Religión – 2018

20180123 Bergoglio, como Ratzinger

Los cardenales, dudando entre ambos, eligieron primero a Ratzinger. Pero el más conocido pasado político totalitario del alemán y la tosquedad del mandato del ex Inquisidor Mayor era una ruina para esa multinacional. Su pésima fama, las múltiples traiciones que sufrió en su Estado Vaticano y su miedo a acabar como Juan Pablo I, le llevaron a dimitir.

  Elegido por fin el segundo, pico de oro como buen jesuita y argentino, el éxito parecía asegurado, incluso entre los infieles. Pero, ay, pasaron los años y las diferencias entre dichos y hechos son ya insoportables. ¿Dónde están los mil inmuebles romanos vacíos que Francisco prometió vender para los pobres? ¿Dónde la reforma, cada vez más inalcanzable, de la corrupta Banca Vaticana?  ¿Dónde la igualdad de las mujeres? ¿Dónde la aceptación de los gays, rechazando a uno como embajador de Francia? ¿Dónde, lo que es ya el colmo, la tan diaria como falsa promesa contra la más asquerosa pederastia clerical, ahora que Bergoglio ha acusado repetidamente de izquierdistas (¿no había dicho el que nunca fue de derechas?) y calumniadores a las víctimas?

  Se te ha caído ya del todo la careta, Bergoglio; más vale que hagas como Ratzinger y dimitas antes de que te suceda lo que él temía que le iban a hacer en ese Estado antievangélico (la tan curiosamente llamada “Santa Sede”) en el que no se publican las autopsias “delicadas”, pero se santifica a los que, por el bien de la Iglesia, van pronto, aunque sea involuntariamente, como mártires del sistema, al cielo.

20180116 Cardenales al cielo.

                             Los tiempos cambios y, a pesar de que ha disminuido mucho su número, ya no es tan exacto el afirmar “vive como un cura” o “Ama de cura, dueña del mercado”. Pero todavía los cardenales (“Príncipes de la Iglesia”, aunque el término ya no esté tampoco de moda” sí que viven todavía en el paraíso, o cerca del cielo. De así una pasión por los grandes áticos, como el cardenal Bertone, aunque tenga para ello tenga que gastar los millones destinados a un hospital para niños en Roma. O el regio ático madrileño del cardenal Rouco, para lo que tuvo que desalojar a otros eclesiásticos que vivían en él. Es verdad que su sucesor, el cardenal Oroso, lo justificó diciendo que el inmueble estaba vacío; pero resulta difícil creer a un testigo que, como él, que trepó a las alturas eclesiásticas gracias a incluir en su currículo varias licenciaturas falsas.

20180330 Cospedal, nacionalcatolicismo tal cual.

                           Involucionando hasta la época musulmana de identificación de nación con religión, Cospedal ha vuelto a exigir al Ejército que tenga banderas a media asta tres días en memoria de Jesús.  Un nazareno al que mataron precisamente otros nacionalistas, por acusarle de querer ser rey (INRI), contra lo que el mismo proclamó. Muy católica, no es cristiana, como denunció ya hace tiempo a los de su ideología el jesuita Raúl Plus. Hoy, con nombre y apellidos, le han denunciado a ella desde el Defensor del Pueblo hasta muchos partidos por ese gesto “involucionista, de “regresión democrática”,” incoherencia” y menosprecio descarado a la aconfesionalidad del Estado que exige nuestra Constitución.  

                           Sin embargo, nada más natural que quien ha demostrado su cruel maltratar a los pobres, enfermos y discapacitados, hasta perder por falta de piedad con su prójimo la presidencia de Castilla-La Mancha, intente esconder su verdadero ser con rasgos tan llamativos como ese, y poniéndose mantilla, visitando al Vaticano y dirigiendo procesiones como tantos otros clásicos fariseos contra los que ya nos advirtió Jesús.

20181030 CRIMINALES POR DIOS.

              Dos estudiantes de 11 y 12 años han sido detenidas llevando largos cuchillos cuando iban a matar a sus compañeros y beber su sangre, inspiradas por la religión.  Un “menor” pero claro ejemplo más de los muchos millones de víctimas, incluso mortales, que hay cada día en el mundo por culpa de los miles de millones de personas – la mayoría, sus mismos padres- que inculcan a los niños obedecer a las inspiraciones de un fantasma extraterrestre.

