Sexualidad – 2018

20180730 Feroz puritanismo.

                                    En teoría, todos reconocen hoy que “sexo es salud” e incluso alarga la vida. De ahí que la madre de un discapacitado, concejala de Pinto, defendió hace poco la necesidad de trabajadoras del sexo para discapacitados o feos. Podría haber añadido para las mucho más numerosas personas que, por su edad, aislamiento, etcétera, las necesiten; porque de trabajadores del sexo, que es lo mismo, ni se habla. Como también se “olvida” que la Iglesia católica consideró durante mucho tiempo necesario y promovió mucho este servicio.

                                   El resultado de su humanitaria demanda es que no sólo tuvo que pedir disculpas, sino que ahora los concejales de Pinto, “incluso siendo de izquierda”, la han reprobado. Esos puritanos son los mismos que protestan poco o nada cuando otros “venden” sus cuerpos en trabajos mucho más agotadores y miran con envidia si lo hacen por mucho dinero, como los futbolistas que “venden” los clubs.  Son también los dualistas que hablan de partes altas y bajas, nobles y vergonzosas, peor no se escandalizan ante las y los muchísimos más que venden de verdad su inteligencia y sentimientos, vendiéndolos a empresas nocivas para la sociedad.

20180706 La homosexualidad protege a la especie.

                          El ex ministro del PP Fernández Díaz sostiene que “El matrimonio homosexual no garantiza la pervivencia de la especie”. Sí, se trata de la misma eminencia que afirma tener a su servicio un ángel, Marcelo, que le ayuda hasta para encontrar dónde aparcar. La realidad científica es que, en caso de superpoblación, lo natural, lo que ocurre en todas las especies, es exactamente lo contrario: para aliviar sus crisis aumenta la homosexualidad, como también las muertes por guerras, hambrunas y otros medios brutales de disminuir la población, que algunos prefieren incluso a la anticoncepción, como otra insigne ministra del PP, Tocino.

                           En una España con más población que nunca, un paro récord en Europa y que encima consume en medio año lo que produce su tierra, el pueblo, sensato, ha limitado como nunca el número de sus hijos y aceptado, en un giro tan rápido como radical, la homosexualidad. En vano predican aumentar la natalidad algunos falsos profetas, pagados por quienes desean seguir bajando los salarios y las pensiones, que, en plena era de la automatización, tienen el descaro de ligar al número de nacidos y no al valor de los salarios, amenazándonos, ya que hoy casi nadie cree en la muerte eterna, con una fantasmal “muerte demográfica”.

20180410 La soledad corporal.

¡Basta ya de tanta hipocresía, de tanta maldad! Vivimos en una sociedad que presume haber superado viejos mitos y tabúes sobre el cuerpo y el placer y exalta el carácter natural y saludable del sexo.  Pero que todavía reserva la palabra corrupción, prostitución, para quienes se dedican a satisfacer ese placer y saludable necesidad, como si los otros trabajos no se eligieran también para ganarse la vida y como si corromper no fuera frecuente en otros trabajos la explotación por otros y corrupción de cuerpos y mentes.

       Esto ocurre en una España que, cifras cantan, un cuarto de los hogares es unipersonales, es decir, sin pareja; y su proporción crecerá un 20%en los próximos 15 años. El 42% de estos solitarios tienen más de 65 años y gran parte del resto no están solos por gusto, sino que tienen dificultades económicas, sociales o físicas para convivir.  Sin embargo, ahora se ha montado un escándalo nacional contra el anuncio de quien ofrecía alojar en su casa a quien le concediera un contacto carnal semanal, una muestra patente más –y por eso mismo, positivamente escandalosa como involuntaria denuncia- de la soledad corporal, el aislamiento físico y mutilación psíquica correspondiente al que esta despiadada sociedad obliga a gran parte de sus miembros y encima los condena o se burla de ellos.

20181023 “Ligue sin problemas”


Vivo en la zona de discotecas de Moncloa. La noche del sábado me sorprendió una larga cola en una de ellas. El gran cartel en su puerta me dio la respuesta: “Ligue sim problemas. Desde las 12, un notario atenderá a las parejas que quieran testificar la seriedad de su libre consentimiento amoroso durante las siguientes 48 horas”.

