Política – Podemos – 2018

20180423 Traicionar al traidor.

                         Monedero acusa a Bescansa, que quería desbancar a Iglesias, de traicionar a las bases que dijeron en Vistalegre el rumbo de Podemos. Sin duda ella lo hizo de modo indebido, pero traicionando al primer y mayor traidor que, aprovechando, como suelen los golpistas, el verano, impuso un reglamento contrario al probado en Vistalegre y después aplastó a la Comisión de Garantías del partido que lo denunció. Pero ¿qué esperar de un Monedero, cómplice incondicional de Iglesias, y sofista ya profesional, capaz de justificar hoy lo que condenaba ayer, como dar en Cádiz una medalla a una Virgen o fabricar barcos de guerra para Arabia Saudí contra el Yemen?

20181215 P. Iglesias, otro Cid.

                   Pocos personajes han tenido tan buena prensa como el Cid, alabado por el nacionalismo franquista y -que dios le perdone- por el himno republicano que nos calificaba laudatoriamente como “los hijos del Cid”. Sin embargo, la cruda realidad es que estuvo también al servicio de los musulmanes; es decir, entonces, los principales enemigos de su país. Fue, pues, un legionario, legión extranjera contra su misma patria.

                   Por otra parte, la principal acusación de sus enemigos contra P.M. Iglesias era estar vendido al régimen de Venezuela, al que ahora que ya no puede ni pagarle acaba de calificar de “funesto”. Y no hablemos de su conexión con Irán. Ahora este legionario batallador se ha ido acercando a los corruptos, totalitarios y golpistas paisanos míos que cierren apoderarse de parte de lo que también es su propio país, a los que defiende incluso a costa de perder ya la mayor parte de sus huestes, pero con los que se ha hipotecado hasta su mansión.

20181212 Podemos a la búlgara.

                              Como no podía ser ya de otra manera, al retirarse a tiempo los 90 otros candidatos que se habían presentado irónicamente para poner de manifiesto la escandalosa manipulación, Iglesias es el único que se presenta a las aún llamadas “primarias”. Podemos a la búlgara, para hablar claro. ¿Qué democracia puede haber en un partido en el que el jefe literalmente indiscutible ha liquidado a todos los demás fundadores o a quienes, antes discrepantes suyos, no se han rendido a sus pies? Los emblemáticos círculos se han convertido en un punto central único. El reglamento de Podemos ha sido modificado ilegalmente, con verano y alevosía, por quien quería pasar y pasó de mandamás a mandatodo. Ha destruido El órgano judicial del partido para resolver conflictos. destruido.  Y “¡Viva el nuevo Duce, también socialista (a ratos)!”. Aunque esté llevando a Podemos, de derrota en derrota, ya con menos de la mitad de presuntos votantes, a una acelerada insignificancia; por lo que, más pronto que tarde, será jefe sólo (y con su señora) de su chalet (cuando pague la hipoteca a los separatistas) y de sus gemelos.

20181205 “Lo hago por mis hijos”

  Lo clásico en los corruptos provenientes de clases modestas era excusarse afirmando: “Lo hago por mis hijos”. Un joven de Vallecas se lanzó a la política diciendo que no lo hacía por ambición, por ansias de mandar, sino por el bien del país (no le salía al pobre decir España), pero nos aseguraba su desinterés y que en un par de años volvería volvía a lo suyo, a lo que le gustaba, ser profesor. Han pasado esos años y ahora, bien chaqueteado y chaleteado a costa de hundir un partido con sus rectificaciones y venta burguesa aciertos venezolanos y catalanistas, pasando por otros iraníes, acaba de declarar que seguirá en la política “por sus hijos”, para dales un porvenir mejor. Con su ejemplo, menudo porvenir les y nos espera.

20181118 Iglesias, fracasado o peor.

         Las frías y rotundas cifras del fracaso de Iglesias las dan los brutales descensos en número de simpatizantes, votantes, asistentes a los Círculos, militantes no remunerados e incluso de los remunerados que consiguen agruparse y distanciarse de él en muchas Comunidades. Pero también lo revela el que los más feroces adversarios de Podemos le critiquen mucho menos ya, seguros de que él acabará de rematarlo desde dentro; más aún, silencian las denuncias que haceos quienes un día infausto le apoyamos.

             Peor fracaso de Iglesias sería incluso el que se confirmara en lo posible la creciente sospecha de que ha triunfado en parte, pero en el papel de títere manipulado, como Trump y tantos tiranuelos menores, al ser chantajeado por quienes están consiguiendo así minar la izquierda.  Sólo eso parece poder explicar sus al parecer insensatos y destructores bandazos ideológicos -de comunista a socialdemócrata-, impolíticos -de internacionalista a nacionalista… catalán- y morales -de Vallecas a Galapagar-, así como su acabar con todos los demás fundadores del partido. Su misma cara, su ceño fruncido hasta en sus éxitos, parece indicarnos su enfado, constatando triunfos que no son suyos, de sino de quienes le tienen cogido como payaso por donde más le duele, su ansia desbocada de poder real sobre todos nosotros. Cada día que pasa sin plantarle cada debilita más a toda la izquierda y a un mínimo equilibrio político que debieran desear todos los demócratas.

