Política – Podemos – 2017

20171222 A buenas horas, Domènech.

                               No teniendo más remedio que reconocer su batacazo el 21-D, Domènech ha llamado a la izquierda a reflexionar por qué en un país progresista ganan las derechas. “A buenas horas, mangas verdes”, como se decía antes (¿antes?) de la Justicia. La respuesta se la da ya “deportivamente” el mismo Errejón: porque en vez de apostar por un equipo u otro, Podemos ha apostado por el árbitro. Juego sucio, chaquetero, a más no podemos.

 09272017 Podemos se normaliza.

                                 A mí me parece muy bien el que, conforme a las leyes y a la petición expresa a España del Parlamento europeo, Podemos haya reclamado la suspensión de la venta de armas a Arabia Saudí, implicada en la guerra contra el Yemen; lo malo es que, por otra parte, con una hipocresía literalmente sangrienta, Podemos impulsa, con su alcalde de Cádiz, la construcción de barcos de guerra para ese mismo país. También Podemos aparenta cumplir con su deber al exigir la aconfesionalidad del Estado, pero apoya que se otorgue la medalla de Cádiz a la Virgen, dice, de los trabajadores. Y, entre otras insoportables contradicciones  muy “dialécticas”, apoya hoy el “derecho a decidir”  de una minoría a la que la mayoría de los catalanes hemos dicho repetidamente que no, incluso en un reciente referéndum, por su corrupción, por su Gobierno despótico, etcétera.

                             Vamos, que para los pocos años y el poco poder que tienen, los nuevos dirigentes de Podemos –todos, menos su dios monoteísta, que se ha cepillado a los demás fundadores de esa otra  ya también sospechosa agencia de viajes al cielo- se han normalizado, han hecho méritos de sobras para ser ya de la casta superior de caciques, digo, de brahmanes, que, como es lógico, cada día va silenciando más las críticas a sus ya colegas.

20170918 Una pregunta a P. Iglesias.

                             Esas vueltas y revueltas, esas medias palabras a estas alturas, esa broma de mal gusto sobre lo que significa la palabra “soberanía” aplicada a Cataluña, ese apoyar una movilización, pero no el votar a un referéndum objeto de dicha manifestación, ese no distinguir entre un referéndum con libertad real de expresión previa y límites de participación sensatos y un referéndum tipo franquista, de verdad, señor P. Iglesias ¿no le da vergüenza?

20170901    Victoria de la democracia en Podemos.

                                       Once a cero, en una goleada histórica, los representantes de las comisiones de garantías han declarado nulos los estatutos inventados este verano por Pablo Iglesias, ya que no han sido aprobados por las bases; también reclaman la reposición de su presidenta, Olga Jiménez.

                                      Si un jefe autoritario puede ser útil al comienzo de una asociación, por eso mismo se convierte después, si esta pretende ser democrática, en una fuerte rémora, cuando no su en su ruina.   Esta desautorización constituye una  imprescindible reacción ante la acumulación de abusos a que está destruyendo la esencia de Podemos.

                                       El problema del  feroz  autoritarismo del Iglesias –algunas de cuyas causas son fáciles de entender, viene de lejos, por lo que en vano han intentado taparlo sus asesores de imagen. Recordemos su extremo machismo, denunciado  ya por sus alumnas. Su fuerte menosprecio  a quienes debieran ser sus aliados, al menos puntuales, los dirigentes del PSOE e IU,  imposibilitó un pacto que hubiera vencido al PP. Su egotismo le ha hecho liquidar acabar o alejar a todos los demás fundadores de Podemos. Su absurda pretensión de tener siempre la verdad choca con sus extremos  vaivenes ideológico s– de comunista a socialdemócrata y viceversa los días impares-  y también sus oscilaciones tácticas, como que el poder se gana en la calle o en el parlamento.

                                     A cada viraje, a cada depuración, ese jefe altivo, invasivo, siempre ceñudo porque no siempre todos le dan toda la razón, no sólo va haciendo perder velocidad a Podemos, sino también promueve el abandono de muchos militantes y votantes, y creando nuevos enemigos. ¡Basta ya!

