa el culpable, y no otro papa muerto siglos antes. Esperemos que Obama, su equipo, y la ayuda de cuantos puedan colaborar a esta gigantesca tarea, pueda reenderezar el rumbo de EE UU y de la paz mundial.

20090710. El Sangrante Imperio.

                                    Un agudo periodista ha subrayado la radical diferencia de comportamiento de los más relevantes políticos, que dieron todos detalladas opiniones sobre como debería solucionar su crisis Honduras, pero callaron ante la crisis china, a pesar de que estaban reunidos con su presidente en Italia cuando éste la tuvo que abandonar esa ese motivo, proclamando encima Hu Jintao ahí que iba a matar a los responsables del conflicto, barbaridad que ningún otro político se atreve hace tiempo a decir.

                                   Mucho más que el tristemente clásico y descarado golpe de estado en Honduras, la cobardía de los políticos ante China, -que va desde el silencio cómplice hasta el activo servilismo de declarar su conflicto una “cuestión interna”- constituye hoy día la principal amenaza a los derechos humanos en el mundo. Hay que decir bien claro que convertir el Celeste Imperio en el nuevo Sangrante Imperio es la peor traición a la multimilenaria cultura china, ya que, hoy más que nunca, como proclamaba una de las pancartas en una manifestación ante la embajada china en Madrid, “las grandes civilizaciones respetan los derechos humanos”.

20090716. Manifestarse en China.
                           Leo en ABC una carta que critica a los artistas que ahora no se manifiestan contra los muertos por la represión ante la embajada china. Yo coincido con la autora de la carta en que hay motivos para manifestarse, e invito a quienes piensen así que lo hagan. De hecho, leo asimismo en la prensa que ya han comenzado esas muestras humanitarias de rechazo, con pancartas tales como: “Las grandes civilizaciones respetan los derechos humanos”.

20090926. Auge de los integrismos.

                            Leo en el periódico que Yasmina Khadra denuncia lo evidente: que la cobardía occidental ante un Estado teocrático agresivo como Israel da fuerzas al extremismo islamista. Aquí mismo y ahora, el Parlamento español no ha tenido valor para condenar la falsificación de los datos científicos hasta el punto de afirmar que el preservativo no frena la epidemia de SIDA, hecha por un integrista tan notorio como Ratzinger. El representante del PSOE se ha atrevido incluso a decir que “el Parlamento no está para eso”. Si el Parlamento no está para defender nuestra salud de epidemias mortales ¿para qué está? ¿para discutir qué parlamentario está más corrupto, y eso no para quitar la corrupción, sino para ocupar su puesto?

                           Con razón, pues, ante tanta cobardía, los talibanes de aquí se crecen, y en vez de dar las gracias por no ser juzgados, se acaban de atrever a reprochar a esos acoquinados parlamentarios el que se hayan planteado siquiera la posibilidad de hacerlo, atreviéndose así a dictar los obispos qué es lo que los representantes del pueblo pueden o no tratar.

20091222. Antisemitismo o antigenocio.

                                          La señora Pilar Rahola ha dado una conferencia en el Foro Global para Combatir el Antisemitismo, en Jerusalén. También nos ha regalado un artículo en España. Como buena –mala- política, ha hablado en él de todo, menos lo importante: que el resto del mundo no está loco o es malvado al oponerse a Israel, y que quienes fundamentalmente deben trabajar para que desaparezca el antisemitismo son los propios judíos; y más los sionistas; y en particular, los israelíes, cuyo genocidio contra el pueblo palestino, como hace tan poco en Gaza, ha sido condenado oficialmente por las Naciones Unidas, cuyas resoluciones a favor de los derechos humanos Israel jamás cumple. Más aun, daña, y mucho, el orden, la justicia y la paz mundial de muy diversas maneras, como recientemente en España, al conseguir que se elimine la práctica de la justicia universal, que obviamente condenaba esa nueva práctica genocida israelí. En realidad, el que ese pretendido “antisemitismo” que denuncia aquí su cómplice Rahola no es sino la lucha por la justicia y la democracia en el mundo.

20090111. Sacrificios humanos.

                          La humanidad, la civilización, es decir, el ser civilizado, humano, avanza muy lentamente. Todavía hay hombres perversos que conciben, a su imagen y semejanza, espantosos fantasmas a los que denominan dioses y en los que proyectan sus más crueles pasiones, ofreciéndoles sacrificios humanos.

