Política – Cataluña – 2020

2020 07 Separatistas sin vergüenza.

                                                      En Italia, los separatistas de la Liga Norte tuvieron al menos la vergüenza suficiente como para echar a su fundador, U. Bossi, que había robado más de la cuenta, así como la mínima sensatez de renunciar a su insensato e insolidario independentismo. En Cataluña, en cambio, hemos sufrido durante décadas los gigantescos robos del fundador, J. Pujol, con todo su clan familiar; los aires, -tan mesiánicos como ridículos- de su delegado de hacienda, Mas; la necedad y cobardía del huido “caganer” Puigdemont y el brutal racismo y absoluta incapacidad de Torra. Todo ello sin que, seducidos por una masiva propaganda totalitaria o acobardados por ella, haya disminuido apenas el número de esa casi mitad de la población que aún sigue a esos impresentables padres de la patria. Es difícil, en el contexto histórico en que nos encontramos, encontrar un nivel más bajo de “seny” y mayor irrespeto a la propia patria, considérese chica o grande.

20201222 Irresponsabilidad homicida, o peor.

     Los Gobiernos han previsto severas medidas de prevención de la pandemia antelas fiestas de Navidad y Año Nuevo; muchas, las han reforzado durante esos días, ante agravamiento de los contagios y muertes.   Pero en Cataluña, uno de los lugares más afectados, sólo se hace después del seis de enero.  Es decir, “se cierra la verja después que se ha escapado el ganado”, o incluso tras recorrer el campo espantando a los que quedan, que huyen también. Cada cual se enorgullece de lo que carece.  Mis paisanos se orgullecen de su sentido común, pero esto ya pasa demasiado de la raya. Como el haber votado tantos años a un banquero corrupto, a su ecónomo, profeta fracasado, a su hoy huido siguiente, sin dos dedos de formación ni de frente, para no hablar de Torra y demás.

20201126 La hija de Ernest Lluch.

        Fui compañero de Ernest Lluch en París y en su lucha antifranquista. He leído la entrevista de su hija en el aniversario de su asesinato por ETA y creo que él estaría orgulloso de Rosa por haber conseguido no dejarse esclavizar por el odio. Más aún, por su incesante búsqueda, como él, de una relativa comprensión y paz entre todos, como con quienes, como afirma, han probado durante tantos años el haber abandonado la violencia, aunque, añade, a veces no la condenen tanto como ella desearía. También creo que destaca, aunque añada que no le va a votar, su comprensión hacia el PSOE, cuya obligación, subraya, es aprobar unos Presupuestos, hablando y pactando con todos los partidos parlamentarios, como Bildu. Sí:  los políticos que quieren cumplir con su deber han de tragar a veces sapos enormes, incluso a pares, de sus adversarios de muy distintos bandos, como en este tema también de la derecha.

20201120 Insensatez económica separatista.

           La economía no es el máximo valor; y si fuera necesario para defender otros valores, sería incluso honorable sacrificarla en parte. Pero los separatistas prometían -contra la experiencia de un mundo globalizado- mejorarla después, e incluso denunciaban un “Madrid nos roba”, lo que, cifras cantan, debieron pronto olvidar. A eso, año tras año, se añade su pérdida de miles de empresas, algunas internacionales, e incluso del dominio de sus principales Bancos, con la fusión de CaixaBank y Bankia y ahora del Sabadell con BBVA.

          ¿Qué importa arruinar Cataluña ahora -como decía Junqueras con su proyecto de huelga general indefinida hasta conseguir la independencia- si el día de mañana estaremos mejor? Ese independentismo irresponsable es la caricatura siniestra de una religión, al pedir una fe que contradice la experiencia, cualquier razonamiento y el más elemental sentido común, “seny”.       

