Religión – 2019

20190103 Iglesias y pueblos.

      Como hace poco los laicos (seglares, pero muy religiosos) miembros de la comisión pontificia contra la pederastia, ahora también los dos portavoces laicos del Vaticano (uno, del Opus; otro, de la COPE) han dimitido y por la misma razón: porque no sirven sino de adorno, vamos, de engaño, sin que se les haga caso para nada. Por milésima vez se confirma que se autodenomina Iglesia, es decir, asamblea, lo era de verdad cuando el pueblo cristiano elegía a sus obispos, incluido el de Roma; pero ahora es el papa, “infalible”, el que elige incluso a los obispos, en una perfecta, “sagrada” dictadura, lo más contrario a una asamblea, Iglesia.

        En España tenemos también un ejemplo de esa involución antidemocrática, en dos años y no dos milenios, de otra organización, que empezó siendo unos círculos que elegían a sus jefes, pero en la que ahora el jefe “que siempre tiene la razón”, como otro jefe (duce) romano, quien decide a dedo quienes serán los demás dirigentes e incluso a los jueces de conflictos en su propio partido; curiosamente, ese mandamás supremo se llama Iglesias.

20190702 RESPETEN ESPAÑA.

                             Estaría bueno que el embajador de un país islámico tuviera el descaro de decir a nuestro Gobierno cómo debía tratar la memoria de Abderramán III o de Boabdil.  Mucho peor aun cuando se trata del dictador cuyo yugo hemos soportado no pocos contemporáneos, culpable de la muerte de más españoles -rojos, azules, etc.- que ningún otro. Esa intolerable intromisión no hace sino reflejar la de su Jefe de Estado, que en repetidas y recientes ocasiones ha rechazado venir a España “hasta que se pongan de acuerdo ustedes” y “haya paz”. Él y los suyos son quienes cada momento siembran cizaña, conculcan nuestras leyes, canonizan a quienes de su bando murieron por estar identificados con el partido de los ricos -contra el Evangelio- y de los golpistas, contra, con todos sus defectos, Gobierno legal y democrático, recibiendo por su traición a sus principios un inmenso botín del que todavía disfrutan.

20190424 El Papa y las prostitutas

                               El Papa acaba de asistir a un Via Crucis para «salvar» a las prostitutas. Esto no deja de tener un punto de ingratitud. Porque la Basílica de San Pedro se construyó, más aún que con la venta de indulgencias que provocó la rebelión de Lutero y la división de Europa, gracias al impuesto a las prostitutas romanas que aliviaban a los peregrinos antes de que recibieran la indulgencia plenaria por sus pecados. Claro que entonces eran prostitutas libres. Si ahora muchas no lo son eso se debe al puritanismo impuesto desde la «Santa» Sede (dime de qué presumes y te diré de lo que careces). Antes, incluso desde san Agustín, la Iglesia admitía e incluso propiciaba la prostitución, como la “cloaca” que permitía conservar la pureza de las demás mujeres, vírgenes o casadas. Todo esto merece quizás una reflexión al respecto.

20190518 Los obispos se pelean.


             De nuevo, en poco tiempo, dos obispos españoles se pelean en los tribunales por unas pocas obras de arte de tercera categoría. Jesús dijo que si tu prójimo te pide algo le des aún más; y los cristianos -leemos también en la Biblia- no deben pelear ante el juez. Pero ¿qué aporta eso a los que tienen el valor de presumir de ser los representes verdaderos de Cristo mientras viven como curas, perdón, como obispos en espléndidos palacios mientras muchos cristianos viven en la miseria e incluso son expulsados de su hogar?

             Su corrupción, ese tornarse en ”sal insípida” que ya condenó Jesús, ha sido el pésimo ejemplo que han seguido otros dirigentes en España. Con razón, pues, en una sociedad mejor informada y más respetuosa de los derechos humanos, los obispos suelen figurar en el último lugar de los diez tipos de guías en que confiar que presentan las encuestas; el milagro es que los cristianos de verdad no los hayan expulsado ya, como hizo Jesús con los fariseos y mercaderes del Templo.