                Quizá se objete que esas dos adolescentes no creían seguir la voz de Dios, sino de Satanás.  Pero en la era de Internet nadie que pueda enterarse de ese crimen debiera ignorar que el diablo no es sino un viejo dios vencido. A escala mundial el problema es pues mucho peor, porque esos “iluminados” no creen seguir a un pobre diablo derrotado, sino a un dios todopoderoso que los ha elegido para realizar esa “hazaña”. Como Abrahán, sacrificarle su hijo, por lo que los judíos se creen el pueblo elegido por Dios, lo que santifica desde hace milenios sacrificar, pasar a cuchillo otros pueblos, como describe de Israel la Biblia y hoy las últimas noticias.

                  Peor aún fue la “revelación” de que ese dios era un “Padre” que concedió a una secta judía (hoy, debido a Pablo de Tarso, “católica”, universal) un “nuevo y eterno pacto” a costa de que se deshonrara y matara entre tormentos a su único “Hijo” para aplacar la ira por “nuestras ofensas” de ese “Padre” desnaturalizado.  Apenas cabe pensar en algo más sádicamente inmoral ni más increíble, incluso entre las 2020 religiones todavía existentes. Sin embargo, inculcado por todos los medios por el franquismo desde la niñez, yo mismo me hice propagandista hasta los 30 años de esos siniestros mitos “salvíficos” que ensangrientan el mundo desde hace milenios. Incluso el papa actual -que grita paz cuando matan a sus fieles- no ha criticado nunca a los jefes que le precedieron, quienes al grito de ”¡Dios quiere!” impulsaron a sus crédulos creyente a matar o esclavizar a centenares de millones de personas, en el más gigantesco Holocausto de la historia de la inhumanidad, tanto en la misma Europa (desde Constantino hasta Franco) como en Asia (las Cruzadas), América y África (“conquistar y esclavizar para evangelizar”).

20180119 De aguas mansas me libre Dios.

Una víctima de pederastia, hoy ejecutivo en EEUU, así como otra, fundadora ahora de una Asociación de los niños afectados por ello, han testificado desde hace décadas que el obispo Barros, estaba al lado del sacerdote Karadima, abusador de varios niños. Pero el papa sosteniéndola y no enmendándola, sigue defendiendo a ultranza a Barros, y teniéndolo desafiante a su lado en toda su visita a Chile, exigiendo “una prueba “. “Es todo calumnia. ¿Está claro?” responde encolerizado; como si entonces le hubieran podido sacar un selfie o una foto, le responde una de las víctimas.

  Sí, lo que está claro es la tenaz defensa que sigue haciendo este papa de sus pederastas y sus cómplices, como le han criticado hasta las NNUU, llamando calumniadores a las víctimas y tontos a quienes critican a Barros. Ese inaguantable escándalo está vaciando las iglesias de Chile y del mundo entero. Ha habido papas peores, incluso asesinos. Pero Bergoglio nos hace añorar ahora incluso a su antecesor, el dimisionario Ratzinger, que, al menos, no se disfrazaba, como este ex jesuita argentino, de san Francisco, ni defendía la violencia física cuando se insultaba a su madre, ni decía que iba a dar a los pobres lo que éste jamás ha acabado por dar, ni proclamaba que no era nadie para juzgar a un homosexual, pero no admitía a uno como embajador francés. De aguas mansas me libre Dios.

20180213 El lustre del lustro papal.

                              Fieles o no, casi todos respiramos con alivio al dimitir el papa Ratzinger.  Más aún, nos aliviaron los golpes de efecto con que entró el ítalo-argentino Bergoglio, pico de oro por su nacimiento y por ser jesuita. Al cumplirse cinco años de su gobierno, podemos juzgarlo, como nos aconsejó Jesús, por sus obras.

                              Bergoglio prometió luchar contra la pederastia clerical, pero ha sido condenado por las NNUU y hasta por la alta jerarquía vaticana, debido a su reciente escándalo en Chile. Prometió limpiar la Banca vaticana, que sigue igual o peor, tras dimitir incluso los nombrados para sanearla. Prometió ser el san Francisco de los pobres y continúa sin darles (devolverles) ni uno de los mil edificios inútiles que tiene en Roma. Afirmó que no era nadie para juzgar a un gay, pero no admitió como embajador a un brillante diplomático francés porque lo era. Aduló a las mujeres, pero éstas han perdido aún más puntos en su jerarquía. Pidió la paz cuando se perseguía a cristianos, pero calló o incluso exaltó a los implicados en el bando de las cruzadas. ¿Cabe un resultado más hipócritamente negativo, un lustro con un lustre más negativo, un papa que, de representante auténtico de Jesús, ni papa?

