Política – Cataluña – 2017

29170208 Responsabilidades de la crisis en Cataluña.

                           No pocos catalanes reconocemos que parte de la responsabilidad del auge separatista se debe al silencio de quienes no pensábamos así, ante la violencia verbal, económica y hasta física de estos independentistas totalitarios. Pero  ¿qué decir de la pasividad que,  sin tener siquiera esa mala excusa,  ha reinado al respecto en Madrid, capital de España, incluso en plena crisis?

                           Entre otros sangrantes ejemplos, recordamos que algunos ciudadanos, como ya hicieron por Nochevieja en la Puerta del Sol, repartieron muchos centenares, quizá miles de banderas  de “España de todos” en Cibeles durante la Cabalgata de Reyes Magos, sin que los medios de difusión de la capital ni  mencionaran el hecho, como sí lo hicieron –haciéndoles así propaganda, aunque fuera a la contra- de los lazos amarillos por los políticos presos en las Cabalgatas de Cataluña. De la misma manera, difundieron los argumentos de los separatistas que ante el Tribunal Supremo defendían a sus encausados, sin mencionar en lo más mínimo a quienes, también allí,  defendían la unidad de España. También se hicieron eco, y mucho, manifestaciones independentistas en el Camp Nou del Barcelona pero, ni siquiera en el reciente Madrid-Barcelona, la defensa que allí se hizo de la unión y paz entre los españoles.   Cada palo que aguante su vela.

La democracia, por los suelos.   (1 octubre en Barcelona)

Doscientas personas, muchas de ellas identificables en el video, esperan las urnas para votar.  Son opacas y llegan en bolsas negras. Un porteador resbala, y cae y se esparcen cientos de papeletas. No puede estar más claro el pucherazo, el carácter antidemocrático, totalitario, de esos independentistas madrugadores –como les pidieron sus jefes- que votaron como si no hubiera pasado nada. A la cárcel, pues, todos los delincuentes que puedan ser identificados, así como los jefes de ese colpe de estado que ese resbalón ha puesto tan cinematográficamente al desnudo.

20171230 Junqueras ante la Tabarnia.

                            Junqueras declaró ya hace tiempo que Lérida no tendría derecho, aunque así lo votara, a separarse de los separatistas; menos aún, por supuesto “concedería” hoy el derecho a decidir a Tabarnia, ese conjunto de Tarragona y Barcelona que claramente ha rechazado su ruinoso delirio independentista. Ese ambicioso mini imperialista sin escrúpulos muestra así de nuevo y a mayor escala aún su total menosprecio al “derecho a decidir” de los demás. El colmo de sus fantasías expansionistas lo reveló el mes pasado, cuando afirmó que no importaba que las empresas catalanas  se fueran a Valencia o Baleares, porque hablaban catalán y así, soñaba, serían  próximas  fáciles presas de su codicia conquistadora. Y por eso quizá Junquera, que la impone a sus seguidores, se negó  retratarse con una estrellada, -mera bandera de lucha, tuvo el valor de argumentar- ,para no limitar su ambición, como Cuba, a la “isla” catalana.

                           Si los que más han cambiado la historia son los historiadores con sus cuentos, este Junqueras es sin duda su rey, perdón, su Duce, poniendo su Junquera, su frontera, cada vez más lejos con su imaginación, aunque en realidad, por su ilegal asalto a la libertad ajena, su frontera real hoy, y- en defensa de los derechos humanos de la mayoría de los catalanes, a los que no nos ha podido engañar, esperemos que sean por mucho tiempo los cuatro muros de una cárcel.

20171227 Hay gente de buena fe.

Juan Arza, dirigente del PP catalán, ha dejado su cargo alertando que ahí su partido necesita “una renovación urgente”. Pero la cruda realidad es que al PP estatal, como al PSOE, le ha hecho falta el  CDC (hoy PdeCat) para gobernar en Madrid, por lo que no podía al mismo tiempo tener un sucursal realmente eficaz contra ellos en Cataluña; de ahí que uno y otro hayan ido desmontando sus representaciones en el Principado hasta dejarlo el PP en manos del voluntarioso Albiol, y el PSOE en manos y pies del dicharachero Iceta. Santos, pero ingenuos inocentes quienes no comprendan algo tan lógico como evidente.

20171225 LA MAYORÍA DE CATALANES, CORNUDOS Y APALEADOS.

                                   Los poderosos escriben las historias, cuentos para mantener su dominio, ocultando cómo lo consiguieron. Pero la cruda realidad es que el PSOE y el PP necesitaron los votos de CDC para gobernar en Madrid, y dieron manga ancha a Pujol y a sus cómplices para robar en Cataluña sin control estatal, hasta el punto que éstos quisieron montar un negocio, un estado aparte,  educando –“Madrid” tampoco los frenó en esto- a dos generaciones en el odio a España, sin que “Madrid” ejerciera el debido control.  Esta complicidad  bipartidista con los independentistas no era, como es obvio, compatible con una oposición seria de esos partidos en Cataluña, lo que les ha llevado a una merecida ruina y casi desaparición.

                          A la base de esa crisis separatista están pues también  los muchos millones de ciudadanos del resto de España que durante décadas han continuado votando al PSOE y al PP, cerrando los ojos, con tal que gobernara su partido, a la creciente falta de democracia que hemos tenido que sufrir la mayoría del pueblo catalán. Sin embargo ahora muchos de ellos nos achacan indiscriminadamente a todos los catalanes las barbaridades que ha cometido su gobierno y sus cómplices.  Cornudos y apaleados, no. ¡Que cada palo aguante su vela!

20171223 Los catalanes, cornudos y apaleados.

                                   Los poderosos escriben las historias, cuentos para mantener su dominio, ocultando cómo lo consiguieron. Pero la cruda realidad es que el PSOE y el PP necesitaron los votos de CDC para gobernar en Madrid, y dieron manga ancha a Pujol y a sus cómplices para robar en Cataluña sin control estatal, hasta el punto que éstos quisieron montar un negocio, un estado aparte,  educando –“Madrid” tampoco los frenó en esto- a dos generaciones en el odio a España, sin que “Madrid” ejerciera el debido control.  Esta complicidad  bipartidista con los independentistas no era, como es obvio, compatible con una oposición seria de esos partidos en Cataluña, lo que les ha llevado a una merecida ruina y casi desaparición.

                          A la base de esa crisis separatista están pues también  los muchos millones de ciudadanos del resto de España que durante décadas han continuado votando al PSOE y al PP, cerrando los ojos, con tal que gobernara su partido, a la creciente falta de democracia que hemos tenido que sufrir la mayoría del pueblo catalán. Sin embargo ahora muchos de ellos nos achacan indiscriminadamente a todos los catalanes las barbaridades que ha cometido su gobierno y sus cómplices.  Cornudos y apaleados, no. ¡Que cada palo aguante su vela!

20171223 Victoria antidemocrática en Cataluña.

El 21-D ha propiciado una gravísima victoria antidemocrática. , por un conjunto de circunstancias, en Cataluña. Primero, porque se han alzado con el gobierno quienes han sido menos votados, gracias a una ley electoral hecha a su medida, tras la muerte de Franco,  por los partidos más poderosos en contra de las minorías, cuyo respeto es lo que más define una democracia, como destacó Stuart Mill. Segundo, porque en la campaña electoral los así vencedores han tenido casi el monopolio  los de medios de difusión catalanes, corruptos o atemorizados. Y tercero, porque ellos mismos son anti demócratas, totalitarios confesos, que no admiten más opinión que la suya; como dijo uno de su cuerda, “pedimos libertad en nombre de vuestros principios para quitárosla en nombre de los nuestros”.

20171223 A buenas horas, Domènech.

                              No teniendo más remedio que reconocer su batacazo el 21-D, Domènech ha llamado a la izquierda a reflexionar por qué en un país progresista ganan las derechas. “A buenas horas, mangas verdes”, como se decía antes (¿antes?) de la Justicia. La respuesta se la da ya “deportivamente” el mismo Errejón: porque en vez de apostar por un equipo u otro, Podemos ha apostado por el árbitro. Juego sucio, chaquetero, a más no podemos.

20171220 Un problema estelar.


Tenemos un problema estelar: De cien trillones de estrellas, una tiene ocho planetas; un planeta, 198 Estados; y un país, 17 Autonomías, un incluso medio estrellado.