                          Israel bíblico combatía los sacrificios humanos de los pueblos vecinos a sus dioses, pero su pacto con Yahvé se fundó en que éste perdonó a Abraham el que le tuviera que sacrificar a su propio hijo… a cambio de que exterminará hasta a las mujeres, niños y animales de los pueblos vecinos, que no le adoraban. Ese sacro genocidio ritual continúa aún, mal encubierto con razones económicas, de seguridad o hasta de unas próximas elecciones, en la sofisticada forma de matar que tienen hoy los israelíes en Gaza.

                         Esto denunciaban algunas pancartas de la gran manifestación de Madrid contra la agresión en Gaza: “Yahvé exige el genocidio”, así como “Israel: Abel, hoy Caín. Brutal Goliat, este David”. Claro que, en la trágica tradición monoteísta de intolerancia, no faltan en otras partes gentes demasiado proclives también a los sacrificios humanos, según recordaba otra pancarta: “¡Guerras, ni santas!”, concluyendo una tercera que: “Con ojo por ojo, todos ciegos (Gandhi)”.

20090118. Tregua criminal.

                            No hay criminal empedernido, por muy feroz y capaz que sea de labrarse una fortuna a cualquier precio, que no debe de vez en cuando descansar para recobrar fuerza y planear nuevas fechorías. A escala colectiva, y desde hace sesenta años, a pesar de las múltiples condenas ineficaces de una débil policía llama ONU, Israel ha demostrado una y otra vez su intención de “heredar” más y más Tierra Prometida (primero por Yahvé, después por Occidente), aunque sea a costa de ir enterrado debajo de ella a sus habitantes que no ha podido aún expulsar, ni ahogándolos económicamente, ni encerrándolos con muros, ni asesinándoles “selectivamente”, como ahora, a más de un millar, en Gaza.  Tras esta última y especialmente sangrienta fechoría de Israel, hora es ya que la sociedad de naciones, dentro o fuera del a ONU, tome por fin las medidas para hacer justicia, y detener esa interminable escalada de crímenes que amenaza cada vez más claramente la paz regional e incluso mundial.

20090129. Víctima de la verdad.

                              La primera víctima en una guerra es la verdad. Un conocido diario de este país, muy ligado a otro estadounidense de capital judío, publicó una carta de alabanza a la manifestación pro Israel, comparándola con la pro palestinos, pero no la versión de la otra parte.

              La primera misiva llegaba a vanagloriarse de que ellos no exhibieron esvásticas, como si la otra fuera favorable a los nazis, y no reprochara a Israel de portarse como ellos. Criticaba que, en una de las muchas y diez veces más concurridas manifestaciones, alguien hubiera exhibido una pistola, callando que los circunstantes le obligaron dejarla, mientras que los pro israelíes habían enviado pistolas y hasta tanques que mataron allí a más de mil personas. Falto de mejor argumento, hacía juicios de intención, diciendo que ellos no se manifestaron como los pro palestinos para “lucir el tipo” o “promocionarse”; vamos, que ellos eran los buenos… para robar y matar en sus casas, invadiéndoles, a tantos palestinos, muy mayoritariamente desarmados e inocentes.

              Esa es la manifestación de lo que pretende J. S. Berenguer ser la “gente civilizada”, considerando, pues, como salvajes, a los que estamos contra la invasión de Palestina -contra todos los mandatos de las NN UU-, la destrucción de hogares, la muerte de tantos civiles, el genocidio, en una palabra.

20090202. Convivencia de ideologías.

                             Sin duda la intención del comentarista de TV1 era buena, – quitar hierro al asunto y pacificar los ánimos- cuando afirmó en Informe Semanal que la controversia entre los autobuses ateos y los creyentes era “un divertimento intelectual”, como los anuncios de refrescos. Pero la convivencia pacífica no se consigue con “distracciones” que ayuden a no pensar en nada importante, manipulando con la televisión o los deportes, por ejemplo, sino aprendiendo a dialogar sobre los temas más serios de la vida.

                              Contra lo que no pocos parecen pensar, el creer o no en una divinidad influye mucho en el modo de juzgar, sentir y actuar de las personas, incluso hoy en España, en que lo suele hacer de forma soterrada e inconsciente y, por eso mismo, más permanente y eficaz. No tanto por el ser o no creyente, sino por las modalidades de sus respectivas visiones del mundo: muy diferente es la fe de san Francisco de Asís respecto a la de los inquisidores; y el ateísmo de Bertrand Russell  del de Stalin.