20181116 “Hartos de Podemos”

                                    Tras el último (por ahora) monumental escándalo de Podemos, en el ayuntamiento de Madrid, el mismo Iglesias ha estallado y confesado lo evidente: “La gente está harta de la imagen que damos”. En poco más de dos años el partido ha perdido más de la mitad de sus partidarios. En ninguna organización eso se puede arreglar con cambios de personajes de segunda fila, que ya se ha hecho demasiadas veces, como hoy con Echenique. Y no puede estar más claro quien ha provocado esa ruina con sus continuos cambios antirreglamentarios de personas, ideologías, estrategias y tácticas, sus vergonzosos apoyos a determinadas políticas en Venezuela, Irán o Cataluña, su descarado desdecirse al hipotecarse hasta económicamente con unos corruptos y golpistas separatistas para tener un chalet en la sierra, etc.  La gente de lo que está harta, pero que muy harta, es del falso Mesías (¡hasta cambió su DNI para “parecerse” a un muy respetable político!) y real feroz dictador y eficaz destructor de Podemos, Pablo Manuel Iglesias.

20180530 Iglesias no se entera.

                           No hay peor sordo que el que no quiere oír. Porque el tercio que votó “no” en el referéndum de Iglesias sobre su chalet (consulta en si misma ya tan vergonzosa que él no se atrevió ni a mencionarlo por escrito) no rechazó una parte de su política concreto o una alianza con otras fuerzas, sino que, a pesar de que él intentó desacreditar a sus críticos como ignorantes o anti-Podemos, declararon frontalmente que él debía marcharse; y no por su incapacidad para el cargo, sino por ser un corrupto, literalmente incoherente (por su tipo de casa,  el alejamiento de la ciudad, la cantidad gastada en comprarla, su dependencia de los bancos, etc.) a lo que había reprochado en otros políticos.

                           Empecinado en su increíble soberbia, Iglesias, en vez de reconocer ese tremendo varapalo a lo que  muy respetables dirigentes de su partido han reconocido ser un error suyo “atroz”, “histórico”, y rectificar, al menos en parte, mudar a no mudarse o a hacerlo como Garzón, no ha cedido ni en un ápice, más aún, ha empezado ya a mejorar su chalet y añade secamente que “toma nota” de esa oposición, lo que en su contexto, sólo puede interpelarse como una amenaza a los verdaderos defensores de Podemos y, por tanto, al porvenir del mismo.

2018.0528 Iglesias, 7 a 3, ha ganado.

                            SÍ: 7 a 3, Iglesias ha ganado. Pero mucho menos de lo que parece. Porque nunca había tenido tanta oposición en otras consultas. Porque ahora la alternativa era una derrota deshonrosa y definitiva para él y su pareja y portavoz. Porque también algunos de sus más destacados adversarios habían propugnado la abstención. Porque había fundadas dudas de que, en una votación sin controlador independiente, sus críticos sufrirían la venganza de un dirigente que ya se sabe cómo las gasta. Porque en su mismo círculo sólo se consideraba aceptable obtener más del 80% de los votos.  Porque si un tercio de sus militantes le dicen que se vaya, podemos imaginar cual será el porcentaje de rechazo de sus votantes, simpatizantes, etc.

                   Esto supuesto, ha ganado. Pero ¿cuántas victorias le quedan? Dadas las bajas que ha tenido ¿No será esta batalla la que le obligue a decir, como al rey Pirro al contar sus bajas: “Otra victoria como ésta y estoy perdido”, es decir, ¿una victoria pírrica? Cabe dudar que caiga en la cuenta, porque Iglesias, el Chaletero, muestra ser tan o más ciego de ambición que han demostrado ahora serlo, por ignorancia o miedo a quedarse huérfanos de su padre político, dos tercios de los participantes en ese lamentable referéndum.

24 de mayo 2018 Las cloacas del chalet.

                    “Quien no me apoye es un tonto seducido por Inda o un traidor que colabora con las cloacas del Estado” ha proclamado, usando en favor suyo todo el aparato del partido, P. Iglesias. Entre otros muchos críticos de su actual referéndum a los que no ha conseguido aún neutralizar, como ya hizo con todos los fundadores, ¿son tontos o vendidos el alcalde Cádiz, Kichi, o el ex eurodiputado de Podemos, el juez Jiménez Villarejo, que consideran su conducta “atroz”? ¿Tienen ellos, como Iglesias, un interés personal en defender su empleo y su chalet?