20271212 Colau miente, o peor aún.

    En plena campaña electoral, Ada Colau ha acudido a un programa televisivo (im)propio para soltar la bomba noticiosa de su larga y serie relación de dos años con otra mujer, algo muy diferente de los escarceos bisexuales de otros ciudadanos. Incapaz de presentar mejores credenciales para el cargo, ha recurrido al sexo para conseguir votos. “Que hablen de mí, aunque sea para mal”, como hacen las redes, por su oportunismo..

    Como excusa, ha afirmado tomó de repente la decisión de decirlo. O eso es falso,  y fue una acción muy premeditada y consultada, y entonces ha mentido e intentado engañarnos; o es verdad, lo que todavía es mucho peor. Porque no sólo indica un craso error de imprudencia respecto a su destino personal, sino que prueba que no piensa para nada en los demás, ni siquiera en su anterior pareja ni en la actual; ni siquiera, como madre, en sus hijos, tan pequeños; pues es evidente que a todos ellos –dado el cargo de la alcaldesa-  les esperan choques externos  muy costosos incluso para las personas más fuertes y preparadas para ello. ¿Qué atención podrán esperar tener de Colau los ciudadanos cuando maltrata así a su propia familia?

20171211 Ladrones de Sijena, como del 1-O.

 
                                                 Reincidentes punto por punto con su conducta el 1-O, cuando intentaron robar la libertad de la mayoría de los catalanes con su grotesco referéndum, los separatistas han procurado retener hasta hoy un tesoro robado, al comprarlo a quien no era su dueño.  Como entonces, tienen la desfachatez de gritar que  los ladrones son los demás. Y cuando ley, las sentencias judiciales y la misma policía van a rescatar lo robado, se les enfrentan con sus cuerpos –en Sijena no han tenido la desvergüenza añadida antes de usar como escudos humanos a sus niños y ancianos- y denuncian malos tratos. La guinda es que tampoco han faltado clérigos y “religiosos” cómplices para bendecir sus fechorías, que en ambos casos contradicen también claramente al Evangelio y a las directivas del Papa. ¿Merecen otra cosa que una sanción ejemplar, que abra los ojos de sus seguidores?

20171211 Críticas a la campaña bisexual de Colau 

Los centenares de comentarios a la noticia que he analizado de un diario barcelonés y otro madrileño coinciden sobre todo en que ya no es relevante el destape de la bisexualidad de un político, como ha hecho Colau.   Tras esa crítica más suave, -no he encontrado comentarios favorables a esa “confesión-”, bastantes subrayan  que hacerlo en plena campaña electoral en el programa  “Sálvame” de Telecinco es “pugnante”, “da asco” y no le atraerá votos de los gays. Que su gesto se explica porque, como nueva Belén Esteban   “por no tener currículo laboral ni académico”, debe recurrir a ese ya falso escándalo. Esto, añaden algunos, le sirve también para tapar los problemas del  Ayuntamiento y la responsabilidad de “la bolardos”  en el atentado terrorista: “Bolardos, Colau. ¡Bolardos y no bollos!”. Y no faltan quienes creen que “en política también sigue siendo bisexual, indefinida; quiere contentar a todos” para “seguir en el poder”. ¡Dios nos coja confesados;  y a ella, como muestran esas críticas, también!

20171207 La UE se manifiesta también.

                                 En respuesta a la manifestación separatista en Bruselas de este 7 de diciembre, el vicepresidente de la CE, Timmermans, ha manifestado a su vez que los catalanes y los españoles en general nos hemos manifestado en ambos sentidos, como es legítimo, siempre que respetemos el Estado de Derecho. Que las leyes pueden cambiarse, pero no ignorarse, y que siempre se debe respetar a las minorías.

                                 Ojalá aprendan, aunque sea en francés o inglés, esta lección elemental de democracia esos manifestantes que siguen apoyando a quienes les han captado con lo que hoy se comprueban groseros errores o engaños. Peor aún,  ahora se hacen cómplices, al renovarles su adhesión, de quienes han roto  tantas leyes fundamentales de nuestra convivencia para secuestrar permanente a quienes hasta hoy, en todas las votaciones y encuestas dignas de ese nombre, somos la  gran mayoría de los catalanes, el 62 por ciento, que nunca hemos apoyado la secesión.

20171204 Curiosa ONG catalana.

        Desde hace unos meses recibo frecuentes llamadas de una ONG catalana con la que he colaborado desde hace décadas. Por si esto se debiera a que ahora recauda ahora menos fondos, me atrevo a darles a mis paisanos un consejo. Porque por su origen, sede y nombre –aunque hoy federada internacionalmente- quizás algunos se extrañen de ese celo por los prójimos de otros continentes mientras no se le oye denunciar la profunda insolidaridad de los independentistas con los próximos de otras regiones españolas que tanto han contribuido a su riqueza como consumidoras de sus productos y como cantera de mano de obra barata.

          El mismo papa Francisco se ha pronunciado contra el profundo egoísmo de esos separatistas, al contrario de muchos jesuitas catalanes, uno de los cuales fundó precisamente esa ONG, que han defendido como “cristiano” ese aislamiento independentista, mientras que esta ONG mira para otro lado. Como lo ha hecho también cuando esos dirigentes han menospreciado a los colectivos del  llamado Tercer Mundo, más próximos a nosotros y a quienes más debemos una reparación histórica, los latinoamericanos, para traer asiáticos, sin importarles que a estos les cueste mucho más adaptarse en muchos aspectos, e incluso incluyeran frontales enemigos de nuestra moral y costumbres, hasta desembocar en el terrorismo; y todo por la esperanza de que aprendieran catalán y no castellano. ¿No debería quizás esa ONG hacer un profundo examen de conciencia, mejorarse un poco más antes de creerse capaz de ayudar a hacerlo a países tan diferentes de sí misma?

20171203 Ladrones privilegiados.

  Unos grandes ladrones son juzgados en el Tribunal Supremo; pero la policía sólo deja acercarse al edificio a las familias y compinches de los encarcelados, que son los únicos que son escuchados y salen en los medios, exculpándoles y hablando pestes de la Justicia. Esto es lo que ha ocurrido, ya por duplicado, con quienes no sólo han robado a todos los catalanes muchísimo dinero, sino intentado secuestrar la libertad de la mayoría de ellos. No es extraño que haya tantos sinvergüenzas que hagan piña con ellos.

20171130 El sentido común de Puigdemont.

                                               El sentido común, ya lo sabemos, es el mejor repartido, porque todos están contentos con el que tienen. Incluso bastantes de mis paisanos catalanes están más contentos aún, por creer que tienen más ”seny” que nadie. Lamentable complejo de superioridad, de separación de los demás, que apenas disimula un singular complejo de inferioridad, de victimismo: “Dime de que te enorgulleces y te diré de lo que careces”.

                                        Entre los afectados por ese lamentable complejo hay uno que meritoriamente se  destaca por una serie de circunstancias, como su complejo de aldeano, de falta de estudios superiores, corrientes para su altísimo cargo el cargo, el no haber sido elegido por votos, sino a dedo. Creo que el caso del presidente Puigdemont se estudiará un día con detalle en la historia… de la psicología catalana. Baste recordar algunos de sus últimos y más sonoros gestos. A pesar de que quien le puso en el cargo, Mas, había declarado que no había ni la gente ni las infraestructuras que hicieran viable una independencia, Puigdemont la proclamó… suspendiéndola a los veinte segundos,  hundiéndonos a todos en un ridículo mundial.

                                      Tras muchos días afirmó que sí lo había hecho, pero ante el caos político, social y económico que provocaron sus palabras, pareció decidido a convocar, como se le pedía, unas elecciones; pero a última hora, dijo que no; y ante la legalmente inevitable destitución de su cargo, no pudiendo separar Cataluña del resto de España, se separó él, yéndose a Bruselas. Convocadas por el Gobierno central las elecciones para diciembre afirmó que no quería presentarse por su partido, pero después dijo que sí. Lo último, por el momento es que, como la UE, contra lo que él había prometido contra toda evidencia, no le apoyó para nada, afirmó que la UE era decadente y haría un referéndum para salir de ella. Pero como ni su partido estuvo de acuerdo, cambió de opinión al día siguiente. Lo más lamentable de todo es que sus rapidísimos y radicales cambiazos han puesto al desnudo cuantos de mis paisanos, que continúan siguiéndole, tienen la misma extraordinaria dosis de sentido común que Puigdemont.