                           Creyentes o no, la gente honesta se parece y congenia mucho: son unos pocos perversos, ansiosos de poder, quienes absolutizan sus respectivas concepciones, hasta convertirlas en monstruosas teocracias o dictaduras de un grupo presuntamente privilegiado (con Stalin, el proletariado), lo que desemboca en masivos sacrificios humanos.

                           En España no quedan apenas ateos dogmáticos “a lo Stalin”, y no se conoce ninguna asociación importante de ese género; pero sí queda prácticamente intacta la cúpula dirigente de la máxima entidad religiosa que hace 70 años consiguió implantar una teocracia que hay durado cuarenta años, y que repetidamente ha rechazado renegar de su “Cruzada”. De ahí la necesidad que tienen no sólo los ateos democráticos “a lo Russell” y demás personas sin religión –ya el veinte por ciento de los españoles, según las encuestas-, sino todas las personas religiosas de buena fe de frenar ese clericalismo agresivo, teocrático, que estos días no ha tenido ya ni empacho en exigir al Gobierno que elimine toda propaganda, excepto la de su jerarquía, de todo espacio público.

20090413. Víctimas de radiaciones y gases.

                            Rompiendo un tabú nacional, Francia reconoce y va a indemnizar algo a las víctimas de los ensayos nucleares en el Sahara y la Polinesia, en los años setenta. Por vergüenza y dignidad patriótica de verdad, venciendo por fin un inhumano nacionalismo tapa-basuras, tendríamos los españoles que reconocer e indemnizar algo a las víctimas de los gases tóxicos empleados en los años treinta en Marruecos. Con tanta más razón cuanto que los daños fueron aquí directamente procurados por el ejército español, y sirvieron de criminal ejemplo y precedente para algunos crímenes de guerra del franquismo en 1936-1939; y después, en la segunda guerra mundial, por los nazis, que llegaron a utilizan para cometer sus crímenes de guerra la misma fábrica española de gases tóxicos de La Marañosa, a 17 kilómetros al sur de Madrid, que sigue aún hoy con su inhumana y anticonstitucional actividad.

20090602. Derrota de General Motors.

                      “-¿Cuál ha sido el General más importante en los EE UU?”, “-General Motors, profesor”.  No es un chiste, como suele presentarse ese dicho, ya que los generales de sus ejércitos han estado al mando de GM, dentro y fuera del país, para conseguirle las materias primas y contratos más ventajosos. Porque, según la famosa frase programática de sus políticos: “Lo que es bueno para la GM es bueno para los EE UU”.

                          Esta estrategia de incontables abusos políticos y militares, tan contraria a las leyes ortodoxas del mercado que de boquilla decía profesar, ha resultado ruinosa a la larga, y la derrota de GM está ligada a otras derrotas militares, que la venían preparando hace tiempo. ¿Cómo no recordar la profecía de su gran General y Presidente Eisenhower, en su discurso de despedida, contra el contubernio entre la industria armamentística y la política, que ha sembrado la injusticia, la guerra y finalmente la ruina a escala mundial? Ojalá Obama y los suyos tenga la fuerza necesaria para rectificar también aquí a fondo, conforme al programa que trazó en su discurso de investidura presidencial: “El mundo ha cambiado, y nosotros debemos cambiar con él”.

20091214. Guerras, las justas.

                                 Seamos serios. Se puede estar de acuerdo con J. R. Reig en rechazar las razones de Obama, pero jamás en negar, como Reig, contra toda la tradición de expertos en el tema y el sentido común, la posibilidad de una guerra justa, argumentando que produce “muerte y destrucción”. Mucha más muerte y destrucción genera, además de la pérdida de toda dignidad y vida digna de se nombre, no oponerse a monstruos como un Hitler. El pacifismo extremo es el mejor aliado de los dictadores.

20091230. Merecer la paz.

                             Todos nos deseamos estos días la paz. Pero no nos engañemos: hay que trabajarla bien y merecerla, no es un regalo de un Rey Mago, según hemos visto con el rey de Marruecos. Si, como ocurrió con la guerra civil española 1936-1939, el mundo egoísta no trabaja eficazmente para restaurar la paz donde ésta se rompe, esa negligencia puede ser catastrófica para todos, como en 1939-1945.