20180210 “Nos van a quitar la afición”.

                                En los años treinta se proyectaban en los cines madrileños unos documentales contra las enfermedades venéreas. Ante su crudeza, se hizo famosa la protesta de un espectador anónimo: “¡Cómo sigan así, nos van a quitar la afición!”.

                      Una advertencia reequilibradora parecida está surgiendo hoy cuando la sana campaña contra el acoso sexual de algunos ha sido aprovechada indebidamente para propagar los excesos puritanos de ciertas tendencias feministas   y de un añejo maltusianismo, que todavía busca solucionar el grave problema poblacional recurriendo a una separación de los sexos en una época de anticonceptivos más eficaces, como lo han sido también los antibióticos contra aquellas enfermedades.

20180618 Paternidad, responsable.

                                  Ya somos mayorcitos y no debemos achacar al azar, a la naturaleza, a una cigüeña o a una divinidad ni el número de hijos que tenemos ni tampoco su calidad.                                Sin embargo, el mismo Papa que hace poco afirmaba que no había que tener hijos como conejos -“olvidando” la grave responsabilidad que tiene su Iglesia al oponerse a los anticonceptivos-más eficaces- critica ahora a quienes, en un mundo tan superpoblado que tanto contribuye a arruinar el planeta, como él mismo reconoce, no tengan hijos e intenten suplir su ausencia con animales de compañía.

                                Peor aún, indignado Bergoglio por la pérdida de su influencia social por el extremismo de su organización, tan visible ayer en Irlanda y hoy en Argentina en el problema del aborto, declara asesinos a quienes defienden el aborto terapéutico, igualándolo al infanticidio nazi, cuando la principal causa de los abortos es la falta de esos anticonceptivos a los que él se opone. Tampoco hemos visto que instruya a sus fieles a prevenir malformaciones en los fetos, evitando las embarazadas conductas que los facilitan, como el tabaco y el alcohol. Ese señor y su organización deben hablar y comportarse con mucha más responsabilidad en vez de condenar farisaicamente la conducta de los demás.

20180111 Quemar Interviú.

   En la noche del golpe del 23F la esposa de un amigo mío le sugirió: “-¿Bajamos al garaje y quemamos los Interviú?” Esa anécdota refleja hasta qué punto dicho periódico estaba en el punto de mira del antiguo Régimen, que sus investigaciones políticas y económicas tanto contribuyeron a debilitar. Como también contribuyó a desmontar la fuerte represión sexual franquista sexual y familiar. Todo ello hacía que a veces se guardara en los garajes –lejos de miradas indiscretas de mayores o pequeños- y que se encontraran ejemplares suyos en las papeleras urbanas, dejados por quienes no se atrevían a llevarlo a casas. Pocos medios lucharon tanto por acercarnos al nivel europeo; e incluso algunos de ellos han contribuido después al retroceso que en términos relativos e incluso absolutos hoy padecemos en esos campos y ha contribuido a su actual desaparición.

20181202 Todos somos antiabortistas

                        Ha causado un cierto escándalo el que Casado haya dicho que el aborto “es un fracaso”. Por supuesto que es un fracaso, un mal, pero mucho menor, para él y sus familiares, que el acabar trayendo al mundo una persona en circunstancias desfavorables.  Por eso muchos, conscientes de ello y responsables, preferimos que pueda elegir (Pro Choice) la persona más implicada en el tema, la mujer embarazada. No somos “abortistas”, bárbara denominación desconocida en otros países, no pretendemos en modo alguno estimular un supuesto placer sadomasoquista por abortar. Al revés: son los máximos fomentadores reales de los abortos quienes prohíben los métodos para evitar el embarazo no deseado que los induce; esos sí que son falsos antiabortistas, al fomentar en origen del decidir interrumpir la gestación.

                        Algunos de esos hipócritas antiabortistas se manifiestan con el lema “Aborto igual a caca”. Por supuesto que no nadie hace caca por gusto, sino por necesidad, porque si no reventaríamos. La cruda realidad vuelve así en su contra el razonamiento a quienes que pretenden acusar a los demás, ellos también defecan y abortan, pero a escondidas, como angelitos que presumen ser y defender cuando son fetos, pero mucho menos cuando ya son personas de verdad.