                     Las cartas, todas sobre la mesa. Porque, entre mil otros abusos e incoherencias de Iglesias, que hoy explotan con esa crisis como una casa, hay de por medio un chalet cuyas cloacas muestran cómo lo ha conseguido Iglesias. Despechado por no haber “alcanzado el cielo”, en una doble traición casi sin precedentes -a la clase que había prometido ser fiel y a su país-, Iglesias ha vendido una parte de nuestra patria a una minoría corrupta, nacionalista y por tanto insolidaria y racista, incluso contra el resto de los españoles, y a la que jamás hemos votado mayoritariamente los catalanes.  Ahora, como parte de pago de las 30 monedas de su traición, un Banco de los separatistas le permite comprar ese casoplón, botín del que no está dispuesto a prescindir, aunque acabe de hundir Podemos con ese referéndum manipulado y sin control, aprendido del de los independentistas y del actual Maduro.

20180523 “El Jefe siempre tiene la razón”

                              Algunos moralistas han dicho que Iglesias tendría que haber consultado a su conciencia y no a sus seguidores cuando, tras enorgullecerse de su modesta vivienda y denunciar a los que compraban otras lujosas, lejos de Madrid y endeudándose a los Bancos, ha pasado rápidamente a ser miembro de esa “casta”.

                             Sin embargo, Iglesias no es tonto y seríamos tontos nosotros si creyéramos en su “sorpresa” ante el escándalo del chalet. Lo que busca es reafirmar y censar a sus seguidores más fieles. Es decir, aquellos que son capaces de creer que “el Jefe siempre tiene razón”, como aquel “Jefe de los socialistas” que empezó siendo en Italia un tal Benito Mussolini, que, de un extremo a otro, acabó como acabó.

20180522 La pregunta trampa de Iglesias.

                                 El aparato dirigido por Iglesias ha manipulado el referéndum con su pregunta, antológicamente tramposa. Sin mencionar siquiera el detonante de la crisis, el chalet, enfatiza que de no aprobarlo él y ella no sólo dejarían la presidencia del partido, sino también sus actas de diputados. Menos mal que no ha añadido que tendrían que ayunar también los viernes. Pero el aparato lo ha montado aún mejor, insistiendo desde su cúpula que quien vote “no” será cómplice de la derecha; vamos, un traidor. No cabe una imitación más milimétrica de cómo defiende sus escándalos el PP.

                                 Parar que decidan mejor (para su jefe), el aparato tiene cuidado de no informar en lo más mínimo de los hechos probados sobre los que los militantes deben decidir: que la compra del chalet va contra todo lo que antes denunciaba Iglesias, comparando su pisito en Vallecas con los chalets de la “casta”, que vivía lejos de Madrid y del pueblo, gastan en ello un pastón y se hipotecaban con los Bancos. Más aún, si cabe, se calla que el Banco que les proporcionó esa inaudita hipoteca es no sólo el que más apoya a los independentistas, sino al que se han transferido más de tres millones de euros de Podemos. Temas sin duda irrelevantes para los que van a votar ciegamente al jefe.

20180521 El porqué de la crisis del chalet.

        Comprendo que Iglesias se asombre del escándalo del chalet y crea que es un complot de la derecha. Porque él y sus fieles no valoran en su cantidad y calidad la acumulación de incoherencias que ha cometido en su corta vida política, de la que ésta no es sino la última gota –grande, sí, como una casa-, que ha hecho rebosar el vaso. Desde las más ideológicas, oscilando más de una vez entre el comunismo y la socialdemocracia, hasta las los más brutales, impolíticos cambios de relación con los partidos con los que podría estar hoy gobernando, desplazando al PP; desde la exquisita democracia de los círculos hasta el despotismo ilustrado actual. Liquidados todos los demás fundadores del partido, nadie se atreve a presentar en serio una alternativa de renovación a ese caos, Ahora también por ese referéndum, que me recuerda -y que, dadas las circunstancias-, creo que le será más fácil ganar- el de la OTAN, en el que F. González también chantajeó a los suyos con dimitir, consiguiendo aplastar a la izquierda renovadora de su partido y convertirse definitivamente en “dios”.

20180520 Corromperse por sus hijos.

                            Los funcionarios franquistas que se corrompían solían excusarse afirmando que lo hacían “por sus hijos”. Da la casualidad que cuando a Iglesias le acusan de corromperse material o/e ideológicamente, no sólo no se excusa, sino que incluso dice que se asombra de esa acusación, creyendo más que justificado su chalet, adquirido, dice, por la salud y educación de sus hijos. Su argumento sería convincente si lo hubiera aplicado a los políticos que antes denunciaba por alejar kilómetros (muchos menos que él, en general) del pueblo de Madrid; y valdría más aún si hubiera reclamado el derecho de todas las parejas a cuidar lejos de la ciudad a sus hijos.