20180117 El papa se equivoca.

                                     El papa se equivoca, le reprocharon, cuando bajó de las nubes andinas al suelo del aeropuerto de Santiago, muchos e indignados habitantes de Osorno; lo argumentaban, alto y claro, sus pancartas: “Ni tontos, ni zurdos. Obispo Barros, encubridor” de pederastia.  El papa se equivoca, le repitieron después en otros lugares otros manifestantes, carteles, folletos y hasta paredes pintadas: No queremos pagar con impuestos su visita; Jesús nunca lo haría, ni aceptaría ser un Jefe de Estado, creado por un Jefe fascista, Mussolini. Regalo envenenado que hizo que desde entonces los papas, al revés de Jesús (”Mi reino no es de este mundo”), no sean perseguidos sino aceptados como un jefe de Estado más,  que bendice a sus colegas y les da incluso la comunión aunque sean tirano y asesinos como Pinochet, entre otros.  ¿Seguirá Francisco, como sus antecesores, sordo a tantos y tan claros avisos en Chile y en otros lugares, como Méjico y España?  Porque, chilenos o no, católicos o no, parece que tienen algo de razón al quejarse de que el papa se equivoca.

20180803  Inflación de santidad.

         Este otoño el papa Francisco declarará santo a Paulo V, como y ha hecho con Juan XXIII, para tapar su canonizar a Juan Pablo II. No puede estar más claro su ansia por prestigiar como sea su cargo y propia actuación. Y digo “como sea” porque él mismo se endiosa haciéndose llamar “Su Santidad” e incluso “Santo Padre”, contra el explícito mandato de Jesús de que a nadie se llame “santo” ni “padre” sino a sólo Dios. Máxime, si hiciera falta otra razón para un cristiano auténtico, cuando ha habido tantos papas abiertamente malvados, ladrones, asesinos, adúlteros, incestuosos. Incluso, no hace tanto, otro papa se endiosó, con ayuda del Concilio Vaticano I, proclamando infalible al que ostentara su cargo. Ni con la más santa paciencia se puede aguantar a esos “pastores” que pretenden meternos en su rebaño. Un vasco castizo decía: “Si tendré fe que ni los curas han podido quitármela” ¿Qué diría si supiera lo que hacían tantos papas, como hoy puede consultar en Internet mismo?

20180108 España es católica.

Por supuesto, contra lo que pretendió ya Azaña, España en 2018 es todavía católica, como, y con más “mérito” aún por ir contra su actual Constitución aconfesional, siguen siéndolo su bandera y corona, rematadas por una cruz, su sostenimiento por todos, con el truco de la crucecita que un tercio pone en el impuesto “religioso”, que lo es sólo porque debemos pagarlo religiosamente todos; como lo son la mayoría de las fiestas, etcétera.

Dado que ese impuesto religioso sostiene la Radio COPE, todos somos responsables de los innumerables mensajes de odio –católicos quizá, como en la última Cruzada, pero nada cristianos- con los que esa Cadena ultra católica envenena la convivencia y divide a los españoles; como ahora al llamar, entre otras lindezas, “maricones de mierda” a quienes, con otra orientación sexual, desfilaban en una Cabalgata de Reyes de Vallecas, desfile aún pagado por todos de modo ilegal, contra nuestra Constitución. Los católicos debieran haber sido los primeros en denunciar y manifestarse masivamente contra esta identificación Estado-Iglesia, que aún nos queda de los musulmanes. El jesuita Raúl Plus escribió en Francia un libro titulado “Católicos ¿somos cristianos?”.  Aquí no hay ni que preguntarlo, porque la respuesta, -“por sus hechos los conoceréis”-, es evidente.

20180710b FUSILADOS POR DIOS.

