Política – PSOE – 2020

202008 El Gobierno, de vacaciones.

    El pobre Gobierno, de vacaciones, no se ha enterado que su plan estrella -o estrellita, porque era miseria para aliviar la actual miseria-, después de casi tres meses, ha fracasado rotundamente. Sí, aunque el hambre no espera, todavía no se ha distribuido, el 99%, es decir, prácticamente nada, de la ayuda de un mínimo vital prometida sólo a la cuarta parte de los reconocidos como más pobres. Y conste que el escudarse, como a veces se hace descaradamente. en que otro Gobierno habría hecho aún menos -aunque fuera verdad, y más si cabe en ese caso- constituye un intolerable chantaje a toda la ciudadanía.

20201029 Vendepartidos.

                Como vendepatrias, no faltan también los que, no por diferencias ideológicas, sino por rencor, al haber perdido poder, en vez de dejar su partido se quedan en él para hacerle el mayor daño posible: los vendepartidos.

                   El caso más grave en la España actual lo tenemos en quien conservó más poder en el PSOE hasta tiempos de Zapatero, F. González. Hoy mismo, en plena pandemia, no importándole el daño que pueda causar, acaba de lanzar otro dardo envenenado, calificando de “locura” las recientes graduadas medidas que está tomando, a petición de las Comunidades Autónomas, P.  Sánchez. Váyase de una vez a su gran hacienda en Marruecos, fruto de sus corrupciones, no sólo económicas, o a Colombia, cuya nacionalidad ha adquirido para defender sus manejos subterráneos, entre otras cosas, en el Metro de Medellín.

                      Un ejemplo de lo mismo es Joaquín Leguina, su gran enemigo desde una pretendida pureza marxista, acallado con la Presidencia de Madrid y lacayo suyo cuando estaba decayendo por su apestosa corrupción. Amiguete ahora de peperos y colaborador fiel del ABC, Leguina acaba de tener el valor de quejarse -contened la risa- de que el PSOE no aprovecha a quienes tienen experiencia, cuando es por lo que hizo entonces y después por lo que sería locura que escogiera de nuevo a ese ejemplar vendepartidos.

20201027 El capitán asusta a los viajeros.

       En este tramo de nuestra existencia, viajamos en un gran barco a vela, como los de no hace tanto, en una travesía transoceánica. Una tan imprevisible como gigantesca tempestad ha hecho ya caer al mar a no pocos, hiriendo a muchos otros. Los supervivientes a sus primeras oleadas nos hemos refugiado en el interior e incluso en nuestras estrechas cabinas, para evitar mayores males y facilitar la tarea de la tripulación. Pero una parte de la marinería, partidaria e incluso cómplice del anterior capitán, recién destituido por corrupción, quiere aprovechar la tormenta para apoderarse de la nave y hacerla descaradamente pirata, por lo que propaga rumores de que el nuevo capitán es un incapaz que nos hará naufragar y morir a todos.

          El capitán, preocupado al máximo por salvar al resto del barco, desdeña esas patrañas e incluso da órdenes más severas y urgentes que, mal explicadas, son aprovechadas por que preparan el motín para que cada vez haya viajeros enloquecidos que les apoyen. Sobre todo ahora, cuando el capitán ha anunciado un largo confinamiento si persiste la tormenta, sin insistir en que eso se lo han exigido casi todos sus adjuntos, que se encargarán de suavizar el confinamiento en las zonas más seguras y que se estudian medidas para suavizarlo en otras. ¿Es esto lo que le dicta su consejero, su “gurú”, que hasta hace muy poco trabajaba para el capitán destituido?

20200928 Un ministro que no entiende.

                     Aunque sea ministro de Universidades, una lumbrera, Castells dice que no entiende, sino que critica la decisión unánime del Tribunal Supremo de condenar a Torra que, incluso advertido, no retiró unos lazos amarillos de los edificios públicos catalanes ni durante la campaña del 28-A.

                      Nada más natural, por otra parte, que Castells no entienda, porque, como Torra, es un confeso nacionalista, una ideología totalitaria, literalmente indiscutible, que cuando puede, como tantas veces en Europa, lleva a una guerra sin cuartel, como con Franco. De ahí que Castells sólo pueda aceptar ser ministro de España para arruinar desde dentro nuestras instituciones, como ahora pretende hacer atacando a la Justicia.