                              Ojo, pues, porque estos días el mundo se hace el sordo ante el conflicto civil iraní, como hace un año ante el genocidio de Gaza que, lejos de reparar, hemos dejado impune; y en España, peor, hasta el punto de eliminar, por exigencia de un agresivo Israel, nuestro sistema la justicia universal, pilar básico para la paz.

                             La paz no es, no, un regalito de Año Nuevo; querer olvidarlo está saliendo de nuevo muy caro a un mundo que, falto de auténticos luchadores por la paz, ha tenido que dar este año el Nóbel “a crédito” a un ya, digamos, sospechoso Obama.

20100218. Racismo sagrado.

                                  Las autoridades israelíes pretenden de nuevo amordazar incluso en España las protestas contra sus constantes atropellos a los derechos humanos, tantas veces condenados por las Naciones Unidas; hoy intentan incluso eliminar la denuncia de un particular, un artista, en una exposición de ARCO. Lástima que no empleen su extremada sensibilidad en respetar al prójimo, renunciando a una ideología que, desde hace milenios, les ha acostumbrado a creerse el pueblo elegido, con el derecho, e incluso el deber sagrado, de eliminar otros pueblos, asesinando hasta a las mujeres y los niños.

                                  Nosotros no somos, como ellos, racistas religiosos; no nos creemos pueblo elegido; y como sólo luchamos, en defensa propia, contra aquellos alemanes que seguían las doctrinas racistas de Mein Kampf, creyéndose pertenecer en exclusiva a una superior raza aria. Tampoco luchamos contra los judíos, sino sólo contra quienes, como esos, siguen esas doctrinas racistas; droga peligrosísima que, como hace milenios, impide la paz en Oriente y amenaza la del resto del mundo, al ser inoculada a grupos cristianos e islámicos por esos mismos judíos fanáticamente racistas que, en clásica proyección freudiana, nos acusan de racistas a quienes nos defendemos de su agresión.

20100220. Distraído Israel.

                                Curioso Israel. Se preocupa porque en una exposición privada, como ARCO, de un país lejano, como España, se exponga la imagen de un candelabro de siete brazos del que sale una ametralladora, cuando uno podría pensar que estaría preocupado por el revuelo internacional que ha provocado el que sus servicios secretos, con pasaportes de distintos países, haya cometido uno más de sus  tristemente famosos “asesinatos selectivos”; cuando en diversas naciones países se le quiere juzgar su reciente genocidio en Gaza y su sistemático incumplimiento de las resoluciones de las NNUU; cuando cualquiera que haya visitado Israel ha visto a los israelíes armados siempre con ametralladoras, y no con candelabros; y cuando esto se debe a que los israelitas se apoderaron con ametralladoras, y con bombas terroristas en los mercados, de un territorio que ahora intentan incluso ampliar más aún mediante el terror, defendiéndose mientras tanto –pobrecitos- del terrorismo que aprendieron de ellos sus víctimas palestinas. Distraído Israel, que se alarma por lo que cree una paja en nuestro ojo y no quiere ver la viga en el propio ojo. La mejor defensa es el ataque; pero tanto, tanto cinismo resulta ya contraproducente.

20100303. Antisemitismo de verdad.

                                            El Gobierno israelí ha protestado porque dice que se le han enviado desde una escuela de aquí cartas antisemitas. Pero, leyendo su contenido, veo que esas cartas denuncian que los judíos maten a los niños palestinos en Gaza. Está claro, pues, que quienes matan niños semitas, y protestan porque se denuncie esos asesinatos de inocentes, es decir, los antisemitas de verdad, son esos judíos, provenientes –después de milenios de ausencia- de otras regiones del mundo y, por lo tanto, difícilmente más semitas que los nativos palestinos.

20100311. Falsas condenas a Israel.

                                               ¿Cómo pueden tener el valor las NN UU, la UE y EE UU, de decir que “condenan” los 1.600 nuevos asentamientos judíos en los territorios palestinos ilegalmente ocupados? ¿Acaso no sabe todo el mundo que Israel, desde siempre, ha hecho caso omiso de esas “condenas”, que no son ni críticas serias, sino vanos intentos de engañar al mundo? España misma ¿no vende armas a Israel, colaborando así positivamente a la opresión y asesinatos –masivos, como en Gaza, no sólo “selectivos” – de los palestinos? En vano nos quejaremos, pues, del auge del terrorismo que todo eso provoca en los países islámicos, y de que mueran cada vez más allí las “fuerzas pacificadoras” que enviamos, incluidos soldados y civiles españoles, así como del peligro de un conflicto generalizado.