           Un año más, una vigilia en Sevilla pedirá el 18 de julio que se exhumen los restos de Queipo de Llano de la basílica de la Macarena. Pero en vano esos católicos -a prueba de bombas o de fusilamientos- se lo han demandado ya hasta al papa. Porque Francisco afirma que matar por Dios es pecado cuando los musulmanes matan a sus seguidores, pero enmudece cuando los de su Cruzada, como Queipo, matan hasta 30.000 personas y piden a los musulmanes que violen a sus mujeres. Más aún, Francisco sigue subiendo a los altares a sus “mártires de la Cruzada española”. Como dijo Jesús: “Por sus obras los conoceréis”, “quien tenga oídos para oír, que oiga”.

20180701 Cardenales por todo lo alto.

                             Los tiempos cambios y, a pesar de que ha disminuido mucho su número, ya no es tan exacto el afirmar que alguien “vive como un cura” o “Ama de cura, dueña del mercado”. Pero todavía los cardenales (“Príncipes de la Iglesia”, aunque el término ya no esté tampoco de moda”) continúan viviendo ya en el paraíso, o cerca del cielo.

                             De así su pasión por los áticos principescos, como el del cardenal Bertone, aunque tenga para ello tenga que gastar los millones destinados a un hospital para niños en Roma. O el regio ático madrileño del cardenal Rouco, para lo que tuvo que desalojar a otros eclesiásticos que vivían en él. Es verdad que su sucesor, el cardenal Oroso, lo justificó diciendo que el inmueble estaba vacío; pero resulta difícil creer a un testigo que, como él, que trepó a las alturas eclesiásticas gracias a incluir en su currículo varias licenciaturas falsas, a semejanza de Cifuentes y otros “altos” cargos del PP. Demasiados ejemplos del famoso “de Madrid al cielo”.

20180207 La Iglesia siempre gana.

   El papa Francisco ha condenado el separatismo catalán, basado como esta en un nacionalismo egocéntrico, esencialmente discriminador y totalitario, que ha llevado en menos de un siglo a la guerra y la ruina a Italia, Alemania e incluso a la España de Franco, la de los carlistas, etcétera. Pero algunos ingenuos se asombran de que, a pesar de esa condena, no pocos clérigos, los monjes de Montserrat e incluso los jesuitas, que tienen un voto especial de obediencia al pontífice, sean destacados militantes del separatismo. Almas cándidas, ignoran que la Iglesia católica juega siempre a dos bandas; y si hace falta, a tres o cuatro. Así, gracias a su doblez siempre gana en mayor o menor grado. Por supuesto, lo hace apoyándose en los setenta y tres (73) libros de la Biblia, en su versión católica, en donde su jerarquía siempre encuentra muchos argumentos para afirmar una cosa o la contraria.

20181224 LA INOCENTADA DE LOS OBISPOS.

      Coincidiendo con la cercanía del día de los Inocentes se ha revelado que la emisora de los obispos, financiada con el dinero de todos los españoles (aunque son los católicos inconscientes, esperamos, del truco, dicen cuanto debemos pagar, pero sin añadir ni un céntimo para ello), ha aumentado su deuda hasta los 20 millones. Su manera de “difundir el Evangelio” es muy curiosa: desde burlarse de los inmigrantes pobres que mueren al ahogarse en nuestros mares hasta dar trozos obscenos de la violación de “La Manda”. Pero ¿qué esperar de unos obispos que desde sus palacios no acogen a los desahuciados ni en las viviendas vacías que tienen para negociar, para no hablar de los inmigrantes, y ponen todo su empeño en prohibir cosas de las que Jesús nunca se preocupó?  Así, de tales pastores han salido esas ovejas descarriadas.

20181019 “La Sagrada Familia”, negocio y política.

                                Tras 130 años sin permiso de obras, el Ayuntamiento de Colau -la que hizo su fortuna política como abogada de quienes no tenían casa, que hoy se manifiestan en su contra por haberles traicionado- regulariza ahora la segunda y mayor catedral de facto de Barcelona, “La Sagrada Familia”. Negocio turístico gigantesco, como prueba el que esa empresa aportará nada menos que treinta y seis millones (36) en diez años para mejorar su entorno. Política engañosa también, porque, como el falso Barrio Gótico, intenta retrotraer reaccionariamente nuestra historia catalana a un inexistente pasado medieval que sirva de base a las pretensiones supremacistas y racistas -tan “cristianas”- del separatismo, que ha provocado la mayor y más ruinosa división de nuestro pueblo.