02102015 Denuncian a otros para ocultar sus  robos:

                                    No simpatizo con el actual dirigente de CC OO, pero coincido con él en lo curioso que resulta encontrar tantas portadas sobre el caso Monedero. Máxime cuando es tan corriente, para pagar menos impuestos,  crear sociedades unipersonales y el hacer declaraciones complementarias, como han dado ejemplo, a pesar de sus enormes fortunas, las más reputadas personalidades del país, desde Aznar hasta Botín, pasando por Messi, Casillas y muchos otros muchos más. Y cuando están ya en los tribunales, como posibles o ya probados auténticos expolios, los máximos dirigentes políticos de otros partidos, por cantidades incomparablemente mayores de las que se quiere inculpar a Monedero, desde Andalucía hasta Cataluña, pasando por la sede de Bárcenas, perdón, quiero decir del  PP.

                                 Sin embargo, opino que lo peor, lo más triste, lo que da menos esperanzas de librarnos de la corrupción, es que esa vulgar táctica del caco, de señalar a alguien delante suya  y gritar “¡Al ladrón!” encuentre todavía tanta gente  tan ignorante -o tan cobarde para actuar contra los auténticos y mayores  ladrones-, que les permita quizá seguir escapando con su botín.

20170725 Carta al dios Pablo Iglesias

                     Señor Iglesias, ante su país y los más de cinco millones que le votamos ¿a usted, de verdad, lo que hace, no le da vergüenza?

Porque un día se declara ultraizquierdista y otro socialdemócrata.

Porque, oportunista al máximo, busca votos re retazos de movimientos incongruentes.

Porque por su loca ambición es,  como persona individual, el principal culpable de que nos siga gobernando por muchos años la derecha más dura y corrupta.

Porque, a pesar de su cargo,  sigue haciendo el payaso a un lado y otro de la tele.

Porque nos distrae hablando del derecho de unos padres  a marcar su hijo llamándole “Lobo”, pero  no de los parados, los desahuciados, los sindicatos, los Bancos, etc.

Porque no recuerdo haberle oído hablar de Siria o Arabia Saudí, y calla como muerto bien alimentado o chantajeado sobre la tragedia de Venezuela.

 Porque toma la calle, después dice que eso era una idiotez suya y de los muchos que le acompañamos, y ahora vuelve a querer tomarla… yéndose el día D a Berlín.

 Porque en vez de integrar a las corrientes de Podemos que llegaron a superarle en votos, ha pretendido echar incluso de un programa de la Ser a Errejón, para poner a su favorita de turno, como notorio “profesor machista” que denunciaban sus alumnos.

La guinda, mostrando hasta qué punto de ridícula ambición personal y desprestigio de Podemos ha podido llegar, ha sido su intento hoy de presentar una moción de censura pensando poder ser el candidato alternativo, salvador de la patria.                     

                            Por todo eso y por mucho más, han tenido que abandonar la dirección del partido todos, repito, todos los que lo fundaron con usted. Y los que vinimos después, si no podemos vencer ese culto a la personalidad, ese endiosamiento suyo “a lo Felipe González”, tan fácil en esta aún tan inmadura democracia, habremos fracasado en nuestra esperanza de mejorar nuestro país en esta  época de enorme crisis que padecemos.

20170719 De Franco a PMI.

                             Franco pide no votar el 1-O porque no quiere la república, dicen unos carteles en Cataluña, hechos por independentistas, que han recibido el aplaudo de la Fundación F. Franco. Por supuesto, todos los independentistas  irán a votar, y su esperanza de triunfo reside precisamente en que por desidia – como ya hace casi un tercio de los catalanes-, o por creer que sería inútil porque los independentistas harán de nuevo trampas, o por mantener ciega creencia de que “no pasará nada”, favorecerán con su abstención la secesión.

                        Pablo Manuel Iglesias, después de afirmar que le gustaría mantener la unión, ha dicho también que él se abstendría de votar, si pudiera, el 1-O.   PMI, el  cofundador de Podemos, que ya ha enterrado de diversas maneras a todos los demás cofundadores ¿no va camino, como tan tarde empiezan a protestar algunos, por eso, por lo de Cataluña y por mucho más, de alcanzar el dudoso honor de ser su único enterrador, según señalan ya –y nada menos que un millón de veces, de votos menos-, las encuestas?