20171129 Dónde está el Cuarto Poder.

Comentaba con un amigo la conclusión del editorial de un diario madrileño que se preguntaba, “atónito”, “cuantas tazas más de veneno nacionalista caben en las tragaderas de electorado catalán”. Él me respondió que lo mismo habría que decir de los que, aquí y allí, votan una y otra vez al PP. Me recordó que Tocqueville consideraba más importante aún que un Parlamento para la democracia el tener una prensa libre; y eso que entonces no influían también en la opinión de los votantes la radio y la televisión, que ya sabemos quiénes las manejan hoy. Que más necesario aún que una ley antimonopolios para el mercado sería tenerla para los medios de difusión,  ese Cuarto Poder, hoy más fuerte que nunca, pero tan manipulado por otros poderes.

29171126 Un paso más, Puigdemont.

                                      Después que Puigdemont haya tenido el gesto de pedir a los suyos el salir de una Europa “decadente”, como de una España “que nos roba”, sólo le falta pedir el independizar a Barcelona de las demás provincias catalanas que, cifras al canto, le “roban” .No me atrevo a esperar que, como sería lógico en él, condene a la policía belga por detener  este fin de semana, tras una manifestación, a casi un centenar de personas que han atentado contra los derechos de la mayoría, como reclamó aquí tras el 1-O, porque eso exigiría demasiado  valor en quien ahora se encuentra huido en Bruselas.

20171126 Subvencionamos el peor terrorismo. 

                                   No es una broma macabra, ni una exageración. Los hechos, las frías cifras económicas muestran que subvencionamos muchos terrorismos. Como el que  –vía Gobiernos votados- llegaba partidos más ligados a ETA. O el que indirectamente, y millones de ciudadanos pagando entradas, reciben equipos de fútbol pagados  por países de donde provienen tantos terroristas. 

                                 Hay, incluso algo todavía mucho más duradero y peor. La mayor ayuda del Gobierno,- miles de millones-, y de millones de ciudadanos, va a un grupo nacido en Oriente Medio que nos aterroriza con constantes amenazas de espantosas torturas y muerte eterna  si no hacemos siempre y en todo lugar lo que nos ordena; para ello nos prohíbe dudar ni por un instante sobre su posibilidad de cumplir  su bárbaro chantaje, para secuestrar y castrar así por entero nuestra mente como nuestro cuerpo, nuestra libertad y dignidad de seres humanos sin lo que no vale la pena vivir.

20170929 Violentos y quejicas.

                                    Los que defienden a la minoría gobernante que ha quebrantado grave y repetidamente nuestra Constitución y a los que cercan durante 19 horas a los guardianes de la ley que van a hacerla cumplir, les lanzan objetos y maltratan sus vehículos, van aún más allá. Ahora se quejan de que no repriman durante tres horas a medio centenar de personas que han protestado sin violencia durante tres horas en Zaragoza contra unos políticos que se reúnen para apoyar a esos delincuentes que intentan dividir  ilegalmente España.  ¿Cómo es posible tan culpable ceguera en personas que hasta ayer yo tenía cierto respeto, aunque no comulgara con el partido en que militan y sin duda contribuye a torcerles, como Vicente. Navarro?

20170928 Si el cerdo aplaude, peor.


Tras intentar bailar, el oso desistió, diciendo: “Si la mona no aplaude, malo. SI el cerdo aplaude, peor”. No sólo la mayoría de los catalanes no aplauden al actual planteamiento del referéndum por su Gobierno separatista, sino que ETA –y sus cómplices “mesetarios”- lo aplauden por “democrático”.

09282017 Sólo faltaría un suicidio.

                              A la actual situación en Cataluña sólo le faltaría un suicidio. Y no para bien, como hubiera sido lo sensato que ocurriera tras el espectacular harakiri político forzado de su dirigente máximo, Pujol, que sólo sirvió para reafirmar la fe, inquebrantable porque irracional, de los secesionistas. Sería para mal, como es demasiado probable ocurra ahora por alguno de los  miles de separatistas fanatizados al máximo que, por su especial desequilibrio psíquico o por encontrarse en situación propicia, o por la milésima manipulación del Gobern de un acontecimiento confuso o desgraciado  se lanzara  a ser o fuera convertido en el mártir que milagrosamente abriría las puertas del prometido paraíso terrenal  de Pujolandia.

09252017 Amnistía Internacional traiciona a las víctimas.

                                                     Durante muchos años he sido socio y colaborador, con escritos y en la calle, de Amnistía Internacional. En 2014, cumpliendo con su deber, se negó a respaldar el referéndum secesionista de Mas.  Ahora, el mismo Gobierno, dirigido por un  Puigdemont no votado, monta un nuevo referéndum aún más antidemocrático, hasta el extremo inaudito de excluir un mínimo de participación para su validez, mientras multiplica sus corrupciones  y mentiras, por todos los medios de difusión públicos y muchos privados bien sobornados, amordazando a sus adversarios. Pero los catalanes que  somos tontos, los votos y encuestas confirman que no nos convencen y que la mayoría -conocidas las circunstancias de ese infame referéndum-trampa, lo rechazamos. Pero  AI lanza hoy un comunicado descaradamente en su favor, como no hizo para defender a quienes hemos sido víctimas desde hace tiempo  de la violencia, incluso física, de esos fanáticos.

                                                       En vano intentará AI endulzar su comunicado insistiendo en lo obvio, que no se deben prohibir ni multar las manifestaciones espontáneas y pacíficas, lo que no tiene nada que ver con lo ocurrido: han sido turbas violentas las que han atacado  y retenido durante 18 horas a policías que iban a detener a quienes habían violado las leyes que todos habían votado para defender nuestras libertades. La descarada defensa por esa ONG de la “libertad de expresión” violenta de esos anti demócratas –el que emplea métodos fascistas es fascista-, incluso cuando AI no puede alegar falsa información porque son hechos de lejanos países, sino sucede aquí, ante nuestros ojos, constituye una gravísima estafa para cuantos confiamos en ella y la desacredita ante todas las personas de buena fe.

09242017 España, de chiste.

                                 Por los evidentes y ocultos intereses de las partes, y su incompetencia, hemos llegado a una vergonzosa etapa que parece de chiste de Lepe, como se ha dicho, a una situación berlanguiana.  Como la del mítico sargento que explica a los reclutas que el obús acaba cayendo a tierra por la ley de la gravedad, apostillando que, aunque no hubiera ley, también caería por su propio peso. Así no falta periódico anti independentista que cree necesario citar por entero la ley que explicita que, en operaciones conjuntas, la policía autonómica debe subordinarse a la estatal; e incluso un diario  cree necesario preguntar a sus lectores que qué les parece una norma que, como es esa, se cumple por su propio peso.

09232017 Embuste récord.

El embustero redomado no puede defenderse sino diciendo que es el otro el que miente. Puigdemont acusa al Gobierno de mentir al decir que envía más policías a Cataluña para controlar las manifestaciones, “porque éstas son pacíficas”. Pero ahí están las imágenes que muestran el asedio callejero de los secesionistas a la Guardia  Civil, y el estado en que quedaron sus vehículos así como cuando ésta tuvo que disparar al aire ante la inminencia de agresión física de los violentos. Por supuesto, Puigdemont no se dirige ya a ninguna persona sensata, sino sólo a los secesionistas fanatizados, cuya fe ciega les permite creen lo contrario de lo que ven.

20170922 La prueba de las banderas, ya innecesaria.

                                               A quien quiera conocer por los hechos la libertad de decidir que hay hoy –y desde hace muchos años- en Cataluña, le ofrezco una prueba muy sencilla, pero que requiere mucho valor. Pasee cinco minutos por Barcelona con una bandera independentista (la del parche con la estelada cubana). Repita, si lo desea, esto diez veces. No le pasará nada. Haga después el mismo experimento con una bandera española. No creo que le queden ganas de repetir una segunda vez esa dura experiencia.