20200823 Vacaciones, no para el hambre.

    El pobre Gobierno, de vacaciones, no se ha enterado que su plan estrella -o estrellita, porque era miseria para aliviar la actual miseria-, después de casi tres meses, ha fracasado rotundamente. Sí, aunque el hambre no espera, todavía no se ha distribuido, el 99%, es decir, prácticamente nada, de la ayuda de un mínimo vital prometida sólo a la cuarta parte de los reconocidos como más pobres. “No ha cobrado nadie”, dice UGT. “Es un desastre” claman los directores de servicios sociales., Y conste que el escudarse, como a veces se hace descaradamente. en que otro Gobierno habría hecho aún menos -aunque fuera verdad, y más si cabe en ese caso, en que ni siquiera como ha protestado desde la oposición- constituye un intolerable chantaje a toda la ciudadanía.

20200901 Un complot miserable.

                             Hay complots que pueden justificarse por la imposibilidad de emplear otros medios y los pocos daños causados. Al extremo opuesto, sería canallesco emplear contra un Gobierno como el nuestro, al que se le puede atacar por tantas vías, el agravar el hambre y la miseria de centenares de miles de personas Tal sería el hecho denunciado ya ante Fiscalía Anticorrupción por una ex empleada de la empresa pública Tragsa, relatado en eldiario.es.

                              Según la denunciante, la Dirección empleaba toda clase de artilugios para impedir que los expedientes pudieran ser aprobados, de modo que en dos meses sólo lo fueron mil de los 300.000 programados. Aunque esa denuncia fuera cierta, la responsabilidad última del hecho seguiría siendo del Gobierno, por su fallo “in vigilando” un programa tan literalmente vital como el Ingreso Mínimo Vital, y su descuidarlo durante tanto tiempo. Razón de más para que de inmediato remedie en lo posible lo sucedido y dé las debidas explicaciones a la ciudadanía.

20200724 Sánchez y nuestra bandera.

    Entre otros, Pedro Piqueras de TV5, se ha quejado de lo que ha tardado Sánchez en llevar la bandera de España en su mascarilla, contribuyendo a que ese gesto pareciera propio sólo de los sectores más a la derecha.

      Hay que avanzar mucho más para que eso sirva de algo. No basta que la lleve Sánchez, sino que él debía aconsejar a sus partidarios y votantes y al público en general que lo hiciera, para que dejara de ser de verdad un patrimonio de sus adversarios por la deshonrosa y dejadez -por decir lo menos- de los que rechazar ser de derechas y al mismo tiempo le ceden de hecho el mayor símbolo secular de nuestro país.

20200706 Sánchez, así, no.

                    La clara ruptura de Sánchez con el corrupto clan sevillano del PSOE, con el franquismo más casposo y con la Iglesia más cavernícola nos dio esperanza a algunos de que por fin íbamos a tener una democracia más presentable.

               Sin embargo, “poco duran las alegrías en la casa del pobre” o del injustamente tratado. Ayer fue su intento -que hoy renueva- de apoderarse, con el PP, del Poder Judicial y su entrega, tras frenarlo primero, de armas asesinas a Yemen, manchándose las manos de sangre o su cambiazo del acoger a náufragos a ignorarnos inhumanamente. Ahora, dejando aparte otros “detalles”, como su deficiente gestión del coronavirus, aceptar fácilmente a Bildu o nombra a una separatista para TV3m padecemos su tan descarada colocación de amiguetes en los más inverosímiles puestos de “mando y cobro”, tras su aumento a 22 costosos ministros y una multitud, ya he perdido la cuenta, de vicepresidentes.

                 Incansable, Sánchez acabar de nombrar como consejero en Enagás, donde ya son mayoría los políticos enchufados, al desastroso en Cataluña Montilla, que ya ha dicho que piensa comer a dos carrillos, a casi medio millón cada uno. Peor aún, también ha hecho consejero a Blanco. Sí, a ese servil político del “dios” González, el corrupto de la gasolinera, el tonto a 190kms/h y el principal autorizador de quitar la seguridad al tren Alvia en el que murieron 81 personas y hubo 140 heridos graves.

                   Ojalá el haberse rodeado de tantos impresentables aduladores pagados no le impidan a Sánchez, como ya a Rajoy, oír las justas protestas de los ciudadanos hasta que se encuentre también de patitas en la calle y deshonrado para siempre, por abusar hasta tal punto de la confianza de los que le votamos y faltar al respeto debido a todos los españoles.