20201108 Elecciones en EEUU y en Cataluña.

                                  El triunfo de Biden es un especial motivo de alegría y esperanza para nosotros, la mayoría de los catalanes. Como allí Trump, una minoría, incluso en votos, se apoderó de nuestro Gobierno. Como en los EEUU, esa minoría fomentó una funesta demagogia nacionalista, con un cada día más descarado racismo, rechazando violentamente, en su lógica totalitaria, incluso a los nativos que no comulgábamos con ellos, dividiendo el país. Pero sus cada vez más impresentables dirigentes -aquí, de Pujol a Mas, a Puigdemont e incluso a Torra- han conseguido que, como en Estados Unidos, sus votantes se reduzcan a las zonas menos ilustradas del interior, hasta que, ya allí y pronto, esperemos, aquí, pierdan su nefasto poder.

20200910 Un autogol del Barcelona.

    La mala racha del Barcelona. Ahora se ha metido deliberadamente un autogol al intentar ganar en su campo al Tribunal Supremo que, 6 a 0, ha expulsado a Torra, por mantener lazos amarillos en los edificios públicos en plena campaña electoral. Eso es lo que “vulnera gravemente la voluntad democrática”, no el condenarlo por ese enorme abuso.

    Mal ha estado al Barcelona salirse de su campo deportivo, peor el hacerlo a favor de una minoría que quiere imponer a la fuerza su ideología y pésimo el olvidar que muchos de los principales triunfos en fútbol los ha conseguido gracias a jugadores no catalanes, prueba indiscutible contra los palurdos que quieren independizarse creyendo que solos les irá mejor.

20200928 Un ministro que no entiende.

                     Aunque sea ministro de Universidades, una lumbrera, Castells dice que no entiende, sino que critica la decisión unánime del Tribunal Supremo de condenar a Torra que, incluso advertido, no retiró unos lazos amarillos de los edificios públicos catalanes ni durante la campaña del 28-A.

                      Nada más natural, por otra parte, que Castells no entienda, porque, como Torra, es un confeso nacionalista, una ideología totalitaria, literalmente indiscutible, que cuando puede, como tantas veces en Europa, lleva a una guerra sin cuartel, como con Franco. De ahí que Castells sólo pueda aceptar ser ministro de España para arruinar desde dentro nuestras instituciones, como ahora pretende hacer atacando a la Justicia.

20200910 Mártires del separatismo.

     Los extremistas de todo tipo, políticos, religiosos o sociales, saben muy bien que “la sangre de mártires es semilla de creyentes”. Por ello han buscado de distintas formas mártires los nacionalistas catalanes, aunque el alto nivel cívico de las víctimas de sus provocaciones ha evitado por ahora lo peor. Por ahora se han tenido que conformar con honrar al “mártir” del independentismo que nunca lo fue, Rafael Casanova.

          Este año el Covid-19 les ha ofrecido la oportunidad de conseguir no uno, sino muchos mártires mediante la llamada de la ANC a nada menos que 48.000 seguidores suyos para manifestarse en pro del independentismo el once de septiembre. Sus previsibles enfermos y muertos podrían hacer revivir algo la fe de los alejados de esa ideología por tantas promesas sin cumplir, tanta corrupción, tanto empobrecimiento económico y social, tantas luchas internas, etc. Dada esa inminente y más que previsible hecatombe, Quim Torra, que acaba de limitar desde la Generalitat a diez personas las reuniones y desaconsejar los traslados innecesarios, ha querido salvar su responsabilidad ausentándose por vez primera de esa manifestación.

20200908 El Barça, Messi y el separatismo.

    La vida está llena de curiosas contradicciones. El Barça lo fundaron un grupo de ingleses residentes en Barcelona; después, y contra él los catalanes fundamos el Español. Ahora el Barça, ocupado ya en gran parte por indígenas catalanes, acaba de enviar a un Español, compuesto por un mayor número aún de nativos catalanes, a Segunda División.

      Este Barça constituye hoy el foco más visible del separatismo del resto de España, basado en parte en sus triunfos deportivos con esos extranjeros. Su mismo capitán y estrella desde tiempo inmemorial ha sido un italo-argentino, Messi que, conforme a sus orígenes, ha rechazado esa política separatista, hasta el punto de negarse a responder en catalán a un saludo y haber exigido legalmente poder irse del club si Cataluña se independizara.