                                               Confieso que escribí el párrafo anterior el domingo. En esta nueva “semana trágica de Barcelona” los neo independentistas sean quitado del todo la careta con su bien apellidada “caza al disidente”. Las pintadas y roturas de cristales de comercios y partidos como el PSOE, las amenazas directa a los políticos e incluso a sus parientes,  las concentraciones  y exigencia de dimisión a quienes no opinen como ellos no dejan lugar a dudas. El que emplea métodos fascistas, es fascista. Su “democrático derecho a decidir” está claro que se refiere ellos solos, a esa minoría nacionalista fanatizada, con la dialéctica del  puño y, si no lo paramos a tiempo su violencia, pronto de las pistolas, como no hace tanto otra minoría, la vasca, y antes los falangistas, que vuelven a cobrar protagonismo ante la impunidad de sus congéneres, que tienen incluso el valor de  acusar a la mayoría democrática el fascismo que les domina y ciega a ellos.

20170920 Contra el Barça.

                                  Para demasiados españoles el fútbol se ha convertido en una religión superior incluso a la antigua, como se atrevió hace años a afirmar en una propaganda de un club de la periferia madrileña. Durante más de sesenta años he sido seguidor del Barça, como es -con respeto al Español, hoy Espanyol- bastante lógico en un catalán. Pero desde que se ha convertido de nuevo, sin las razones que tenía durante la dictadura franquista, en “más que un Club”, traicionando a la mayoría de sus seguidores catalanes –que votos y encuestas muestran no somos independentistas- y, por supuesto, a los de fuera, he roto con él. Considero que hay valores superiores a ese fútbol transformado en un espectáculo politizado y corrupto (¿Cuántos dirigentes del Barça están ya en los juzgados e incluso en la cárcel?).

                                En el Barça-Eibar, su directiva, experta en esas antideportivas pantomimas, acaba de exhibir un enorme cartel en favor del sí a un referéndum de independencia sin mínimo de participación y sin libertad de expresión. Prueba de esto último es que los medios de difusión catalanes que comentaron y sacaron fotos de esa pancarta pero, contra lo que pediría una mínima ética profesional, máxime en vísperas de una votación,  callaron sobre los miles de folletos que se repartieron –de modo “clandestino, dada la violencia física independentista ya consumada contra mensajes mucho más suaves aún- en que, en catalán y castellano, pose recordaban sólo dos hechos: “Qatar pagó a terroristas y al Barça separatista”., con un lazo negro y  manchas de sangre. ¿El respeto a las víctimas no merecería investigar un poco esa curiosa coincidencia, esa, digamos, imprudencia del dios Barça?

20170919 Los catalanes como cubanos europeos.

      El entusiasmo que despertó la revolución cubana duró poco. Eliminando de un modo u otro a los mejores revolucionarios, Castro fue degenerando hasta convertirse en otro clásico tirano caribeño, con el amargo plus de haber traicionado a la izquierda. Pero no faltaron en ella “listos” que, para no reconocer haber sido engañados o para utilizarlo como arma contra EEUU, no les importó que -durante tres generaciones ya-  los cubanos perdieran sus derechos humanos, como meras “generaciones instrumento”.

     Hoy y en España, a esos izquierdistas sin escrúpulos tampoco les importa apoyar incluso a unos burgueses nacionalfascistas catalanes, minoría a pesar de haberse apoderado del Gobern desde hace décadas y deseosos de una rápida independencia que asegure la impunidad de sus robos. Esperan de ese modo derrotar al,  lo que, por su incapacidad, cobardía y división no han podido conseguir  antes, ni tampoco conseguirán así, puesto que el PP y los secesionistas –como antes a ETA- les interesa que continúe el conflicto. Los catalanes no queremos ser víctimas de esa confabulación de fascistas e izquierdistas de mala ley, y lucharemos lo que haga falta para no convertirnos  en cubanos europeos.

20170917 Promesa republicana.

                            Los independentistas intentan atraer a esa mayoría de catalanes que siempre les hemos negado el voto. Pero no nos prometen devolver el dinero que nos han robado. Ni piden perdón por las muchas y odiosas mentiras que nos han contado, pero no nos hemos tragado como los que han seducido.  Esos demagogos, que ponen el origen de sus males en haber escogido al rey que perdió en los años de Maricastaña, nos ofrecen un paraíso: prescindir de los reyes, reyes, crear una república. Como si eso fuera una fórmula mágica –y su bandera un talismán, cuando la triste realidad es que hay muchas repúblicas que son peores incluso que algunas monarquías. Por lo demás, dada la historia reciente, no sería extraño que esos secesionistas no cumplan ni esa promesa, y no intenten superar a la monarquía borbónica de España con la dinastía de los Pujol, que ya ha dado pruebas de sobra en dos generaciones de hacer grandes negocios, incluso a escala europea e intercontinental.

09152017 Independentistas, no: piratas.

                           Yo he tenido en mi familia, de ocho apellidos catalanes, parientes cuyas opiniones independentistas respeté, aun considerándolas, ya hace medio siglo, muy desfasadas. Pero el nuevo independentismo, a la sombra de un “honorable” banquero, hipócrita y ladrón; impulsado por un Barça traidoramente politizado, con muchos presidentes en los juzgados o en la cárcel, también vendido a  un Qatar que pagaría también a quienes nos asesinaron;  inventado por ”historiadores” como Junqueras, sembradores de mentiras como bombas de odio. Ese conjunto de arribistas, “cambiando con esfuerzo las cifras”, como se pavonearía Junqueras, montaron un  Govern  cada día más parecido al que vivieron durante el franquismo. Como el anterior dictador, han tenido el descaro de querer legitimarse con un referéndum, en el que ni siquiera hay límite de participación. No son pues demócratas, sino piratas.

                           Nunca olvidaremos el daño que nos están causando estos saqueadores de Cataluña, ni a cuantos, desde fuera,     A ellos y a cuantos no catalanes, por culpable ignorancia, por miedo o provecho propio, están a estas alturas apoyando a esos piratas contra la mayoría de la población, que es anti independentista y rechaza también en su mayor parte, como revelan las encuestas,  esa caricatura de referéndum independentista. Daño  y responsabilidad aún mayor es a la de esos cómplices que pretenden ser de izquierdas, dado que ese nacionalismo, copia a tantos otros de final catastrófico, mostrando hasta qué punto es un arma de la más retrógrada burguesía en sus rasgos más fascistas, que freudianamente quiere proyectar en los demás.

20170910 La Diada del NO al referéndum.

     Como “calentamiento” del referéndum secesionista han sido colocados en distintos lugares bien conocidos de Barcelona unos carteles con un “SÍ”. A estos responde   la modesta pero firme respuesta con un “NO” de un catalán amante de su patria chica, de su patria grande y de un mundo solidario y democrático, que este nuevo independentismo, de raíces tan sucias y métodos tan impresentables, está intentando destruir.

10 de septiembre de 2017 Manipuladores de bandera.

                       Un conocido periodista comenta la foto en la que, a petición de un independentista, Puigdemont sostiene un extremo de una estrellada; pero el gesto de hacerlo con los dedos como una pinza y su sonrisa de circunstancias muestran su incomodidad, su poco entusiasmo al protagonizarlo.    Lo mismo ocurrió hace poco cuando dos periodistas fueron a entrevistar  otro independentista de bandera, al hombre que quizá más ha cambiado la historia de Cataluña… con sus tergiversaciones, el historiador Junqueras. Para  sorpresa suya, Junqueras se negó a fotografiarse con la estrellada, porque es sólo “una bandera de lucha”; un enorme menosprecio para los muchos miles de ingenuos seguidores suyos a los que impone llevarla.

                           Está claro que esos líderes tramposos no quieren mojarse ellos, estrellarse llevando la estrellada, porque conocen muy bien el deshonroso origen con V. A. Ballester de ese parche indigno a la bandera catalana. Pero, para alcanzar la impunidad por su corrupción con la secesión, no les importa nada, apoderándose de los medios de difusión públicos, hacer tragar a los desprevenidos muchos mitos históricos  y mentiras sobre el presente, enfrentándolos a la mayoría más avisada del  pueblo catalán, con lo que han perjudicado gravemente su presente, su historia real actual.

20170909 “Escucha, Cataluña. Escucha, España” 

                            J. Borrell (B) y J. Piqué (P) han sido entrevistados sobre el libro “Escucha Cataluña. Escucha, España”, que han escrito con otros especialistas. Sus reflexiones pueden ayudar a comprender y resolver mejor la gran crisis que todos padecemos. 