20100406. Abusos tolerados de Israel.

Israel intenta liberar a un delincuente de sus servicios secretos, capturado cuando usaba un falso pasaporte español; como hace poco otros falsificó pasaportes británicos para asesinar a un opositor. Ese es el resultado de la vergonzosa política de nuestros países, que le ha hecho creer a Israel  que goza de tiene impunidad para cometer los mayores crímenes.

Así hemos visto en pocos meses lo que no sucedió ni en los peores momentos de la era Bush: que la presión de Israel ha doblegado a nuestro Gobierno, hasta el increíble punto de hacerle renunciar oficialmente a la Justicia universal (como si hubiera otra), y que el gobierno israelí haya tenido  el descaro de protestar  porque desde escuelas españolas se envíen postales reclamando la paz en Gaza; fría y despiadada matanza de la que España tiene doble responsabilidad:  por su debilidad en condenar la agresión israelí y por su venta ilegal de armas a ese Gobierno, cuya doblez llega al extremo farisaico de ser más racista que el antiguo de Suráfrica… y eso en nombre del antirracismo.

20100720. Descaro de muchos.

                               Coincido con la señora Zubáles en que hay muchos descarados, lo que no negaba el señor Ibáñez. Pero el que se den otros crímenes menores otros crímenes abominables, pero muchos en la India o Kirguistán (recordemos los más de mil muertos en Gaza) no justifica lo que comete Israel, que encima protesta aquí –como no hacen otros- contra quien los denuncia; de modo oficial, o por personas muy particulares como esa señora, cuyo único argumento, el de intentar echar tinta por todos lados como el calamar, no hace sino confirmar la denuncia que hace el señor Ibáñez. La libertad de expresión de Estrella Digital permite que conozcamos mejor las razones y sinrazones de unos y otros.

20101009. Preocuparse más por China.

                         España, encerrada por tantos siglos a casi todo el mundo, excepto América, todavía no parece calibrar la importancia mundial de China, India o África; de modo que Gobierno y ONGs se preocupan y esfuerzan desproporcionadamente más por problemas de grupos humanos cien y hasta mil veces menores, lo que no puede justificarse, por más estrechos históricos que existan con ellos. Apenas tarde y a desgana el Gobierno español se ha sumado a la petición generalizada de libertad para el premio Nóbel de la paz Liu Xiaobeo, y tímidas protestas empiezan a manifestarse ante la embajada china en Madrid y el Ministerio de Asuntos Exteriores, cuando estamos hablando de los derechos humanos de más de una quinta parte de la humanidad.

20131112. Nos la jugamos en Bangladesh.

                           Estos días los obreros de Bangladesh se han lanzado a la calle para intentar ganarse la vida, que ahora están perdiendo de pura miseria, cuando no se les caen físicamente las fábricas encima, 200 de las cuales han cerrado estos días por las revueltas. Porque su salario es cuatro veces inferior al chino, y reclaman tener uno de 50 dólares… al mes.

                           Aquí, la población, muy “distraída”, cree que el tema no le toca, e incluso los seis millones de parados por haberse “exportado”· así su empleo  compran a precio de saldo unos vestidos hechos allí por esos esclavos del siglo XXI,  que venden aquí  empresarios que, gracias a esos salarios de hambre allí, poseen las mayores fortunas de España. Y hasta la izquierda del “internacionalismo proletario”, que se manifiesta con frecuencia por tres minúsculos pueblos de de Asia, África y América,  nunca lo hace por los obreros de los grandes países de esos continentes, donde se decide también nuestro futuro, porque eso  dañaría intereses cercanos que no se atreven a molestar. Bastantes preocupaciones tenemos ya con lo que nos jugamos internacionalmente con Nadal, Alonso o  el próximo partido de fútbol de “la Roja”… con la Guinea Ecuatorial de “nuestro” miserable dictador Obiang, contra quien tampoco recuerdo que se hayan manifestado nunca.