20190613 Quien paga la catedral.

       Se ha quemado la Catedral de París. Unas grandes empresas han ofrecido cientos de millones para restaurarla. El “detalle” es que el Gobierno les desgrava el 75 por ciento. Para no hablar del trato de favor que les otorga por su “gesto”. Además de la gran publicidad que consiguen por su “generosidad”. Total, que el que paga de verdad, como siempre, es el pagano, el pueblo, que en su mayoría no pisa jamás una iglesia sino como otro museo.

           En España, dentro de la muy superior excepción anual de tributar a la Iglesia, unos 11.000 millones anuales, está el increíble “impuesto religioso”, que apoyan un tercio de las declaraciones, pero sin añadir un céntimo más: “acepta tu cruz, no te cuesta más”, afirman los obispos. Pero no es un milagro, sino como muchos otros, un descarado timo, un fraude según la neta definición del Código Penal.  Claro que claro que pagan, pero ellos, engañados o tramposos, sólo un tercio de lo que dicen que se dé; los otros dos tercios los tenemos que pagar todos los demás, pues esa cantidad se saca, no hay otro lugar, del conjunto global de los impuestos.  ¿Dónde hay más inocentes, engañados o esquilmados, en Francia o, año tras año, en España?

20191223 El sermón de Leguina.       

                 Haciéndolo cada vez más todo a derechas, Leguina ha subido al púlpito del diario ABC para echar su sermón ultra religioso de Navidad. Recordemos a los jóvenes que el ex presidente de Madrid, gran crítico marxista de Felipe González, terminó apoyándole servilmente en su época más corrupta. Es amigo del alma de Gallardón, el más ultra derechista del PP según su propio padre, que hasta Rajoy tuvo que destituirle por ello. Algo tendrá, pues, que ver Leguina con la perpetuación del poder del PP en Madrid.

                  En este sentido fue también su sermón, basado en el más grosero “confundir” a los cristianos de verdad con los constantinianos, es decir, al Evangelio con la Iglesia servidora de emperadores o reyes hasta nuestros días. Leguina llegó incluso a afirmar que debemos a la Iglesia el amor al prójimo. ¿Será esa la Iglesia que hace quemar o (aún sobreviven testigos) fusilar a los que piensan de otra manera? ¿La de Osoro, del que también se pavoneó Leguina ser amigo en su sermón, quien, trans conseguir el arzobispado de Madrid con currículos falseados, ha tenido que ver hace pocos días una manifestación en su contra de víctimas de desalojo por un fondo buitre al que ese eclesiástico constantiniano ha vendido ilegalmente sus viviendas?

20191216 Osoro, un anticristo en Madrid.

                Un grupo de amenazados de desalojo se ha manifestado ante el Arzobispado de Madrid este domingo, en vísperas del nacimiento en un establo de quien dijo: “Lo que hagáis a uno de estos necesitados, a mí me lo hacéis”. Reclamaban porque en vez de administrar honestamente unas viviendas donadas por una ingenua creyente para ayudarles, el arzobispo las ha vendido de forma “opaca” a un fondo buitre, que ahora quiere desahuciarles.

                 Hay, pues, al mando de la Iglesia de Madrid un traidor al Evangelio, un, literalmente, anticristo más, encarnado en el arzobispo Osoro, que consiguió su puesto, como otros, con varios currículos falsos, aupado por quienes así, documentos en mano, podían manejarlo chantajeándole. ¿Se pueden llamar cristianos a los que apoyan a quienes utilizan esa marca sagrada para cometer impunemente esos delitos? 

20191101 La perversión de los mejores.

       La mayoría de las grandes ONGs tienen su sede en Barcelona. Acabo de hablar con un miembro de su delegación en Madrid. Con la confianza de mis muchos años de cooperación y saberme catalán antiseparatista me confesaba su espanto y dolor. No podía comprender cómo personas que durante tanto tiempo dedicaron su vida a practicar la solidaridad mundial hoy fueran los apóstoles de la esencia política del egoísmo, que ya ha provocado las peores matanzas a escala mundial, el nacionalismo.

         Reflexionando después, no he podido sino confirmar mi acuerdo con sus palabras. “ETA nació en un seminario”. Y el ex jesuita Arzalluz, tanto tiempo dirigente máximo del PNV, ha tenido que confesar ya que pasará a la historia como un malvado, por su complicidad con esos terroristas. La corrupción de los mejores es lo peor.

