Política – USA – 2020

20201104 La última barbaridad de Trump.

                  En tiempos bárbaros que creíamos pasados, las masas enfurecidas atacaban a curanderos y médicos, a quienes acusaban de ganar dinero con las consultas que recibían. Trump incluso ha ido más lejos, al afirmar que “Nuestros doctores ganan más dinero si alguien muere de COVID”, es decir, acusándoles de estar interesados de propagarlo y hacer que mueran. Esperemos que esta sea la última barbaridad que pueda realizar como presidente y pronto le juzguen y le condenen como se merece también por esta calumnia que, ella sí, propaga el COVID, alejando a sus seguidores de los médicos.       

20200611 Triste triunfo anti Trump

                   Se ha comentado que, contra recientes previsiones, es ahora probable que Trump pierda las elecciones este año, a causa del coronavirus. A su funesta gestión la pandemia se une la mayor crisis económica provocada por esta peste.  Aunque se confirmara su derrota, es bien triste que tenga que ser un parásito biológico el que consiga evitar un segundo triunfo de un parásito social tan indigno por meospreciar a las mujeres y otras razas y países como Trump.

20202004 Un ridículo colosal.

                   Un político puede hacer de todo, menos el ridículo, advertía Tarradellas. Y menos, añadamos, en vísperas de elecciones. Tras presumir, para gobernar, de haber construido un imperio económico, se acaba de destapar que Trump, a pesar de la millonaria ayuda de su padre, está lleno de deudas y que quien prometió rehacer una Gran América le ha robado, por el contrario, incluso sus impuestos.

                    Más aún: Incluso en un tema de vida o muerte, un Trump que ayer mismo insultaba a su adversario político como “cobarde” por usar una mascarilla, acaba de contraer la pandemia que menospreciaba y para la que tenía la desvergüenza de recomendar dañinos remedios.

                     Su increíble suerte, que le permitió engañar tanto y tanto tiempo a tantos, le ha abandonado bruscamente en varios frentes decisivos y cuando más la necesitaba, cansada sin duda de que no haya aprovechado su apoyo para consolidar su cargo.

20201002 Caída y recaída de Trump.

     Un truco de malos políticos, cuando ante unas inminentes elecciones se destapan datos que les hunden, es fingir una enfermedad, para suscitar un voto por compasión. A un mes de los comicios, a pesar de sus desesperados esfuerzos por ocultarlos, se han destapado los datos fiscales de Trump, que muestran que no es un exitoso empresario, ni tampoco multimillonario, sino que está lleno de deudas y durante muchos años no ha pagado, con trampas, sus impuestos.

      Ante este mazazo que le hace perder el voto de toda persona sensata y patriota, Trump declara casi de inmediato haber contraído el coronavirus. Pero esto, que es verdad, en lugar de aminorar su caída, no hace sino empeorarla mucho más, puesto que desde el principio él negó o menospreció esa su gravedad, recomendó remedios contraproducentes y tachó de cobardes a quienes usaban precauciones, como la mascarilla. 

        No estamos a favor de la pena de muerte, ni siquiera de quien en este siglo ha causado más daño a su país y a la humanidad, pero esperamos que esa jugada del destino haga abrir por fin los ojos, si no a él, a muchos de sus anteriores votantes.

20200610 El coronavirus, contra Trump.

           Ningún presidente de EEUU a los que en sus últimos trimestres de mandato haya empeorado la economía, como ahora con Trump, ha conseguido renovar su mandato. Este puede ser un efecto secundario del Covid-19, pero hay también otro muy directo. En los EEUU, más que en ningún país, y con tendencia al alza, hay ya más de 100.000 muertos y 2.000.0000 de afectados. Dada la poca importancia que Trump ha dado siempre a la pandemia, su “remedio” para ella, su suicida rechazo a la mascarilla y su ruptura con la OMS, los datos muestran que esa peste le restará millones de votantes.

            En efecto, no sólo perderá los votos de los muertos por seguir sus dañinos consejos, sino también los de sus familiares y amigos; también dejarán de votarle muchos de los que han tenido que pasar la enfermedad y los de su entorno. Por lo mismo, es de esperar que, anteponiendo su salud a los demás intereses, otros muchos dejarán de apoyar a un presidente que, aun suponiendo que llegue sano a las elecciones, juega tan insensatamente con la vida de sus ciudadanos.

20200415 Trump, peligro mundial.

                                                   Desde el momento en que ganó la presidencia de EEUU, hubo en el mundo entero, –en Madrid desde la Puerta del Sol hasta su embajada, multitud de manifestaciones con el lema, “Trump, peligro mundial”.  Sus locuras le han llevado varias veces al borde de la guerra y su política económica ha causado incontables víctimas en países por él y otros ya empobrecidos.

                                                   Hoy Trump tiene la desfachatez de culpar a la OMS de los muertos que sus propios y enormes errores, que han provocado ya que en EEUU más muertos por el Covid-19 que en ninguna parte. Incluso le ha retirado su contribución estando en plena epidemia mundial. Esto provocará un daño incalculable al mundo entero, como le han reprochado ya desde la UE hasta China y hace cada vez más exacto el trágico pronóstico de ser un peligro, hoy comprobado, para todos.