                            “El pueblo catalán” que pretenden representar los independentistas está partido en dos. Los independentistas han pasado del 20 al 45 por ciento por los que en la crisis creyeron poder salvarse así (P) y la deslealtad con que otros manejaron la Autonomía (B). Se apoderaron de los medios con subvenciones (P) y movilizaron a esa casi mitad a expresarse con más energía (B).

                            Por la otra parte ha faltado responder a sus argumentos: “Han ganado por ausencia del contrario” (B).  “Ha habido una dejación por nuestra parte” en los medios públicos de comunicación (P). Ahora toca dar la batalla ideológica que no hemos dado” (P) o sólo “con nuestro pequeño altavoz” (B). La actual llamada independentista a la movilización hace temer que actúen grupos que ya han empleado la violencia (B y P). Esperemos que en unos y otros, dentro y fuera, escuchemos con sensatez y prevalezca la paz.

20170908 Justificar con manifestaciones

                    “España no es un régimen democrático y contestaremos con las calles llenas”, ha dicho Puigdemont.  Yo aprecio las manifestaciones, hasta el  punto de haber participado, después de 1975, voluntaria y activamente, en miles de ellas, como puedo probar. Pero su valor, como lo de todo, es relativo. Porque en una democracia, precisamente por serlo, se pueden llenar y se han llenado las calles en favor y en contra de distintas opciones políticas y sociales, como el divorcio y el aborto.  Si tuvieran la razón quienes más personas reunieran, hace tiempo que todos debiéramos ser  hinduistas o islamistas, cuyas concentraciones están mucho más concurridas que las hoy tan devaluadas y turísticas manifestaciones de Semana Santa.  Y en lo político-como lo son los nacionalismos centristas o periféricos-, deberíamos  ser fascistas, nazistas o franquistas. ¡Eso sí que eran manifestaciones! Sus métodos, ya sabemos: fichaje y control por esquinas, como ahora los secesionistas, con su millonaria ilegal encuesta de opiniones y su control por esquinas y autobuses de las calles…  Y, por supuesto, coartar por todos los medios su alcance el que puedan manifestarse quienes tengan otro parecer.

                     Por lo demás, hay mentiras, grandes mentiras y estadísticas… falsificadas. El número de participantes en las grandes manifestaciones está sistemáticamente hinchado en España, hasta cinco o diez veces más que los realmente asistentes, como ha comprobado el único método fotográfico científico realizado sobre ellas. Señor Puigdemont, tampoco esa trampa cuela.  A otro perro con ese hueso.

09072017 Patada a la democracia, ambos.

                                La vicepresidenta Santamaría ha denunciado lo evidente: que el Gobierno catalán ha dado una patada a la democracia. Pero se le ha “olvidado” añadir que esto sólo ha sido posible por otra previa y permanente patada a la democracia. Necesitando su apoyo –como el de los nacionalistas vascos- el PSOE primero y el PP después han tolerado durante décadas una gigantesca corrupción en Pujolandia que, para no rendir cuentas, ha inoculado a dos generaciones odiosas mentiras contra  el resto de España. ¿Cómo puede haber un diálogo constructivo entre ambos inconfesos culpables, que se acusan mutuamente?

20170820 Forn profana cadáveres.

                               Cifras cantan: los independentistas nunca han obtenido una mayoría de votos; y su número está bajando ya ante sus incalificables abusos. En la última encuesta, sólo un 17 por ciento dijo sentirse únicamente catalán y no español. Sin embargo, el consejero de Interior del Gobern, apenas 24 horas tras el atentado islamista, ha tenido el impudor de decir que se han identificado dos cadáveres de catalanes y cuatro de españoles, manipulando políticamente a  las víctimas aún de cuerpo presente.

                            No es sólo que Forn, como otros dirigentes independentistas, sepa que se le está escapando el poder “desconectarse” de sus ya incontables ilegalidades y corruptelas; es que ahora él, junto quien le nombró,  es el más tocado por esos atentados. Porque fue Forn, nunca olvidaremos su nombre-  quien desechó repetidamente el tomar medidas elementales de seguridad en la Rambla –como bolardos y maceteros-, contra lo que le pedían el sentido común y los expertos de dentro y fuera de España.

                             También ha sido Forn –ese “horno” cuyo mal funcionamiento tanto ha facilitado esta inmensa tragedia que ha marcado nuestra tierra- el que ha “desconectado” a los Mossos de los Cuerpos de Seguridad del Estado, con cuya mayor experiencia y medios se habría podido con gran probabilidad evitar los atentados.  De ahí que –contra lo que dice Albiol- es por respeto a los muertos que debemos todos –máxime los catalanes y quienes incluso tenemos familia en Barcelona- denunciarle ya por su actuación, como sin duda harán ante la Justicia sus allegados.

20170818 Otra tragedia.

                                                 Vivo en una ciudad próspera e industriosa, que en muchos aspectos supera incluso a la capital de la provincia, de la que critica su burocracia y separan seculares disputas y agravios. Llegó a nuestra ciudad un rico extranjero y montó una gran conservera de carnes. En contacto con las autoridades, se ofreció a patrocinar en serio el equipo local si publicitaba su marca; así daríamos más fama a nuestra ciudad e incluso e incluso podríamos ganar a la capital.

                                    Todo iba viento en popa, todos contentos. Incluso se pensó en reclamar ser capital de una nueva provincia desgajada de la anterior.  A nadie se le ocurría ni en sueños pensar controlar lo que hacía e nuestro gran benefactor. Sólo después de la tragedia comprendimos sus manejos. Porque él y los trabajadores que había traído consigo eran fanáticos de una secta que quería dar un escarmiento  al mundo, eliminando al mayor número posible de “comedores de vaca”. Y un día envenenaron su producción, con lo que provocaron un gran número de intoxicados e incluso muertos. No sé por qué he recordado esa tragedia ante lo ocurrido en otra parte de España. ¿Será verdad que la historia se repite?

20170818 Los culpables de los atentados.

                                Los autores materiales de los atentados terroristas en Cataluña están ya casi todos identificados y muertos. Pero sus autores intelectuales imprescindibles siguen vivos, impunes, muy peligrosos por tanto. Sus crímenes fueron planeados desde hace muchos años desde Qatar por feroces  salafistas, una de las corrientes islamistas más violentas de Qatar, que financiaron masivamente sus mezquitas en Cataluña, hoy con un centenar de ya las censadas, el ochenta por ciento de su tendencia en toda España.

                              Para acallar la alarma que esto despertaba,  Qatar financió también generosamente al Barça, más que un Club,- con otras vistas, sobre todo ahora, además de las deportivas-, dineros que hicieron se acallaran los escrúpulos por recibir ese dinero al grito de “¡La pela es la pela” en la asamblea de sus socios.

                             Por otra parte, hasta la misma CIA advirtió hace dos meses de la inminencia de un atentado, señalando  incluso –como era obvio- las Ramblas, sin que las autoridades –preocupadas sólo por lo que todo sabemos, aislarse por ambición y/o ocultar su corrupción, hayan puesto, como en otras ciudades, ni unos bolardos retráctiles que hubieran evitado tantos muertos. La ciudadanía y, como sería también de desear, los juzgados, determinará la responsabilidad de todos estos implicados en ese baño de sangre en nuestra tierra.

20170817 El Barça pierde, Cataluña gana.

                              El Barça ha metido un gol realmente histórico en propia puerta. Mucho mayor y dañino que el que metió su defensa, contribuyendo a hacerle perder por duplicado ante el Madrid. Resucitando en mala hora su ser “más que un Club” contra la dictadura, precisamente cuando la democracia le permitía ser así más eficaz en esa ya ilegítima estrategia, jugando sucio,  ha sido el buque insignia de un secesionismo promovido por ambiciosos y corruptos que pretendían hacer de Cataluña la isla pirata, el puerto franco de su botín.