20191104 La Sede “Santa”.

     Entre los graves acontecimientos en España y el mundo se encuentran los que están sucediendo o se están destapando en el Vaticano. Su misma policía ha tenido que entrar, pistola en mano, como en el lejano Oeste, en su departamento de Hacienda. En realidad, ya hace décadas que la Banca vaticana no cumplía las normas de los bancos europeos, teniendo por fin que suprimir más de cinco mil cuentas conectadas con la Mafia.  Uno de sus directores apareció ahorcado en un puente del Támesis. Otro, el cardenal Marcinkus, así como varios prelados implicados en macro estafas, iba a ser destituido por Juan Pablo I cuando, por eso, murió envenenado, según acaba de confesar uno de sus coautores, A. Raimondi. El cardenal Bertone robó los millones dedicados a un hospital de niños para adquirir un ático regio.  ¿Para qué seguir?

      En el campo moral, la corrupción de la Curia romana, comprada incluso con donativos por los Legionarios de Cristo, es proverbial. Lo mismo ha sucedido de forma masiva y descarada con su defensa a ultranza de los clérigos pedófilos; recordemos lo de Irlanda, EE UU, Chile o después el cardenal Pell. Sin olvidar los suicidios o asesinatos sin aclarar dentro del mismo Vaticano. Si no fuera porque Mussolini lo convirtió, para hacerle su cómplice, el menor Estado independiente del mundo, hace tiempo que el Vaticano habría sido disuelto.

        Cada cual se enorgullece de lo que carece y ese micro Estado macro escandaloso no tiene empacho, para ocultar sus muchos, patentes y variados crímenes, en autoproclamarse todo lo contrario, “Santa Sede”. Manteniendo sus siglas, y ateniéndonos a los hechos, podríamos llamarle mejor la Sede Satánica, si no fuera porque ya casi nadie -en España sólo una de cada cinco personas- creen en ese personaje mítico, cuyo temor es el último sostén de esa máxima estafa del mensaje de Jesús.

20190814 Ascensión, Inmaculada e Infalibilidad, al día.

   Cuando yo estudiaba en Roma, codo a codo con el entonces simple Bergoglio -y no sé quién sacó mejores notas en aquella teología–, aprendimos que era verdad (dogma) de fe que María “subió a los cielos en cuerpo y alma”. Sin embargo, después un papa nos enseñó que el infierno -y por tanto el cielo- no era un lugar, sino “un estado de ánimo” y que, por supuesto, el cuerpo de Nuestra Señora, ni ascendió ni descendió a ninguna parte.

     También entonces defendíamos a muerte, como Madre nuestra, que ella era Inmaculada. Pero después otro papa nos ha dicho que “el pecado original”, hipótesis (antes, dogma) en el que tantos se han apoyado para considerarnos malos de entrada y oprimirnos, es sólo “una opinión teológica”. Más aún, hoy se nos acusa de que los que estábamos en el limbo éramos quienes creíamos que el Limbo existe y que, por lo tanto, no tiene sentido bautizar a los bebés sin su consentimiento y con riesgo de resfriarlos.

     Como no hay dos sin tres, se nos pone en cuestión, de carambola, un tercer dogma, también muy reciente, la infalibilidad pontificia. Porque el hoy Papa y yo estudiamos que el alcance de la infalibilidad se limitaba a los dos dogmas tan maltrechos ya citados. A buen entendedor, pocas palabras bastan.

20190902 El currículo del arzobispo de Madrid.

        En Madrid estábamos acostumbrados a que el arzobispo nos acusara de que “pecábamos demasiado”, así como a sus amenazas apocalípticas a todos los que no fuéramos como (hoy) Vox ultra. Amigo personal de Ratzinger, los ateos le bendecían como su mayor propagandista indirecto. De ahí que sorprendiera el silencio de su sucesor, cuando Rouco subió al paraíso del quinto piso de más de dos millones.

            El hecho es que, al ocupar Osoro el puesto en 2014, unos periodistas indiscretos le preguntaron por su brillante currículo, que le había permitido llegar tan pronto a tan alto cargo. A pesar de torearles, se destapó que sólo tenía un diploma de Magisterio, de modo que hasta el Vaticano tuvo que rectificar sus presuntas Licenciaturas en Pedagogía, Filosofía y Ciencias Exactas por un pobre “siguió estudios” de esas materias. Así que, calladito, está más guapo y mantiene su mal habido puesto. Una vez más, la corrupción de los que deberían ser “la sal de la tierra” ha propiciado la de políticos que falsifican para medrar sus títulos universitarios.