                                 Fue el rey Constantino el que, contra todo lo que enseña el Evangelio, mandó construir las primeras moles aplastantes que indujeran a todos a creerse pequeños y postrados siervos del Trono y del Altar, ya cómplice de su política. Jesús, por el contrario, indignado como nunca, no sólo no bendijo esa ostentación ni regularizó jamás esos chanchullos, sino que con un látigo echó del templo a los que lo habían convertido en cueva de ladrones Y los cristianos de verdad, como San Buenaventura,  criticaron mucho esas monstruosas estructuras, exigiendo que se dedicaran los recursos existentes a los auténticos templos vivos de Dios, su verdadera sagrada familia, los pobres, hoy marginados y perseguidos ahí mismo por estorbar el negocio turístico.

20180218 Lo noticioso es lo contrario.

Una autoridad eclesiástica ha pedido que, como exige el Evangelio, se impida la entrada en los templos a dos políticos “que han sumido al país en la pobreza con desahucios y recortes sanitarios”, Rajoy y Núñez Feijóo. Lo que debiera haber sido raro, noticioso, es que esa reivindicación del Evangelio no proviene de Ricardo Blázquez, el presidente de los autodenominados Vigilantes (Obispos, en griego) del cumplimiento de las enseñanzas de Jesús, prelado. El tal Blázquez, por el contrario, es muy amigo de esos otros dos presidentes denunciados ahora por un digno cura gallego, Luis Rodríguez Patiño. ¿Será éste, por un sorprendente descuido – antes escándalos tan graves y notorios – de eclesiásticos de mayor jerarquía, el último vigilante del cumplimiento de las órdenes del Maestro?

20181017 Los obispos no se enteran.

                               Obligados a montar una Comisión anti pedofilia que deberá ir a Roma en febrero, los obispos españoles han nombrado para dirigirla al prelado de Astorga. Es lo mejor… para ellos, porque ya tiene experiencia en ocultar al clero pederasta. Pero los obispos no se enteran que nosotros conocemos su artimaña gracias a la prensa libre.

                                Ya no vale, como cuando Gütenberg inventó la prensa, montar un Índice de libros prohibidos, ni impedir traducir del latín la Biblia, al revés que los protestantes, que al leerla se hicieron agnósticos o ateos. Aquí, gracias a la Santa Inquisición y después a Franco, todo se retrasó por siglos, pero en dos generaciones se están vaciando ya casi al completo iglesias y seminarios. Por el contrario, los derechos humanos, que son el núcleo duro del Evangelio, van expandiéndose por el mundo, recogidos por ideologías que han sido combatidas a muerte por esos nuevos fariseos, como los que en su día ya condenaron a muerte a los que éstos pretenden representar.

20180330 Nos hicieron la Pascua.

   Es una noticia, por lo menos prematura. El editor del diario italiano LA REPÚBLICA, amigo del papa, había puesto en boca de Francisco un “El infierno no existe”, que el Vaticano se ha apresurado a desmentir, haciéndonos la Pascua. Pero no hay que perder las esperanzas. Porque hace poco que el mismo Francisco anuló el Limbo, que daba buenos réditos en bautismos a recién nacidos. Más difícil es que anule el Purgatorio, notable fuente de ingresos para los clérigos por las misas que les encomiendan los parientes de los difuntos. Peor aún sería suprimir el infierno, ese espantoso terrorismo mental que esclaviza las mentes, como ya dijo T. L. Caro: ”El miedo primitivo fue lo que creó a los dioses”.

    Sin embargo, como casi nadie traga ya ese feroz chantaje –en España, sólo una de cada cinco personas cree en el infierno– se buscan otros ingresos para la Iglesia, como el reciente genial descubrimiento de Francisco de que no se pueden esparcir las cenizas de los muertos en cualquier parte, sino guardarlas en lugar sagrado, lo que, con el tiempo puede dar a la Iglesia que cuide ese lugar sacro una cantidad perpetua y cada vez mayor y perenne de ingresos, viviendo la religión como culto a los muertos, al estilo japonés. Eso le permitiría descartar, como lo del Limbo, un Purgatorio de fuego temporal que ella tendría poder de aliviar; incluso podría prescindir de sus bárbaras amenazas, hoy ya –como vemos- tan poco creíbles, de fuego eterno para quien no la obedezca.