20170707 Podemos, Venezuela y Cataluña.

                                      Por fin parece que Podemos se ha decidido a condenar “todas las violencias” en Venezuela. Lástima que, por intereses demasiado oscuros o demasiado claros, según se mire, no tenga esa mínima equidad respecto a Cataluña.   Aquí, desde hace muchos años, de forma creciente, no  sólo existe una violencia que impide abrir la boca a los que disienten de un Gobierno corrupto y minoritario que degrada y margina a quienes no piensen como él,  con una abrumadora inquisición y amenazas de expulsar de sus empleos -o algo aun peor- a sus oponentes, sino donde prolifera la violencia física contra los bienes e incluso las personas que no se le someten.

                                   De ahí que ese “derecho a decidir” de los agresores, con un referéndum al que imponen unas características que serían hasta risibles si no revelaran su intención de imponerse como sea a la ciudadanía, constituya una burla cruel y amenaza a la democracia por parte de sus enemigos y cómplices, por su silencio o apoyo “indirecto”. El colmo de la hipocresía es el proyecto actual de Podemos de no participar en un referéndum no acordado… pero echarse a la calle “para apoyar aquellas movilizaciones que hagan avanzar el derecho a decidir”.

20170621 Periodistas y libertad de expresión.

 
                                             Pablo Iglesias ha vetado la presencia de EL PAÍS en su rueda de prensa. Antes, el director de ese diario -servidor de turno de quienes sabemos-  había vertido en su página editorial groseras descalificaciones personales contra él, provocando la explícita protesta de los periodistas de su redacción. De ahí que lo que ha hecho aquí Iglesias –que no es el santo de mi devoción- , es defender, como esos periodistas, la única real libertad de expresión. Quienes la queremos deberíamos denunciar siempre a los abusones que, cuando consiguen con esas o tras malas artes hacerse con el poder, censuran a los demás, argumentando,  que defender la libertad de expresión sería como la del derecho a gritar “¡Fuego!” en un teatro lleno; así lo afirmaba en todavía demasiado reciente franquismo, vivo aún en quienes aún  hoy se escandalizan de ese digno  y democrático gesto.

20170605 La Virgen ayuda a Podemos.

                                  En recompensa por haberle otorgado la medalla de Cádiz, la Virgen ha puesto en relieve –aunque sea sin querer- el valor de Podemos, es decir, de sus militantes, gente racional y consecuente, que no se deja llevar por sus sentimientos –como puede ser el catolicismo- sino por la coherencia con la Constitución y programa de Podemos, descaradamente conculcados por el alcalde, “Kichi”.

                                En efecto: no ha servido que, en calculada escalada, intentarán defender lo indefendible el así destapado como oficioso, Monedero, después la autoridad de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez y por último, ya a la desesperada, el propio Iglesias. El rechazo ha sido casi unánime, mostrando que la militancia no traga como en otras organizaciones. Esto ayudará también a los dirigentes de Podemos a pensar y hablar con mayor cautela y acierto, al menos por temor a perder sus puestos.

20170604 La España eterna de Podemos.

                           En el siglo XIX Engels recordaba la historia del socialista español que proclamaba que Dios era una invención patronal para que los obreros se resignaran a su suerte, pero que todo buen socialista debía amar a la Virgen María. Mediado el siglo XX, Epton, laborista británica, -que confesó abandonar España desesperada por nuestra irracionalidad-, escribió en su libro  que, al ver pasar una procesión cuyo portaestandarte era un comunista, al preguntarle después la razón, éste le respondió, extrañado a su vez: “Pero, señora ¡es la Virgen de mi barrio!”.