                             A medida que se ha ido acercando el pretendido día D de la secesión, el despertar interno y externo de la ciudadanía ante la creciente acumulación de impresentables chanchullos y amenazas por sus promotores –para no hablar de “éxitos” como el Brexit- han ido alcanzando también al tan culpable Barça. El mismo autor del –quizá inconsciente, ya que no voluntario- gol físico en propia puerta, Piqué, ha tenido que reconocer hoy la crisis, no sólo en el equipo –la huida de Neymar es sólo la punta del iceberg-, sino en el mismo Club, cada vez más desprestigiado, como los indignos políticos a los que ha  apoyado tanto para sí como para la mayoría de los catalanes, que antes de su pésima deriva política, siempre habíamos respaldado. Hoy, en cambio, ese perder del Barça es una clara victoria para Cataluña.

08082017 La razón que ocultó Neymar.

                                     No es raro, sino demasiado frecuente, que ocultemos a los demás –y casi a nosotros mismos- las verdaderas razones de nuestros actos. Neymar no ha dado ninguna razón seria de su inesperada salida del Barça, hablando sólo de desear  “un nuevo reto”. Se ha especulado, con cierta razón,  a pesar de su buena relación personal, que la sombra de Messi le impedía ser ahí el número uno. Se comprende que este sea sueño de todo buen profesional; claro que está  ligado al dinero que, pasado cierto nivel, puede ser menos importante que esa noble ambición. Pero hay otra razón que, por prudencia y solidaridad con sus compañeros, intentó ocultar alabando el terreno que dejaba.

                                   Un jugador vasco se lamentaba no hace mucho de aquellos tiempos en que en toda España había muchos aficionados al Atlético de Bilbao. Esa  pérdida de apoyos es ya visible en el Barça y crece cual bola de nieve, irreversible durante mucho tiempo aunque el desenlace no llegue a ser la peor previsible, la “desconexión”, de la que este “más que un club” es – contra su naturaleza deportiva- el mayor promotor. Esta separación aislaría automáticamente al Barça del resto de España y de la UE y le hundiría, por mucho tiempo al menos, en  la ruina deportiva y económica. De todas esas vicisitudes se librará Neymar en París, así como –según denunciaron ya otros jugadores extranjeros al  dejar el Barça- de la actual asfixiante presión catalanista, con un contrato en que se le imponía aprender catalán; es lógico que prefiera ir aprendiendo  el  francés, oficial –sin presiones liberticidas- en países de los cinco continentes.

20170811 Un aeropuerto independentista.


                                     Ante la huelga y retrasos en el aeropuerto de Barcelona, los independentistas han dicho que con ellos no habría problema. Tienen razón. “Esto con Franco no pasaba”. Todavía hace poco, en el bar de la esquina, oí repetir su frase de que había que fusilar a media España para salvar a la otra mitad.

                                    En Cataluña, hace poco que al cantamañanas de la libertad… de hacer él como hacía Franco, Luís Llach se le escapó que cuando consiguiera la independencia depuraría a los funcionarios que no fueran de su opinión. ¿Qué no haría, él y sus secuaces, con los de esta subcontrata aeroportuaria? Ya Cavour indicaba que con una dictadura incluso un burro podía gobernar con facilidad.  Hasta muchos de mis paisanos que por la crisis prestaron oído  a unos dirigentes a quienes les delata su manía de estrellarse e identificarse con un burro, se han caído ya del burro ante la deriva insensata hasta el ridículo en que están cayendo esos guías tan desequilibrados.

80092017 Sobre Cataluña, todos mal.

                              Cuando desde hace años muchos dirigentes de distinto tipo proclaman que el independentismo catalán es el principal problema de España y conforme a ello casi todos los días ocupa las portadas de los medios de difusión, sólo un 2,6 por ciento de los españoles lo consideran así, según el CIS. Tal distancia, sideral, indica una desconexión abismal entre dirigentes y ciudadanos, por grandes errores que no pueden razonablemente atribuirse a sólo una de las partes; también despierta muy razonables dudas sobre el conjunto de nuestros sistemas de educación y comunicación y, por tanto, sobre el funcionamiento de lo que debería ser una democracia medianamente aceptable.

20170806 Neymar y el independentismo.

                    Quienes, como ha recordado Arcadi Espada, somos de esa esquina peninsular, sabemos muy bien que no es el Barça el que se ha adherido al independentismo, sino al revés.  Una limpia deportividad y un sano patriotismo –que después derivó también en un totalitario nacionalismo-, hizo que el Atlético de Bilbao no empleara sino futbolistas vascos .Pero el Barça, siguiendo el espíritu mercantilista de los ingleses que lo fundaron y fueron sus primeros futbolistas –contra los que se fundó y compitió el Español- buscó el negocio, “la pela”, como reafirmaron al dejarse patrocinar por Qatar; peor aún,  para ganar la competencia, se disfrazó y suscitó las más bajas pasiones nacionalistas, aunque, contra toda lógica, menos la comercial-, ganara –nunca mejor dicho- gracias a jugadores castellanos e incluso extranjeros.

                  Hoy los dirigentes del Barça se quejan amargamente de la “traición” de Neymar, reconociendo que no pueden competir con todo un país, Francia. ¿No lo “robaron” ellos a otro país más pobre, Brasil? Y, sobre todo ¿no comprenderán por fin que la avaricia rompe el saco, que su desmedida y antipatriótica ambición  de apoderarse de toda Cataluña –convirtiéndola en una mítica macro Andorra en pleno siglo XXI- para hacer más negocios y tapar sus muchos trapos sucios.  ¿Cuántos dirigentes “deportivos” del Barça no están ya en la cárcel o en el Juzgado?  Su insensatez  choca contra todo un país, incluida Cataluña, donde, después de décadas de  enormes engaños y fomentar odios, empleando de modo aplastante los medios de su corrupto Gobierno, no han conseguido embaucarnos ni a un tercio de los catalanes, mientras que otro tercio -peligrosamente confiados en el sentido común ajeno y menospreciando que pueda darse tanta maldad- ni siquiera se ha preocupado aún en rechazarles en  sus ilegales urnas.

20170804 Los catalanes somos plurinacionales

                             Algún enteradillo cree poner en aprietos a Pedro Sánchez al preguntar qué eso de la plurinacionalidad en relación a Cataluña.  Aunque no soy de ese partido, creo que la respuesta está cantada, cifrada en porcentajes muy elocuentes. El   74 por ciento de  los nativos nos sentimos catalanes y españoles, de los que el  46 por ciento, como yo,  lo sentimos por igual (Metroscopia, septiembre de 2013). Tres cuartos de los catalanes somos, pues, plurinacionales.

08302015 El fascismo independentista catalán.


                                         Algunos se escandalizan por la comparación que ha hecho Felipe González, como muchos otros, entre el actual nacionalismo catalán y el fascismo italiano. Pero recordemos que  Mussolini, durante muchos años alabado por W. Churchill y Gandhi, fue primero “Duce”, Jefe de los socialistas, como Junqueras, pasándose al nacionalismo como este ex historiador cuenta cuentos.

                                           Por otra parte, la violencia fascista, que algunos niegan en Cataluña, no ha faltado, desde las muchas “noches de los cristales rotos”, a la alemana,  por el tema lingüístico, hasta la agresión física, de la que personalmente he sido víctima en dos ocasiones; si no habido más, eso se debe a la astucia de los independentistas y a la, digamos, prudencia de la mayoría de mis paisanos, acostumbrados a la pasividad por el fascismo franquista, tan bien imitado hoy por algunos dentro y fuera de Cataluña;  pasividad que tanto asombra a quienes nos visitan: “Pueblo manso, buen esclavo”.

                                           Volviendo al “ejemplo” italiano, es impresionante la semejanza entre en el neofascismo de Padania, cuyo fundador tuvo que ser expulsado de su propio partido por corrupción, y el caso Pujol, cuyo segundo y sucesor ha sido Mas. ¡Qué vergüenza que destaquen en mi país, y tengan posibilidad de triunfar con sus trampas si no hay una reacción vigorosa contra ellos, unos salva-patrias traidores a los suyos, historiadores embusteros  y grandes corruptos, que encima se llevan los millones al extranjero!

12242015 El referéndum catalán.

El PSOE lo rechaza hoy, pero sería aceptable más tarde, en condiciones adecuadas.