         Con esas vueltas y revueltas, copiando el mismo el nombre de C. F. Barcelona (y no Barcelona C.F.) a unos ingleses y los ganando campeonatos gracias a extranjeros como Messi, ¿ese aislacionismo separatista no queda un poco en ridículo, así como la difundida pretensión –cada cual se enorgullece de lo que carece- de que tenemos un excepcional sentido común?

20200727 Paco Frutos, un hombre de honor.

      “El nacionalismo es la guerra”, como sintetizara Mitterrand. Durante dos siglos ha ensangrentado y arruinado Europa, haciéndole perder su papel en el mundo y su mensaje, tantas veces traicionado, de fraternidad humana, de derechos humanos, de solidaridad mundial que hoy pretende protagonizar una izquierda, para después rendirse ante él.

         Paco Frutos ha sido uno de los pocos hombres fiel a sus mejores principios que no ha claudicado de la izquierda, ante uno de los más trasnochados, corruptos y totalitarios -en cuanto ha podido- avatares del nacionalismo, el catalán actual.

          Una increíble traición e insolidaridad, impulsada por una de las más corruptas oligarquías, como la del banquero Pujol, su familia y sus sucesores, tras apoderarse del Gobierno catalán, con la complicidad de los Gobiernos centrales, ha dividido y arruinado nuestro país. Cómplices también de ese desastre han sido muchos miembros y partidos de la izquierda de toda España, a los que él se opuso frontalmente en su célebre y ahora, a su muerte, tan recordado discurso en la Plaza de Cataluña. Sí, Paco Frutos, secretario general del PCE de 1998 a 2009, ha sido hasta el final, como muy pocos políticos, un hombre de honor.

20200510 El ERC, necio y malvado.

                                        Aunque juegue a veces a ser el poli bueno, el ERC, como “buen” nacionalista, acaba de demostrar ser otro poli malo. Peor aún, malvado, porque por sus intereses de partido ha puesto en peligro de muerte a muchos miles de personas. Ha superado incluso a que Torra que, por una vez sensato, no pidió salir de la etapa 0.

                                        Sin la inesperada ayuda de Ciudadanos, la rápida y traicionera retirada del ERC en plena crisis habría provocado una catástrofe sanitaria, económica y política que sin duda -necio además de malvado- habría destrozado al ERC, como culpable de encender la mecha del polvorín que con muchos otros, por maldad o desaciertos, había ido acumulando.

20200424 “¡Patria o muerte!”

                            Del “Madrid nos roba” al “Madrid nos mata”. De nuevo y ahora la Consejera de Presidencia catalana, Budó, ha osado repetir, incluso tras la vergonzosa política de Torra en esta pandemia, el grito de guerra de Fidel Castro. Sería ridícula si no invitara a una guerra civil contra la mayoría de los mismos catalanes, que somos no independentistas. Con rozón ha sido rechazada también como “nefasta” por el representante del ERC en el Parlamento, Rufián.

                              Más pronto que tarde habrá que pedir las responsabilidades políticas y penales que suponen esa incitación al odio y la violencia, máxime contra nosotros sus paisanos, poco defendidos hasta ahora por el Estado por miserables ventajas políticas de los partidos, han tolerado que se llegue a partir hasta este punto nuestra convivencia. convivencia.


20200215 Violencia engendra violencia.

                    La policía acaba de detener al conductor que arrolló a uno de los muchos independentistas que atropellan diariamente desde hace meses el derecho de tránsito de muchos miles de ciudadanos, causándoles a todos daños, a veces muy graves. El condenar la violencia ilegítima de ese conductor nos confirma en condenar también la de sus provocadores. Por lo demás, ese menosprecio violento del derecho ajeno, ese secuestro real, físico como tantos otros casos en que los separatistas intentan imponerse, empleando una violencia corporal -véase Internet- deja cada vez más claro el carácter tiránico, totalitario, del actual independentismo, así como la creciente responsabilidad de quienes -todavía demasiados- siguen siendo cómplices suyos.

20200213 Venta de catalanes y venezolanos.

      Como a la mayoría de los catalanes, me han vendido durante décadas el PSOE y el PP para conseguir los votos de “nuestra” minoría separatista, cada vez más corrupta y, como todo nacionalismo, totalitaria.   Sin embargo, me hacía la ilusión de que Sánchez, tras romper con el clan sevillano del PSOE, no nos traicionara también, interpretando -como denunciaba Rovira y otros separatistas-, que sus bandazos eran un plan para dividirlos.