20190819 El infierno ya pasó.

                        A Dios gracias, ya ha pasado el peor infierno que hemos sufrido desde que existen registros, este verano de 2019. Esa larga y feroz tortura nos ha confirmado el que un Ser infinitamente bueno no puede condenar a ese tormento, y para siempre, a nadie.

                         Ya Juan Pablo II dijo que el infierno no era un lugar físico. Y en 2018, Francisco añadió que los que no pueden ser perdonados simplemente desaparecen; de ahí que algunos lo consideren hereje.

                          El dilema está claro: de existir el infierno, Dios sería el ser más cruel y vengativo concebible, como escribe J. M. Castillo, teólogo y amigo de Francisco. Y hoy ya el 60 % de los católicos creen Cristo, pero no en infiernos ni paraísos, como subraya el periodista y expolítico Juan G. Bedoya, a quien debemos estos datos, tan mentalmente refrescantes para muchos, víctimas, al menos en sus primeros y decisivos años, de tantos terroristas ideológicos, más eficaces y dañinos cuanto más creen ellos mismos en ese mito infernal.

20190808 El Papa, la riqueza y la corrupción.

          Decían en un país que todos conocemos que había dos maneras de acabar con la corrupción: La natural sería que bajara un ángel del cielo y los matara. La milagrosa, que ellos se convirtieran y devolvieran el dinero.

           Este Papa acaba de pedir que procuremos tener, como quería Jesús, una Iglesia pobre. No exijamos a Dios un terremoto milagroso que pulverice los diez mil millones que él maneja en o desde el Vaticano. Bastaría que Bergoglio mismo se desprendiera de una parte -por ejemplo, vendiendo algunas obras de arte a otros museos cercanos y dando el dinero a los pobres de verdad- para quedar como un dios, realizar el milagro.

            Quizá recuerde aún Francisco lo que él mismo predicaba no hace mucho: que la riqueza que no se distribuye engendra corrupción. Y no me vengan los fieles de este pobre Papa jesuita y argentino con eso tan manido de que una cosa es predicar y otra dar trigo, por favor.

20190806 Escandalosos, los tres.

                                          Las agencias noticiosas nos informan del pleito entre un obispo y unas monjas por dinero. ¿Quién es el culpable? Jesús dijo que, si tu prójimo te pide algo, le des incluso más; también leemos en la Sagrada Escritura que los cristianos no deben litigar ante el juez. Negro sobre blanco, la culpa es de las dos partes y de quien, teniendo potestad sobre ambos, lo tolera. Son escandalosos, malos cristianos, – a pesar de vivir hipócritamente pretendiendo serlo-, los tres.

20190222 Escandalosa credulidad.

                           Con el tiempo, la Iglesia católica occidental ha movido a sus seguidores a creer en reliquias de la Santa Sábana de Jesús de Turín (del siglo XIII), la leche de la Virgen y las plumas del Espíritu Santo. Tras todo eso, no es extraño que se empeñe todavía hoy en hacernos creer que la homosexualidad y pedofilia de su clero, hasta en las más altas jerarquías, no tiene nada que ver con su prohibición del matrimonio, norma contraria a lo que vemos en el mismo Nuevo Testamento y sigue vigente en la Iglesia católica ortodoxa. ¿Es lo mismo tener fe que tragar ruedas de molino?  ¿Qué esperanza razonable puede caber de resolver esta gran crisis si no se quiere ir a la raíz del problema?

20190630 La Cruzada contra el odio a la fe.

                                  Una vez más, Francisco, que ha vivido en España y la conoce bien, ha pedido un aplauso para catorce “mártires” concepcionistas beatificadas ahora, porque murieron, dice, por puro “odio a la fe”. Es decir, el papa argentino afirma que los representantes de su Iglesia en 1936 eran santos, cumplían con la identificación que Jesús pedía a los suyos con los pobres, hambrientos, perseguidos, etc., o al menos eran neutrales, cuando en realidad estaban, como conjunto, identificados con los ricos, poderosos y explotadores. Una vez más y a estas alturas, no cabe ni mayor justificación de la sanguinaria Cruzada franquista, ni mayor traición al Evangelio, ni más hipócrita justificación de lo que la jerarquía católica era y sigue siendo desde sus palacios, excepciones de impuestos y poder de facto en nuestra débil democracia.