                                Rechazada ya por el PSOE, por propia supervivencia, su alianza con el PP, algunos de sus dirigentes la excluyen también con Podemos, por su promesa de un referéndum en Cataluña. Tardía conversión de un PSOE que, por admitir un PSC y apoyarse para gobernar en CiU, ha sido el principal culpable del conflicto actual. Tardía, pero bienvenida sea. Ahora bien: si ese referéndum se realiza como debe ser, después de un periodo prudencial de tiempo, en el que haya una verdadera libertad de exponer las dos opciones sin censura, y durante el cual los jueces puedan acabar de depurar  de los abusos cometidos, no cabe duda del resultado, máxime si se exige, como para cambiar el Estatuto y hasta TV3, los tercios de los votantes. Eso supuesto, el PSOE debiera reconocer su responsabilidad y no exigir en esta ocasión sin precedentes excluir la posibilidad de un referéndum, por más que su misma realización nos repugne ya incluso a la mayoría de los catalanes.

Los catalanes abandonados 16052017

                           A la alcaldesa Carmena le puede parecer muy liberal, elegante y democrático, permitir que en un auditorio municipal se defiendan las ideas independentistas. Pero tendría que pensar un momento en esa mayoría de los catalanes que todavía nos atrevemos a rechazar esa insensatez de la que seríamos las primeras, pero no las únicas víctimas los de Cataluña. Y eso a pesar de la intoxicación masiva desde hace dos generaciones, sin que podamos, no digo  ya defender nuestras ideas en un auditorio municipal, sino tener la más mínima audiencia en TV3. Recordemos como se rechazó “por motivos técnicos” que el ex ministro Borrell pudiera hablar de su libro sobre las consecuencias económicas del independentismo. ¿Cómo se puede tener le cinismo de afirmar que se defiende un “derecho a decidir” cuando la población ha sido víctima durante décadas de una (des)información fuertemente sesgada en pro del separatismo?

                          Más aún, se nos multa si no  etiquetamos en catalán, que se impone como lengua única imperial, a semejanza del castellano durante el franquismo, sustituyendo un nacionalismo centralista por uno regional. ¿Hay algo más claro que la reciente amenaza de Luis Llach a los funcionarios que no se sometan al Glorioso Movimiento Independentista? No lucharon contra la dictadura en defensa de la libertad, sino para poder imponer la propia. Sin embargo, hay demasiados “responsables” en el resto de España, como ahora Carmena, que, en vez de defendernos como es su deber,  nos ignora, por necedad o por ganar votos –como los principales partidos tantas veces- haciendo el juego  a ese feroz nacionalismo local que nos oprime.

20170723 Prohibición esclarecedora.

                            La prohibición por La Vanguardia del artículo de su colaborador habitual, de tan larga y respetable trayectoria como Gregorio Morán constituye, sin quererlo, el más fuerte aval a su denuncia de muchos “plumillas”. Según afirma, subrayándolo, “Son los Jiménez Losantos del Movimiento Nacional catalán” que, por sueldos estratosféricos, defienden el independentismo y, en ausencia de contradicción, por una censura local como la del franquismo, acaban calando en la sociedad.

                              Morán conoce que “no supimos desenmascarar a tiempo a los talibanes que nos gobiernan y a sus jaleadores”; pero que, ante la inminencia del desastre, como el poner de Jefe de los mossos d’Escuadra al “delincuente legal Joaquín Forn”, no quiere ser de los que, como antes, se nieguen asumir nada, diciendo:   “Yo era un disidente al que nadie quería hacer caso”. Esperemos que este testimonio, confirmado por su misma censura, y difundidos por diferentes medios amantes de la democracia, mueva al menos a alguno de los grandes partidos “estatales” a rechazar cualquier referéndum sobre el tema, basándose también en la necesidad de que restaure durante un tiempo adecuado la libertad de  información en Cataluña, sin la que todo “derecho a decidir” tiene un sentido tan falso e incluso siniestro como el de los referéndums franquistas.

20170719 De Franco a PMI.

                             Franco pide no votar el 1-O porque no quiere la república, dicen unos carteles en Cataluña, hechos por independentistas, que han recibido el aplaudo de la Fundación F. Franco. Por supuesto, todos los independentistas  irán a votar, y su esperanza de triunfo reside precisamente en que por desidia – como ya hace casi un tercio de los catalanes-, o por creer que sería inútil porque los independentistas harán de nuevo trampas, o por mantener ciega creencia de que “no pasará nada”, favorecerán con su abstención la secesión.

                        Pablo Manuel Iglesias, después de afirmar que le gustaría mantener la unión, ha dicho también que él se abstendría de votar, si pudiera, el 1-O.   PMI, el  cofundador de Podemos, que ya ha enterrado de diversas maneras a todos los demás cofundadores ¿no va camino, como tan tarde empiezan a protestar algunos, por eso, por lo de Cataluña y por mucho más, de alcanzar el dudoso honor de ser su único enterrador, según señalan ya –y nada menos que un millón de veces, de votos menos-, las encuestas?

20170708 Junqueras,otro dictatorzuelo..

                               Cuando el cantor de la libertad, Luis Llach, declaró que de ganar ellos los funcionarios no independentistas irían a la calle, Junqueras estuvo de acuerdo. Pero cuando ahora hay la posibilidad de que si él mismo rompe la legalidad vigente tenga que responder con sus bienes, clama que eso sería dejar a sus hijos en la calle y todo el mundo debería indignarse. Por supuesto que sí, todo el mundo decente debería indignarse y actuar contra esos que protestan por lo que les pueda caer si quebrantan la ley pero amenazan con castigar de la misma manera a quienes no compartan con sus opiniones políticas. No se puede ser más sinvergüenza ni dictadorzuelo. Franco no pudo gobernarnos sino después de una muy cruenta guerra civil; más me avergüenza que ahora nos gobierne a los catalanes gente como esos individuos.

20170707 Podemos, Venezuela y Cataluña.

                                      Por fin parece que Podemos se ha decidido a condenar “todas las violencias” en Venezuela. Lástima que, por intereses demasiado oscuros o demasiado claros, según se mire, no tenga esa mínima equidad respecto a Cataluña.   Aquí, desde hace muchos años, de forma creciente, no  sólo existe una violencia que impide abrir la boca a los que disienten de un Gobierno corrupto y minoritario que degrada y margina a quienes no piensen como él,  con una abrumadora inquisición y amenazas de expulsar de sus empleos -o algo aun peor- a sus oponentes, sino donde prolifera la violencia física contra los bienes e incluso las personas que no se le someten.

                                   De ahí que ese “derecho a decidir” de los agresores, con un referéndum al que imponen unas características que serían hasta risibles si no revelaran su intención de imponerse como sea a la ciudadanía, constituya una burla cruel y amenaza a la democracia por parte de sus enemigos y cómplices, por su silencio o apoyo “indirecto”. El colmo de la hipocresía es el proyecto actual de Podemos de no participar en un referéndum no acordado… pero echarse a la calle “para apoyar aquellas movilizaciones que hagan avanzar el derecho a decidir”.

20170525 “Malos gobiernos dividen los pueblos”.

                                      Más de tres cuartos de los españoles, el 77 por ciento según una encuesta actual, consideran que Rajoy está llevando mal el tema de Cataluña. Por la otra parte, no es necesario comentar la corrupción, el inmenso latrocinio que querían blindar con la independencia los Pujol y sus sucesores; amén de la doblez de un Junqueras, falsificador muy destacado  de la historia, que incluso se niega a fotografiarse –sabiendo su impresentable origen- con una estelada, mientras que la fomenta como “bandera de lucha”, se atreve a decir para excusar su negativa., entre seguidores.

                                      Por su parte, llevado aquí también por su  ansia sin escrúpulos de poder, que ya le ha hecho apartar a todos los fundadores de Podemos y tanto ha contribuido a que siga mandado el PP y dañando a su partido, Pablo Iglesias acaba de apoyar  nada menos que un referéndum unilateral del Gobierno catalán.

                                       Sí, Iglesias apoya –como otros líderes políticamente corruptos- allí a un Gobierno corrupto y falso al máximo,  que ha inculcado el odio a España con mentiras desde hace dos generaciones, con monopolio de medios de comunicación públicos o corrompidos con amenazas y millones de euros por él; gobierno que ha montado, nunca mejor dicho, hasta exposiciones infames como la de “España contra Cataluña”, todo lo cual vicia un limpio y real “derecho a decidir”, dada una tan  duradera  y fuerte desinformación, reforzada con multas lingüísticas y amenazas de muy diversamente tipo a los no independentista, como la reciente del “luchador por la libertad” (de imponer la suya) Lluís Llach, que solo ha podido sorprender a los que ignoran a pretenden ignoran  el régimen, desde hace décadas antidemocrático- que padecemos los catalanes.