20180224 Otros descubridores de América.

La Iglesia católica australiana ha informado que el celibato podría influir en la epidemia de pederastia clerical cuyo destape le está poniendo en grandes apuros, como en tantos países de América y Europa. Felicitaciones a estos nuevos descubridores de América por ese hallazgo de lo evidente para todo el resto del mundo. Esperemos que también a escala “católica”, es decir, universal, se reformen todos de raíz o, como aconsejaba Jesús a los que escandalizaban a los niños, se aten a una piedra y se tiren al mar.

20180221 Pedro renegó de Jesús

Muy pronto, antes de que cantara el gallo, Pedro renegó de Jesús, como éste le había predicho. El nuevo Pedro, Francisco, confesó ya hace tiempo que tenía tentaciones de renegar de Dios, de Jesús; él sabrá si lo ha hecho y si ha rectificado después. Lo que sabemos seguro es su conducta respecto a los pederastas, a quienes Jesús les dijo que sería preferible que se suicidaran tirándose con una piedra al mar.

   Desde el primer día Francisco proclamó luchar contra la pederastia, y no cesa de repetirlo para tapar su inoperancia real al respecto. Ya tras un año de papa, las NNUU juzgaron que no cumplía ahí las obligaciones firmadas, como otros Estados; después ha tardado mucho en reprimir casos tan sonoros como el del Perú, y recogido –acogido, amparado- a pederastas en su Estado, sustrayéndolos a la Justicia civil, que debiera hacer cumplir más que nadie.

   El colmo ha sido su llamar calumniadores a varias víctimas, dignas de toda credibilidad y convergentes contra el mismo culpable, exigiéndoles “pruebas” del hecho. Reprendido incluso por altas autoridades vaticanas, se ha excusado exigiendo “evidencias” en lugar de “pruebas”.  Pura palabrería farisaica, pues. Por el bien de la Iglesia, ha llegado de sobra lo hora que él también ha prometido (¿también en vano?) de retirarse y dejar el puesto a otra persona que intente que se cumpla mejor, empezando por el mismo, el Evangelio.

20180206 Reírse del Evangelio.

                                         Estos días crueles de invierno el albergue municipal de Vigo podría acoger a más personas que padecen e incluso mueren a la intemperie. Pero no lo hace porque parte de sus instalaciones han sido ocupadas por pasos de la Semana Santa. ¿Cabe manera más blasfema, por los hechos, de reírse del Evangelio que esta bárbara inhumanidad? ¿Prueba más clara de que los dirigentes eclesiásticos no tienen por Dios sino al dinero? Por supuesto, la gente honrada abandona cada vez a esos fariseos, que se encogen de hombros y dicen como el rey francés: “Después de mí, el diluvio”.

20180731 Reliquias fabulosas.

                                Tras revelar el C14 que la supuesta Santa Sábana del cadáver de Jesús de Turín era 13 siglos posterior a su muerte, ahora se destapa que la mitad al menos de sus manchas son a pincel. Entra, pues, de lleno, en la tan interminable como lastimosa lista de reliquias como el prepucio de Jesús, la leche de María, o las plumas y huevo del Espíritu Santo. otras.

                                  Hoy, ante las críticas que la democracia permite hacerle a la ciencia, la jerarquía católica se defiende diciendo que esas cosas son sólo una muestra de “la devoción popular”. Pero ¿no es su obligación cortar con esas vergonzosas supersticiones? ¿No da pie, y más, a pensar que lo permite e incluso fomenta a veces tanto, es para acostumbrar a los creyentes a admitir también “misterios esenciales? Recordemos lo de un dios uno y trino, un dios-hombre, una tan cruel como terrible expiación por los pecados ajenos, un mandato divino para representarlo dado a unos papas entre los que ha habido tantos pederastas, incestuosos, proxenetas, violadores, etcétera, según resume entre muchos otros, de Eric Fratini?

20180103 Reyes Magos y «drag queen»

   Nuestra Constitución nos declara democráticos, aconfesionales. Nuestros días no laborables debieran ser, pues, los de hechos que nos afectan a todos: equinoccios, temporadas favorables al descanso, acontecimientos históricos, etcétera. Cada religión o ideología podría celebrar también en ellos sus ceremonias, como se ha hecho siempre… excepto en regímenes sin libertades. Pero en España todavía imponen el no poder trabajar, intentando así mantener su poder político, unos jerarcas católicos que, por su grave traición a sus principios, han conseguido que sus seguidores sean ya minoritarios en la juventud, en matrimonios celebrados, creyendo menos de un quinto de los españoles en su infierno y yendo a su misa menos de un sexto de ellos.   