      Por otra parte, tras ser profesor de sociología en varias universidades de Venezuela, defendí desde España a Chávez -a pesar de sus lagunas- porque disminuyó como nadie la pobreza en un país tan difícil como Venezuela; e incluso, con más salvedades, apoyé en sus inicios a Maduro. Pero la catástrofe sin precedentes latinoamericanos, como ha reconocido él mismo, a la que ha llevado al país, incluidos los 6 millones que han huido votando con los pies, como antes hicimos también millones aquí contra Franco, constituyen un macro crimen contra la humanidad.

        Los actuales mayores bandazos respecto a Venezuela, unidos los no menos arriesgados sobre de Cataluña, tienen una clara y pésima base en la dependencia de Sánchez de un Iglesias. Porque éste que debe su vacilante poder a su hipoteca política y hasta económica de los separatistas catalanes y al claro chantaje que sufre del gobierno venezolano. Todo esto, como no puede ser de otra manera, debilita cada día más la esperanza que la mayoría de catalanes y venezolanos, víctimas de esos gobiernos, podíamos tener en un cambio político real en el PSOE, ya sea por impotencia, impericia o malicia de su actual dirección.

20200130 Trepadores políticos

                   Cuando nombraron a Castells ministro de Universidades se admiraba un comentarista de que una persona inteligente, un sociólogo, fuera separatista. Como si la razón se impusiera siempre a las pasiones, a la soberbia y como si el modo más fácil, y casi único, de subir hoy en Cataluña no fuera el independentismo. En un gesto sin precedentes por lo ridículo, le vimos al flamante ministro alzar por encima de su cabeza su cartera, mostrando su triunfo… y el poco peso de la misma, su vaciedad, que le ha permitido marcharse diez días a EEUU por asuntos personales sin ni montar su equipo de su ya bien llamado “medio ministerio”, más que inútil, contraproducente, fruto de su trapicheo con otra trepadora, Colau.

                     El mismo Castells no tiene empacho en reconocer su carácter superfluo, lo que parece que le lleva a creer que él tiene aún más mérito, es más importante. No puedo menos que recordar el precedente de Joaquín Leguina, que decía pestes de las autonomías uniprovinciales… hasta que consiguió la presidencia de Madrid. Con ella callaron sus críticas izquierdistas a Felipe González, del que pasó a ser un vergonzoso lacayo en su último y más corrupto periodo. Buscando de trepar, disfruta hoy de la triste notoriedad de crítico interno del PSOE, ligado a su amiguete Gallardón, al PP, a los obispos y al ABC.  Lo único que no ha cambiado nada en ellos es su feroz ansia de destacar a costa de lo que ellos mismos defendían ayer.

20200102 Hay traidores y traidores.

   Los catalanes, como los vascos, hemos sido especialmente traicionados por el PSOE y el PP, que una y otra vez, nos han vendido a la mayoría apoyándose en los separatistas para gobernar. Así han vendido también al resto de los españoles, que han visto mermar sus libertades con excusa de luchar contra esos mismos separatistas, en justo castigo por haber votado mayoritariamente, ellos sí, al PSOE y PP; pero que ahora muchos nos culpan de traición   a todos los catalanes y vascos.

        Hoy los del PP y afines acusan al PSOE de cometer la misma traición que hicieron ellos. Es posible que el PSOE vuelta también a las andadas. Pero también es cierto que Sánchez ha roto como nunca con los anteriores dirigentes de su partido, y que, en un año de gobierno, lo haya querido él o no, se ha debilitado y dividido mucho el separatismo.  ¿Habrá ido demasiado lejos estos días o se habrá rendido también él, para gobernar a los separatismos?  Pronto lo veremos. Lo que es insoportable es que el PP y afines denuncien como traición lo que ellos practicaron, mientras que no han tenido el gesto que tuvo el PSOE de abstenerse para que pudiera gobernar el PP.