20200704 Más de lo mismo, no, Sánchez.

              La clara ruptura de Sánchez con el corrupto clan sevillano, con el franquismo más casposo y con la Iglesia más cavernícola nos dio esperanza a algunos de que por fin íbamos a tener una democracia más presentable.

               Sin embargo, “poco duran las alegrías en la casa del pobre” o del injustamente empobrecido. Ayer fue su intento de apoderarse, con el PP, del Poder Judicial y su entrega, tras frenarlo, de armas asesinas a Yemen, manchándose las manos de sangre y su deficiente gestión de la pandemia. Ahora, dejando aparte otros “detalles”, padecemos su tan descarada colocación de amiguete en los más inverosímiles puestos de “mando y cobro”, como su aumento a 22 costosos ministros -hasta su poco educado meter tres (3) en Educación- y una multitud, ya he perdido la cuenta, de vicepresidentes.

                 Incansable, Sánchez acabar de nombrar como consejero en Enagás, donde ya son mayoría los políticos enchufados, al desastroso Montilla, que ya ha dicho que piensa comer a dos carrillos, sin renunciar al otro casi medio millón que cobra como ex presidente en Cataluña. Peor aún, también ha hecho consejero a Blanco, principal responsable de quitar la seguridad en Angrois, con 81 muertos y 140 heridos graves.

                   Ojalá el haberse rodeado de tantos impresentables aduladores pagados no le impidan a Sánchez, como ya a Rajoy, oír las justas protestas de los ciudadanos hasta que se encuentre también de patitas en la calle y deshonrado para siempre, por abusar hasta tal punto de la confianza de los que le votamos y faltar al respeto debido a todos los españoles.

 20200606 Las rectificaciones del Gobierno.

      Me he impacientado, indignado y criticado por los cambios de rumbo del Gobierno.  Cansado de protestar, he intentado ponerme su lugar. Esfuerzo muy duro, pero que, disminuyendo mi enojo, creo que ha mejorado mi salud y mi visión del tema.

       La novedad del virus y de su modo de propagación explica que, como casi todos los países, el Gobierno tenga que variar no pocas veces su política sanitaria. Además, aquí estrenamos algo desconocido: un gobierno de coalición y, además, en minoría, con una oposición feroz, lo que le obliga a pactos y cambios forzados.

        El resultado es mareante también par el Gobierno, enfrentado a esa tempestad sanitaria y económica sin precedentes, hasta el punto que es de admirar que no tire la toalla y abandone el barco. Es lo más opuesto a la “extraordinaria placidez” con la que los dirigentes del PP (y Vox) recuerdan los años de Franco, al que nadie podía hacer cambiar una coma de sus decretos. “Rectificar es de sabios” y “Donde todos piensan lo mismo nadie piensa demasiado”. Que el que manda tenga que rectificar a veces, es señal de sabia pluralidad y creciente democracia, lo que no pueden entender los aún nostálgicos del régimen anterior.

20200602 Zapatero, a tus zapatos.

         Apeles, pintor griego, modificó el diseño de una sandalia ante la crítica de un zapatero. Animado, éste siguió reprochando otros aspectos del cuadro, hasta que Apeles, ya harto, le dijo: “Zapatero, a tus zapatos”. Hoy tenemos especialistas en jugar con una pelota grande, pequeña u ovalada, pero a los que se les paga cifras fabulosas por distraer al personal de sus intereses. Incluso el régimen de turno los convierte en maestros de “pasar” de la política.

          Ejemplo antológico es un famoso deportista que ha dicho que lo ideal es “que los que toman las decisiones fueran los mejores en cada ámbito y sin ninguna aspiración política”; vamos, como si el economista pudiera decidir sin tener en cuenta la sanidad y viceversa y no tuviera que haber quien coordinara ambos temas y muchos más, lo que, por definición, es el papel del político.

           Pontifica también este sabio que los políticos “siempre lo hacen pensando que hay nuevas elecciones”; caben excesos, sin duda, pero ningún buen político debe descuidar el porvenir de las medidas que está tomando, máxime en este país tan polarizado, extremista, donde uno destruye lo que hizo el anterior.