20170523 Así, así gana el separatismo.

                              La detención del ex presidente del Barça Sandro Rosell, todavía imputado por el caso Neymar, no es sino un paso más en el descubrimiento de la trama apestosa del separatismo. Quien bien lo conoce, como el periodista Espada, recordaba hace poco que no era el Barça el que se había adherido al separatismo político, sino al revés. En efecto, la principal cuna de ese disparato movimiento independentista provenía de las cabezas calientes de los “culés”, que seguían haciendo, incluso tras la dictadura, del Barcelona C.F. “algo más que un club”; incluso mucho, demasiado, tramposamente.

                             Como en el caso de Puyol en lo político, toda trampa y corrupción les parece justificada buena para mostrar la superioridad de los catalanes; aunque, a diferencia del más coherente separatismo vasco del Atlético, esas “catalanes” fueran argentinos, brasileños e incluso, incluso españoles, y hasta,  literalmente castellanos. El fin les justificaba y sigue justificando los medios. Así, así, como el Real Madrid de la dictadura, así gana (a veces) el Barça y el separatismo.

20170423 Sí que NO.

En algunos lugares de Cataluña han aparecido en zonas públicas unos redondeles de un metro de diámetro con un escueto SÍ, que los medios han interpretado como sí al separatismo. Adjunto media docena de  NOES, colocados también en lugares emblemáticos, como respuesta a esa pretensión, y conforme a la mayoría de catalanes que, a pesar de las intoxicaciones y violencia empleadas contra nosotros, deseamos continuar en unidad con el resto de España.

20170320 La libertad en Cataluña

Los medios de comunicación han destacado la manifestación antiseparatista del 19 de marzo, que, dada la gravedad de la situación, ha reunido más ciudadanos que nunca, junto con las concentraciones de la Plaza de Cataluña. Un Rufián independista proyectado en ella inconscientemente su propio carácter totalitario, al decir que hay que aceptar esa protesta aunque es “antidemocrática”. La mejor crítica a ese separatista la daba quizá ya una de las pancartas más destacadas de la  manifestación, en la que, bajo una bandera española, se lee: “Póntela y verás: hoy aquí no hay libertad”; ni de decidir, ni de expresar su opinión.

20170317 Nacionalistas, falsos demócratas.


                                  Nadie presume más de religioso que el fariseo, ni nadie grita más contra la corrupción que el ladrón, como Pujol, que incluso montó una Fundación de Ética Política. Hoy los nacionalistas catalanes tienen como bandera (aparte de la estrellada, del que el mismo Junqueras se avergüenza hasta el punto de negarse a fotografiarse con ella) el manido lema de “el derecho a decidir”. En realidad, no hay mayor enemigo de la democracia que esa ideología egoísta que termina, cuando puede, en distintas formas de totalitarismo exterminador de los demás. En Cataluña lleva décadas ahogando y expulsando a cuantos catalanes nos oponemos a su opresión.

                                Sin embargo, con una inhumana insolidaridad, no sólo los viejos políticos corruptos del resto de España, sino quienes vienen hablando de libertad, como Pablo Iglesias, no tienen empacho, en su ansia de poder, en firmar en favor de ese pretendido “derecho a decidir”, sin exigir que haya primero un adecuado periodo de auténtica libertad de expresión de  todos los catalanes.

20170315 Violencia nacionalista en Madrid

Viviendo de la agricultura, he participado durante muchos años en las manifestaciones en Madrid para mejorar nuestras condiciones de vida. El día, 26 de marzo de 2015, repartí, como otras veces, pancartas con los lemas de la marcha. Todo iba bien hasta que algunos agricultores, catalanes como yo, se adelantaron y desplegaron unas banderas independentistas, mezclando así, con esa opción política, tan legítima para un demócrata como la del PP o IU, nuestra común reivindicación económica, pervirtiendo el fin de nuestra marcha y dividiendo a sus participantes. Así se lo hice notar a uno de los organizadores, que habló con ellos y les conminó a retirarlas. Pero al poco rato volvieron a sacarlas, por lo que repetí mi denuncia, esta vez al principal dirigente de la marcha, que volvió a prohibirlas, volviendo ellos a exhibirlas, sin que esta tercera vez la organización lo remediara.

Vista la evidente debilidad, por decir lo menos, de los organizadores, me tendí ante las ruedas de los tractores, negándome a manifestarme, como era mi así irrespetado derecho, tras banderas políticas, ajenas a los fines para los que nos habían reunido. Tras larga discusión, la organización me pidió, como hice, que me levantara, porque las habían retirado. Al minuto se mostró que eso era de nuevo falso, por lo que volví a tenderme, hasta que la policía, con un trato correcto que agradezco, me explicó que debía retirarme, ya que ellos no podían intervenir para restaurar el orden interno de la marcha. Yo tendría, como hago hoy mismo, que denunciar en comisaria a los dirigentes de dicha marcha que, contra los objetivos de la convocatoria, y faltando varias veces a su palabra, toleraron esa intromisión política, incluso violenta: algunos de esos independentistas intentaron pegarme, y uno de ellos me agarró y quiso arrastrarme fuera de las ruedas de los tractores.

20170314 La verdad de Mas.

                              Mas tiene razón cuando dice que en España “se persigue a la gente por sus ideas”; porque como en Italia y Alemania, y tras una muy trágica experiencia, se combate a quienes exigen para sí la libertad de quitarnos a los demás nuestra libertad; es decir, se rechaza los totalitarismos de grupos fanáticos que se imponen a la ciudadanía, como acaban siendo todos los nacionalismos no frenados a tiempo.

                               El ladrón grita que lo es otro, para disimular que lo es. Quienes han robado de verdad –además de las “pelas”-  la libertad de decidir en Cataluña han sido, y desde hace demasiado tiempo, Mas, Pujol y sus cómplices. Y quien lo dude, que intente pasear por nuestra tierra con una bandera española.

                              A los catalanes que no hemos sido engañados por su adoctrinamiento se nos ha amputado de raíz nuestro derecho a decidir sobre nuestro destino; incluso a veces hemos debido dejar nuestra tierra y nuestra familia. Un referéndum sólo sería limpio, democrático, tras un periodo adecuado de una auténtica libertad de información. Y un cambio histórico requeriría una mayoría cualificada; como la del cambio de Estatuto, de dos tercios de los votantes.

20170225 De las monarquías libres.

                                  Cada cual mira, como es natural, por sus intereses. Jacobo I de Inglaterra escribió un libro “De las monarquías libres”. Según él, eran aquellas en las que el rey podía hacerlo lo que le daba la gana. En España, y limitándonos incluso a una parte de ella –de la que pretende ser rey absoluto- Mas califica de “un ataque a Cataluña” la investigación sobre los sobornos llamados del 3%, que a veces era n aún de mayor cuantía, en los que un contratista acaba de testificar que fue extorsionado  directamente por él. Es realmente impresionante hasta qué punto algunos personajes de la cúpula del poder se creen con derecho a sacarnos dineros, nunca mejor dicho, “impuestos”.

20170117 Tragar separatismo

 El Tribunal Supremo juzga ahora de nuevo a una multinacional que durante tres años ha desafiado a la Justicia, pisoteando los más elementales derechos de miles de sus trabajadores. Y no por razones comerciales, puesto que está perdiendo así mucho prestigio y clientela, y perderá mucho más cerrando sus mejores fábricas en Madrid, Asturias, Mallorca y Alicante, para concentrarse en un extremo de la Península; lugar del que se están retirando muchas e importantes empresas, por sus fuertes tendencias separatistas.

El “secreto” de tan deshonesto y autodestructivo proceder se debe precisamente a que esa empresa del “estado español” está en manos de una separatista extremista, la multimillonaria Sol Daurella, para quien –como para muchos otros, y esa falta de escrúpulos explica gran parte de su auge actual- el fin justifica  los medios. Seamos, pues, conscientes que hoy día quien traga Coca-Cola favorece, traga separatismo, perjudicando la salud de España.