    Es lógico, pues, que en esas sus fiestas forzadas, esa su grave provocación anticonstitucional, se intenten manifestar libremente las nuevas ideologías. El gran escándalo, la tiranía insoportable es que continúen ordenando lo que se puede celebrar con una cierta oficialidad esos días quienes antes no sólo prohibían hacerlo a los “herejes”, homosexuales o “drag queen”, sino que llegaban, cuando podían, a encarcelarlos o incluso matarlos, como no pocos somos aún testigos. ¿Cómo es posible que toleremos aún esa franca dictadura, ese continuo atentado a la paz social?

20180710 Un obispo obseso.

            El escándalo ha llegado ya a tal extremo que hasta un destacado católico como el socialista José Bono ha pedido su dimisión, ya que, acaba de afirmar en televisión, el Obispo de Alcalá de Henares “tiene la cabeza llena de semen, porque no hace sino inventarse tratamientos para curar la homosexualidad”. Mejor sería, se ha comentado, que ese prelado inventara tratamientos contra la pederastia, tan escandalosa en el clero.

20180828 Un papa belicista.

                                           Día sí y día también Francisco insiste en que matar por Dios es pecado, ahora que son los islamistas quienes matan a los cristianos. Pero nunca, nunca, le hemos oído pedir perdón por las Cruzadas medievales. Menos aún por una muy reciente y bien conocida por él, que vivió como un cura en España, que no era lucha de religiones, sino de clases, en la que su Iglesia apostó totalmente por los ricos. La de 1936-1939.

                                          Peor, mucho peor aún. El papa no sólo no ha condenado nunca la rebelión del feroz golpista que afirmó que mataría a media España si fuera preciso para salvar a la otra media, sino que sigue canonizando a “mártires por odio a la religión”, cuando murieron, por lo contrario, por identificarse como grupo social con los enemigos de los pobres y oprimidos, a los que apoyó Jesús. El colmo es que para vencer en esa “Cruzada” Franco utilizó a musulmanes que mataron y violaron a docenas de miles de españoles de todas las creencias y sexos. Así se sigue escribiendo la sangrienta y farisaica historia de esas “Cruzadas” que, en cuanto puede, sigue cultivando quien se atreve a proclamarse el representante del Maestro.

20180112 Un verano caliente para Francisco.                               

                              En su enésimo viaje a Latinoamérica, llama a muchos la atención que el papa Francisco todavía no haya ido a la Argentina. Él sabrá por qué; y muchos, también. Quizá para prepararse va ahora al vecino Chile, donde le espera también un verano caliente. Y no sólo por ser el hemisferio austral. Recordemos que fue Francisco el que canonizó al papa Woytila, uno de cuyos mayores fallos conocidos fue la bendición que dio al régimen de Pinochet. Ahora sus partidarios –los del papa- dicen que Pinochet engañó a Juan Pablo II. Vamos que se trata de un santo inocente.

                            Peor aún es la indignación y rechazo que provoca la negligencia con la que el mismo Francisco sigue tratando –a pesar de sus sonoras denuncias, sospechosas pues de querer así ocultarla- la rampante pederastia clerical. En Chile hay más que negligencia pasiva: el papa ha tenido el valor de llamar “tontos” a los habitantes de Osorno por rechazar a su obispo Barroso (sí, se llama así), investigado en ese tema por la Justicia que encima tienen que pagar –vía impuestos- la visita de quien les insulta. Vivir para sufrir.

20180114 ¿Atentado o designio divino?    

                           Empapado, me desperté sudando. Del cielo de Roma, el Papa había subido al Cielo, al caer su avión, en el que iba a Chile.  ¿Había premiado Dios su titánico, franciscano esfuerzo por reconducir el Vaticano, llevando al paraíso y no a Valparaíso? ¿O era otro golpe de Estado más de la ultraderecha, usando aviones trucados para cambiar de Jefe de Estado, restaurar al Papa anterior, providencialmente aún vivo?  Encendí la televisión y me tranquilicé: la vida sigue igual.