            Por fin, este famoso “maestro”, tras despacharse sobre lo que está haciendo el Gobierno respecto al Covid-19, suelta su última perla: ”No puedo pronunciarme sobre si las cosas se están haciendo bien, muy bien, mal o fatal porque me van a interpretar políticamente”. Copia exacta de lo que Franco decía a un nuevo Gobernador civil: que para actuar bien “hiciera como él, no se metiera en política”. Vamos, Nadal, a tu pelotita, campeón, que, de política, si en el fondo no eres también un campeón en hipocresía, mereces un cero.

20200522 Confiar en Sánchez o en Ayuso.

                         Si usted vive en Madrid ¿En quién confiaría su salud e incluso su vida para fijar los plazos de cuarentena contra el Covid-19? 

                           Sánchez no revela sus asesores “para que no sean presionados”, pero los escoge en España entera, su portavoz es un médico especialista probado en epidemias y el PSOE y su socio prometen mejorar la Sanidad y está pagando el continuar esa política de prudencia sanitaria perdiendo muchos votos.

                           Ayuso revela a sus asesores, pero ninguno es médico, habiendo dimitido su jefa médica, Fuentes, por la urgencia de la presidenta en pedir la “libertad” de confinamiento tras hablar con los empresarios, según ella misma declaró. Ayuso es del PP, que ha rebajado, sobre todo en Madrid, la Sanidad pública en favor de la privada y que sigue incluso hoy en esa línea; más aún, ella misma ya ha denunciado en los tribunales a Sánchez por no dar más libertad a los empresarios, a pesar de que esa Autonomía no cumplía los mínimos estatales para disminuir la cuarentena, y ella tampoco presentó a tiempo los datos requeridos. Claro que esa política insana de feroz oposición, apoyada por los medios de difusión de empresarios que miran más sus ganancias que la salud ajena, da por ahora muchos votos al PP.

20200519 Redondo, para el PP.

         Si hay algo que caracteriza a Pedro Sánchez es su constancia, que sus enemigos llaman testarudez. De ahí que sorprendan sus zig-zag en problemas capitales, que algunos hemos defendido como estrategia que hasta ahora le ha salido bastante bien. Todo lo contrario, sucede hoy con la pandemia, como -junto con otros muchos indicios, las últimas encuestas, muestran brutalmente, en porcentajes y por la pésima alternativa que hay de otro Gobierno.

          Las personas no somos robots, que un Gobierno pueda utilizar como botín tras su victoria. La política tiene mucho de ideología, incluso para quien presuma de ser sólo un profesional, movido por dinero o fama. No se cambia una mentalidad como una chaqueta.  Quienes enseñamos política y psicoanálisis siempre hemos dudado del “botín” de Sánchez al poner cada vez más su fe en un gurú que antes lo fuera del PP y formado en Deusto.

            No importa que Iván Redondo saliera más o menos rebotado del PP. Si su interés es dinero o fama ambos llevan a cambios de chaqueta o camisetas increíbles, como vemos en esa religión moderna que es el fútbol. Pero tampoco nadie es del todo inmune a la ideología, por lo que puede que a Redondo le guíen inconscientemente las creencias y métodos del PP. Agente doble o no, se lo confiese a sí mismo o no, ese hombre sigue siendo, más que nunca, un gran valor, un negocio Redondo para el PP. Ahí están los hechos y hasta las encuestas que debieran despertar a un Gobierno con ese guía que hoy está tan cerca del despeñadero.

20200511 Las verdades de Calero.

 El que fuera muchos años portavoz del PP en Murcia y en el Congreso de los Diputados ha escrito un artículo que algunos, por razones obvias, intentan silenciar. Recuerda que hay que aceptar el resultado de las urnas, porque hay aquí muchos que, incluso con una crisis sanitaria sin precedentes, si no están en el poder, creen que “para derribar al gobierno de turno, todo está permitido. Incluyendo banalidades, memeces, mentiras y crispación”.  Y recuerda cuatro verdades:

 Si tu tejado es de vidrio, no tires piedras al ajeno. 2. Las noticias de China las conocían todos desde enero y las competencias de Sanidad están descentralizadas “¿De verdad sólo ha pecado de falta de previsión Pedro Sánchez?”.  3. “¿Quién apoyó los recortes presupuestarios a la Sanidad? ¿Quién intentó privatizar parte del sistema sanitario público de Madrid o de Valencia?”. 4. El sentido común y el Código Civil (art. 1105) dicen: “Nadie responderá de aquellos sucesos que no hubieran podido preverse o que, previstos, fueran inevitables”.