20190422 La santa falsa tradición.

         En un pueblo luterano la santa tradición de siglos era inclinar la cabeza al pasar una esquina de su iglesia. Una investigación sobre el hecho descubrió que, bajo una capa de pintura, había de tiempos de la Reforma, había una imagen de la Virgen María. ¿Podría apoyarse en ello al quien para afirmar que esos luteranos seguían siendo, en el fondo, católicos? 

        En España, en vida nuestra y de modo acelerado, el abandono práctico e incluso ideológico del catolicismo ha sido y es sin procedentes, incluso entre el clero.  Las cifras cantan en Internet. Pero la política manipula la religión desde Constantino, Recaredo y los Reyes Católicos hasta Franco y sus actuales herederos. En vísperas de elecciones no falta, pues, quien pretenda negarlo, acudiendo a la pervivencia de las procesiones de Semana Santa, abarrotadas por el aumento de población y el “interés turístico”, que mantiene incluso espectáculos tan vergonzosos como las corridas de toros o la tomatina. Más respeto a los hechos y a los lectores, señor Ansón.

20190405 Los obispos, en campaña.

    Los obispos han pedido el voto para los partidos que rechazan el aborto y la eutanasia, temas tan importantes sobre los que Jesús (ni Aznar) dijo nada. En cambio, no priorizan, como siempre Jesús, a los pobres; claro que, al revés que Jesús, viven en palacios episcopales. Tampoco insisten en asistir a los emigrantes, a los que padecen persecución por la justicia, etcétera. Vamos, que en palabras y acciones encarnan a la perfección a los sacerdotes vigilantes del Templo, denunciados en cada página del Evangelio, que acabaron matándole. ¿A quién, pues, votar?

20190419 No ha sido Dios; despertaos. 

                       Un año más se repiten en los titulares: “Resignémonos, Dios lo ha querido” y las fotos de nazarenos cariacontecidos, incluso llorando, al no poder sacar sus imágenes a la calle por la lluvia. El agua, bendita para para casi todo, es objeto de su maldición. Sin embargo, una vez más, se atribuyen aquí a Otro los fallos propios. Porque elegir para celebrar sus ritos la luna llena de abril fue la mejor decisión en una sociedad de pastores y agricultores, que en esos días no podían trabajar. Pero es lo más absurdo hoy, cuando no sólo se agua así el merecido descanso de todos, sino que provoca no pocos heridos e incluso muertos, máxime en accidentes de tráfico. Como inteligente fue en su día utilizar el inglés, perdón, el latín, como lengua franca litúrgica, pero muy contraproducente mantenerlo durante más de un milenio cuando ya no lo entendía ni…

20190211 Nombramientos y juramentos.

       Ojo que se acercan unas oleadas den elecciones y, por tanto, de nombramientos, Será difícil mejorarlas, pero no tanto los nombramientos, que tienen hoy algunos aspectos indignantes o desternillantes, según el humor de cada ciudadano y de sus mismos nominados. Limitándonos a estos últimos, hay unos que declaran que van a cumplir con sus deberes, jurándolo sobre una Biblia; el “pequeño detalle“ es que si alguien lee ese libro, se encuentra con la sorpresa de que claramente, prohíbe jurar en dos de sus textos: Mateo, 5, 34 y Santiago, 5, 12.  Por otra parte, el que promete sobre la Constitución lo hace sobre una ley de leyes que prohíbe no menos expresamente todo acto en el que una persona se vea obligada a dar pistas sobre su actitud ante la religión. ¡Con lo fácil que sería que todos por igual prometiera cumplir con su deber ante un símbolo patrio, como la bandera, como ya hacen los militares!