                            Ahora, bien entrado el siglo XXI, y contra una Constitución aconfesional, el ilustrado, perdón, el ilustre “Kichi”, alcalde de Cádiz, elegido en las listas de Podemos, ha otorgado una medalla a la Virgen su ciudad. Y no sólo defiende ese gesto el “purista” Monedero, sino también la ultraizquierdista, Teresa Rodríguez que, como mujer, debiera conocer y sentir aún mejor lo que ese acto implica y hasta el presidente de Podemos –de nombre, ay,  Iglesias-,  se ha dejado convencer por “Kichi” de que esto “lo ha manejado de una manera muy laica”, porque se trata de una Virgen de pescadores, progresista; lo que recuerda al ZP, muy contento porque “tenemos un rey muy republicano”. La ultraderecha española no tiene razón en temer la competencia de Podemos si no es por ser superada en este terreno clave; porque, recordemos, “nada cambia mientras no se cambia de dioses”. Y, como titula su artículo Avendaño, “”Podemos ha perdido su virginidad con la Virgen”.

20170603 Sí es lo mismo Kichi y Monedero.

                                      Sí es lo mismo, señor alcalde de Cádiz, “Kichi”. Lo mismo van a matar en una guerra ofensiva de la dictadura Saudí contra el pueblo de Yemen los barcos que usted le está dejando construir en la bahía de Cádiz, manchando sus aguas de sangre, contra la más elemental humanidad e incluso las leyes internacionales que ya lo impiden. Sí es lo mismo que usted, aunque usted diga –y quizá sea verdad- que no se mete unos millones en los bolsillos, sino que da lo hace por los desempleados, metiéndose en el bolsillo unos votos que le permitirán seguir siendo alcalde, sin ingeniarse para procurar empleos menos mortíferos.  

                             Hoy tampoco no ha tenido usted empacho en transgredir incluso la Constitución y lo prometido por su partido, Podemos. Y encima le defiende uno de sus fundadores,  Monedero, titulando su artículo que ese gesto  suyo “No es lo mismo” que lo que denunciaban en otros. Porque usted, ha dado una medalla pública a la Virgen de su ciudad. No puede estar más claro que ambos “nuevos” dirigentes son de buena casta, de la de siempre. Aunque en parte tiene razón Monedero al decir que “no es lo mismo”; porque es peor, porque intentan recuperar en provecho propio a los que ya se habían desengañado de los representantes clásicos de la casta.

20170601 Referéndum sobre P.  Iglesias.


                                     Pablo Iglesias defiende hoy un referéndum en Cataluña a pesar de que: 1. Hace décadas que mis paisanos están sometidos a una campaña de odio España, desde exposiciones oficiales hasta amenazas a los funcionarios, como la infame de Lluís Llach. 2. Para cambiar el Statut y hasta el director de TV3 –televisión pública, pero convertida en arma unilateral del independentismo- se requieren dos tercios de los votantes, pero para este referéndum capital sólo el 51 por ciento. 3. Cada día es más evidente que los principales jefes independentistas, de Pujol para abajo, lo que aman no es Cataluña, sino seguir robándonos con la impunidad que les daría la secesión.   4. Que el referéndum en su versión actual es a todas luces, nacionales e internacionales, ilegal y rechazado por las instituciones.

                                      Para evitar que ese apoyo incalificable, en su ansia de poder, de P. Iglesias, y, contrario a la mayoría de los españoles y catalanes en particular, dañe también mucho a Podemos, convendría que este partido hiciera un referéndum sobre la decisión de Iglesias, en donde no dudo que volvería a quedar en minoría, haciendo saltar los manejos que le permitieron en Vista Alegre II recuperarla con un poder absoluto cuyas pésimas consecuencias están a la vista.

20170526 DERRIBANDO A UN DIOS.

                           Un humorista del mundo madrileño ha dibujado a un Sánchez derribando la estatua de un dictador, Felipe González. Más que un dictador, habría que llamarle, como sus íntimos entonces, un “dios”. Y recordemos que no cambia nada a fondo mientras no se cambia de dioses.

                          Hay un claro precedente histórico. Al  amanecer de un 13 de marzo del 2003 me sorprendió la noticia de que contra lo que parecía seguro y contaba con el apoyo de toda la cúpula del PSOE (menos una catalana)  Borrell, había vencido a un Almunia nombrado a dedo por González, y por diez puntos, como ahora Sánchez a Díaz.  Aunque ya lejos del  PSOE, hice a toda prisa unos  carteles  y fui colgando en los alrededores de la sede de Ferraz, cuando sólo habían llegado los periodistas: “El PSOE REVIVE. Felipismo adiós”, que reprodujeron  los medios.

