Política – Madrid – 2004

20040301. Me hacen votar más lejos.

¡Más servicios de esos, no, por favor! Resulta que acabo de recibir una carta del Ayuntamiento de Madrid, a todo color (total, la tendré que pagar yo), en la que, con refinado sadismo, se me informa de que, “con la finalidad de facilitar el ejercicio del derecho de voto” se ha aumentado el número de colegios electorales… por lo que tendré que ir a votar a otro nuevo, TRES (3) veces más lejano de mi casa de lo que lo está el colegio electoral donde siempre he votado. A pesar del evidente despropósito, quiero pensar que todo se debe a la mera habitual incompetencia municipal, y no a la cada día más extendida campaña del PP para alejar a los ciudadanos del votar y de la política, como ya hacía el antiguo régimen. En todo caso, ¡no más servicios de esa clase, señor Ruiz-Gallardón!

20040326. Lágrimas embotelladas.

¿Por qué llora inconsolablemente Ana Botella en privado y en público, durante horas, en su misma oficina municipal? ¿Es por los centenares de inocentes asesinados en Madrid, o los miles de Irak?

No, responde ella a los que intentan consolarla: es porque hasta la gente de la calle, los familiares de las víctimas, nos llaman asesinos.

Es decir, sufre, llora compadeciéndose sólo de sí misma, por la incomprensión popular. Y de hecho sigue impertérrita con un Aznar que repite que no tiene nada que rectificar, echando encima (como siempre ha tenido la desfachatez de hacer, todas las culpas a los demás, incluso a su mismo partido: “yo no me he presentado a estas elecciones”, ha tenido la desvergüenza antológica de añadir; insistiendo en que él se va “con la cabeza muy alta”, sin duda para no ver tantos cadáveres por el suelo, y con “las manos limpias”, sin duda tras lavárselas mucho para intentar ocultar también ahí tanta sangre derramada.

20040401. El Rastro sin rastro.

¿Cómo es posible que no se quiera dejar ni rastro de una tradición de tantos siglos, de las pocas que tenemos en Madrid, con un plan de transplante mortal del mercado del Rastro, que tanto ameniza nuestros domingos y otros feriados, fomenta el turismo, y es un sostén económico para tantos miles de personas?

Con M. Martín Ferrand, y su sensato y sentido artículo en ABC, hago votos para que se respete nuestro Rastro, ya excesivamente limitado y reglamentado, y el señor alcalde de Madrid, Ruiz-Gallardón, pueda comprometerse más con proyectos mucho más populares y positivos, que tanto necesitamos.

20040907. Navidad comercializada del Ayuntamiento.

Para compensar las crecientes críticas de ecologistas, anti consumistas, pluralistas, y de la gente auténticamente religiosa y sensata en general, cada año «nuestro» Ayuntamiento de Madrid gasta más de nuestro dinero, en más cosas y durante más tiempo, para apoyar unas fiestas, «patrocinadas por el Corte Inglés», a las que todavía llaman propagandísticamente «de Navidad».

20040907. Un ayuntamiento contra los ciudadanos..

El artículo de A. Muñoz Molina El Paleolítico Municipal me ha hecho revivir la indignante experiencia que los ciudadanos de a pie sufrimos en las oficinas del Ayuntamiento de Madrid. Quien no las conoce podría pensar que exagera. En modo alguno. Incluso yendo en nombre de una ONG, a ofrecer un servicio gratuito de información sanitaria, el Ayuntamiento tardó cuatro (4) meses en contestarme de la manera más negativa; otra vez, ni me contestaron. Nueve intentos personales (sí, 9) en la Oficina de las Asistentes Sociales, que en principio cabría esperar estuvieran algo más motivadas por estos temas, sólo sirvieron para que se rieran de mí: «Vuelva usted mañana», repitieron en distintos tonos las nueve veces, sin darme nunca ninguna respuesta. Y otras ONGs parecidas, con las que colaboro, han tenido el mismo trato ineficaz y despreciativo de esos «servidores públicos» (¡!), que seguirán menospreciándonos -y al final, no sin cierta razón- si no nos organizamos eficazmente para acabar con su despotismo.