20190420 Políticos nazarenos.

       Una encuesta en Granada, donde cabía esperar lo contrario por su Semana Santa, confirma la creciente madurez de la opinión pública: dos tercios de los ciudadanos reprueban que los políticos vayan de nazarenos. Se ha comentado que no ha debido enterarse de ello Casado, que, con una aún menor maestría, se ha atrevido a procesionar nada menos que en una cofradía… de universitarios. Pero todo vale a algunos cuando se trata de tapar con manto religioso, disputas sobre coloquios o incluso los más groseros insultos que puedan oírse, sus peores mentiras. Como, sobre lo que más preocupa a los ciudadanos, el paro, afirmando que ya está resuelto -es decir, que somos tontos en preocuparnos- cuando las estadísticas revelan que tenemos ahora un récord de contratos temporales y salarios bajos.

20190729 “Si es que van provocando”.

       Un notición me ha hecho recordar la excusa de un obispo español ante la pederastia clerical: “¡Si es que hay niños que van provocando!”. Porque esos mismos jerarcas exigen “respeto” a sus oponentes cuando estos critican, no ya la Biblia, sino las fábulas piadosas que inculcan a sus fieles. Pasemos por altos 63 dedos esparcidos como reliquias de Juan el Bautista, las múltiples gotas de leche de la Virgen María desparramadas en tantas iglesias, los muchísimos sagrados prepucios del Niño Jesús o las divinas plumas y hasta huevos del Espíritu Santo.

       Sólo muy pocas de esas ridiculeces han sido reconocidas como tales y retiradas.  Peor aún, no sólo se mantienen, sino ahora el notición es que el mismo Papa Francisco abre ahora nada menos que un año jubilar para fomentar la fe en que la Casa en que vivieron Jesús, María y José; se dice que cuando invadieron Palestina los mamelucos, fue trasportada por los ángeles a Croacia y después a Loreto.  Ese dogma (es decir, en griego, esa verdad), grande como una casa, ha merecido que Nuestra Señora de Loreto sea proclamada patrona de la aviación, a pesar de tantos y tan trágicos accidentes.  Vamos para atrás, porque hace ya tiempo se descubrió que san Cristóbal, que transportó al Niño Jesús, no era sino un gigante mitológico y el clero lo borró como un chocante patrono de los automovilistas. ¡Si es que van provocando!

20190812 Un montaje que se queda corto.

      Comenté a un amigo que la imagen de un joven Ratzinger oficiando misa y haciendo el saludo nazi parece ser un montaje, aunque también pudiera serlo la foto que la impugna. En todo caso, afirmé ante su pregunta, su mayor crimen -aparte de ese posible sacrilegio para los fieles- es haber hecho mil veces ese saludo nazi mientras, soldado de Hitler, fue cómplice directo de sus horrores y, uniformado aún, fue hecho prisionero.

         Ni siquiera cuando, ya papa, visitó el campo de exterminio de Auschwitz reconoció su crimen, sino que, blasfemo, osó preguntar “dónde estaba Dios entonces” estando él defendiendo a Hitler con las armas. ¿Morirá incluso sin confesarlo y pedir perdón, al igual que otros papas de infausta memoria, lo que en vano intenta tapar Francisco y dar prestigio al cargo que ostenta santificando a la carrera a otros papas recientes con méritos bastante discutibles?

20190902 Voces asesinas.

   Una vez más, ahora en Francia, un hombre ha acuchillado en la calle a varias personas, diciendo que había oído voces que matara a otros. Peor aún, al oír esas voces criminales, hace tiempo otro hombre imaginó que su deber era sacrificar a su propio hijo; menos mal que en el último momento oyó otras voces que tras que le decían que en premio por no haber dudado en asesinarlo, sería el padre de un pueblo escogido, su Abraham. 

     ¿Cabe algo peor? Sí: en ese pueblo judío hubo quienes endiosaron hasta tal punto esa salvajada que se concibió -y yo mismo lo creí por muchos años, que el mismo Dios haría matar entre espantosos tormentos a su propio Hijo para que El quisiera perdonar los pecados de todos nosotros (incluso los que nunca pecaron, al rechazarse hoy la idea de un insensato pecado no voluntario, “original””.

       Esos mitos “sagrados”, es decir, intocables, hacen proliferar esas conductas asesinas en perturbados judíos, cristianos o islamistas, multiplicando esos atentados indiscriminados y, cuando los dementes consiguen encandilar a otros, auténticos ríos de sangre en guerras no menos santas, sagradas que traen la paz… de los cementerios, como hoy aún en Israel, ayer en España y, desde Constantino, en amplios espacios del entorno mediterráneo.