¿Es responsable Sánchez del coronavirus?

A diferencia de las verdades del barquero, las verdades de Calero, desoídas por sus destinatarios, están ya propiciando la muerte, no ya de un sabio engreído pero ignorante de algo esencial, como en la fábula, sino de muchos miles de víctimas inocentes.

20200409 Felipe G., el incalificable.

                 Sí, hablo del mismo al que el rey de Marruecos “regaló” un chalecito de 3.000.000€, por haberle vendido, junto con el rey corrupto, el pueblo saharaui. Es el que se inclinó ante la derecha tras el 23F y recomendó hace poco a “su” PSOE que dejara gobernar al PP. El que durante 40 dirigió el corrupto clan sevillano, vergüenza del PSOE y de España. El que adquirió la nacionalidad colombiana, tras hacer fabulosos negocios allí con su amiguete Sarasola y su máximo narcotraficante, Escobar.

                   De ahí que este individuo odie a muerte a un P. Sánchez que finalmente le derrocó como jefe máximo de hecho del PSOE. Por eso, con una ferocidad inaudita, e incluso en tema de vida o muerte para todos los españoles como el coronavirus, no deja de ponerle palos en las ruedas y de alabar las que también le ponen la derecha y ultraderecha. Sí: se trata del incalificable Felipe González Márquez, al que un día, no sin dudas, voté.

20200303 Ingenuidad de Sánchez e Iglesias.

              Sánchez se ha quejado de que los medios de difusión conservadores “crispan”. Pero ¿es que hay medios que sean importantes y no sean conservadores, excepto contadísimas excepciones?  Máxime desde la crisis y la mayoría absoluta del PP. Más ingenuo todavía, Iglesias apela a la “dignidad del periodismo”, como si él fuera un hombre de iglesia que, tras ese sermón, espera que sus fieles se arrepientan y comulguen con él. Si quieren que no desfiguren sus hechos, deberán tener también ellos sus propios medios.  Esos lamentos por parte de quienes están en el Gobierno de España no sólo son inútiles, sino ridículos.

20200130 Trepadores políticos

                   Cuando nombraron a Castells ministro de Universidades se admiraba un comentarista de que una persona inteligente, un sociólogo, fuera separatista. Como si la razón se impusiera siempre a las pasiones, a la soberbia y como si el modo más fácil, y casi único, de subir hoy en Cataluña no fuera el independentismo. En un gesto sin precedentes por lo ridículo, le vimos al flamante ministro alzar por encima de su cabeza su cartera, mostrando su triunfo… y el poco peso de la misma, su vaciedad, que le ha permitido marcharse diez días a EEUU por asuntos personales sin ni montar su equipo de su ya bien llamado “medio ministerio”, más que inútil, contraproducente, fruto de su trapicheo con otra trepadora, Colau.

                     El mismo Castells no tiene empacho en reconocer su carácter superfluo, lo que parece que le lleva a creer que él tiene aún más mérito, es más importante. No puedo menos que recordar el precedente de Joaquín Leguina, que decía pestes de las autonomías uniprovinciales… hasta que consiguió la presidencia de Madrid. Con ella callaron sus críticas izquierdistas a Felipe González, del que pasó a ser un vergonzoso lacayo en su último y más corrupto periodo. Buscando de trepar, disfruta hoy de la triste notoriedad de crítico interno del PSOE, ligado a su amiguete Gallardón, al PP, a los obispos y al ABC.  Lo único que no ha cambiado nada en ellos es su feroz ansia de destacar a costa de lo que ellos mismos defendían ayer.

20200113 Calumniar desde el titular.

     Desde el titular e incluso en la letra pequeña, gran parte de esa prensa que desde siempre, o desde la crisis, está al servicio de una derecha sin escrúpulos, anuncia que miembros del Gobierno de España han participado en la manifestación por los presos de ETA.

      Dicho así, parece que se hacen cómplices de sus secuestros y asesinatos. La realidad es que en esa manifestación sólo se pedía que se suavizara o eliminara la dispersión de esos presos, pena no incluida en su condena, y que hoy día, tantos años tras el fin de la violencia, es ha todas luces innecesarias y hasta contraproducente, como toda venganza extrajudicial. Demasiada maldad también en ciertos políticos sin escrúpulos contra esos recién elegidos para gobernar.