                         Por desgracia, me equivoqué, y el aparato del PSOE obligó de hecho a Borrell a dimitir para restaurar a Almunia, que tuvo que dimitir y terminó expatriándose (con honor, etc.) tras un desastroso resultado electoral. Esperemos que ahora acierte este dibujante y el reincidente optimista sociólogo que suscribe, que volvió el 21 de mayo a Ferraz con una única pancarta (ya no existe ni la libertad de poner carteles), con un lema parecido y difundido: “El PSOE REVIVE; PP, adiós”.

20170206 Pablo no era Pedro.

                                             Pablo no era Pedro. Sí fue un gran ideólogo y máximo difusor del cristianismo, pero no tenía el carisma, en muchos sentidos opuesto, de ser también un prudente organizador. Iglesias ha mostrado sus dotes de difusor de Podemos. Sin embargo, desde sus graves errores que han frenado tanto el partido, hasta la pérdida de todos sus socios fundadores, ha puesto en evidencia su notable incapacidad organizativa.  Él mismo ha tenido que reconocer no pocos de sus errores, rectificar e incluso volver a cometerlos de nuevo. 

                                          En sus primeros días, tan recientes, decía soñar con el momento, que ansiaba fuera pronto, de volver a su trabajo científico ¿Le habrá cegado la ambición o  la adulación de  los tiralevitas hasta el  punto de no ver que está en el momento crítico, personal e históricamente, de rematar con honor esa etapa de su vida, en vez de hundir ambas?

20170202 La crisis de Podemos.


                  Partícipe tan activo como independiente del 15M y de Podemos, llevé a Vista Alegre I un gran cartel, al que nadie se opuso: “Organizarse bien, o morir también”, como el 15M. Y apoyé con fuerza a la cúpula entonces dirigente. Pero,  por una destructiva reacción pendular, el movimiento falla por el extremo opuesto. Cayó primero, por varias razones, Monedero. Después se fue desangrando poco a poco ante la presión de la cúpula, perdiendo muchas otras figuras importantes por un Jefe que no admitía la menor crítica.

                    Se ha intentado mil veces Pablo Iglesias reconociera sus tan increíbles como destructivos zig-zag doctrinarios y tácticos, que tanto han dañado al partido y reducido a la oposición. Me recuerda al Felipe González decadente del que decía Cebrián:  “Ha cambiado y no lo reconoce. El poder le ha maleado”. Ahora incluso rechaza a  Errrejón y a la misma tan conciliadora Bencasa, la única mujer que su feroz machismo admitía a su lado como colaboradora. Como en toda larga y muy dañina crisis, el diagnóstico para Podemos es ya tan fácil como el remedio difícil para recuperar el primitivo carácter democrático de los círculos sin perder una coordinación  que la inmadurez y exaltado carácter autoritario de este iluminado Iglesias ha hecho sospechoso a muchos. Con todo, hay fundadas esperanzas en la recuperación, dado que Iglesia ha queda en clara minoría en la última consulta interna.

20170103 Monedero, el amigo.

                                        Monedero ha tenido el gesto de apoyar a su amigo en horas bajas. Pero su artículo es de lo más contraproducente para Pablo. Porque nadie, nadie, es imprescindible, como reconoce de palabra él mismo, y es increíble, como insiste Monedero, que si cae él, termine Podemos. Más bien, como estamos viendo, puede suceder lo contrario, por los múltiples y sonoros  errores, no pocos de pura soberbia, de ese líder.

                                        Los hechos son patentes: bajo su mando Podemos se ha detenido y  hay síntomas de que puede retroceder ye incluso despedazarse de distintas maneras, como también lo frenó en su día el “caso Monedero”, que hoy  tiene el valor de llamar  “deshonestos” y tontos a los que no prefieran sobre todo a su colega; imitando al PP, les augura  un prepotente y grosero “que se jodan”. Su único argumento “positivo” para defenderle es que “por fortuna, llegó la abuela Teresa y mando a callar”. Lean, lean su artículo. ¡Qué pobreza mental, qué vergüenza! Con amigos así, Iglesias no necesita enemigos.