                              ¿Habrá sido quizá Iglesias víctima de una mujer dominante, que se lo haya impuesto por criar así sus hijos? Ya sería difícil encontrar alguien más dominante que él, dado además su menosprecio machista – tan denunciado por sus alumnas- a las mujeres y el trato que ha dado a sus anteriores parejas. Tampoco su emparejamiento actual se asemeja a una locura de amor, sino a un casamiento de conveniencia para aumentar su poder, como le han criticado desde otros partidos y avala la rapidez del acuerdo y pronto embarazo, a semejanza de las antiguas bodas reales.

                           El verdadero espíritu familiar de Iglesias se muestra también en la compra de este chalet incluso de una manera que ni me atrevo a calificar. Porque para acallar las críticas ha acudido incluso, este hijo de papá y mamá, a avalar su transacción con las posesiones de sus padres, como si ellos no pudieran disponer ya de ellas de otra manera o fueran a pasar a sus manos antes de los treinta años de su hipoteca, lo que es suponerles una vida más corta que el promedio de los ciudadanos.

20180518b Zancadilla a Iglesias, como a Cifuentes.

Ha sido un golpe bajo, como a Cifuentes con su master. Por supuesto, el chalet de Iglesias es auténtico, magnífico. La brutal zancadilla que le han puesto ha sido el destapar tan pronto su adquisición. Recordemos el desapego de que hacía gala este profesor respecto a la política, el poder: ahí están las hemerotecas para quien crea que desbarro. Era otro F. González que se quejaba que perdía por nosotros su libertad. Afirmaba que no quería ser político ni cuatro años y que quería volver cuanto antes a su universidad.

     Nada más lógico, pues, que Iglesias pensara en cumplir ya sus anhelos después de no alcanzar el cielo (La Moncloa), pelearse con todos los demás fundadores de Podemos, perder muchos votos e incluso ser peor valorado que Rajoy por sus mismos partidarios; además de haberse casado y esperar gemelos. Pero antes y a punto de dimitir, un malvado –como a Cifuentes- ha destapado sus preparativos para apartarse de la vorágine de la política, –incluso a 40 kilómetros, a Galapagar- por lo que ahora puede parecer que se va a ir por este escándalo.  No conocen bien su temple, el perfecto cumplimiento de su palabra de que es capaz, de lo que paradójicamente es una prueba ese mismo chalet, por lo que muy pronto le veremos anunciar su más que merecido retiro.

29189518 Opiniones sobre un chalet.

                           La compra de un chalet de lujo de 2000 metros por P. Iglesias tiene distintas facetas y, por tanto, juicios. Predomina, como es lógico, el político, de imagen. No cabe nada más contrario a quien presumía de vivir en 60 metros en Vallecas y criticaba a quienes vivían lejos de Madrid y el pueblo o compraban un ático por un precio parecido a su chalet, 670.000€. Así algunos comparar su pérdida de credibilidad con ello a la de Felipe González al usar el yate de Franco o, entre los cristianos, el del cardenal Rouco al apropiarse de un millonario ático, echando a los clérigos que vivían ya en él.

                    Ligado al aspecto económico, a su sorprendente precio y favorable hipoteca, no menos grave es que le haya financiado todo eso la Caja de Ingenieros de Cataluña, cooperativa muy ligada al independentismo catalán, que recuerdan a algunos las 30 monedas por las que Judas vendió a Jesús. La incomprensible y, para Podemos, devastadora actitud de quien dice que quiere gobernar España pero apoya su partición, así como sus increíbles bandazos ideológicos -de comunista a socialdemócrata y viceversa-, su depuración de los demás fundadores, etc.- dan incluso pie a quienes sospechan que, chantajeado como Trump por enemigos externos a su grupo,  Iglesias esté manipulado para impedir que gobierne la izquierda en este país, como con esos y muchos gestos, al parecer insensatos, ya ha conseguido en varias ocasiones.

20180420 Iglesias, como Aguirre.

                        Parece que fue ayer cuando, dirigiendo el partido en Madrid, Aguirre impuso su equipo a la aún presidenta Cifuentes, que hoy, antes de caer, se venga de Aguirre denunciando algunas de sus irregularidades. Por su parte, cambiando descaradamente las reglas del partido, Iglesias ha querido imponer su equipo al candidato Errejón. Y como éste lógicamente se resistía, ha aprovechado la filtración de un supuesto plan de Carolina Bescansa –cuando hay un tirano, abundan las traiciones, incluso los falsos testimonios como vía para trepar- para obligar a Errejón a quedar como mera figura decorativa atrapa-votos, y encima tener que agradecer la “clemencia” del Jefe.

20180414 Feroz ambición de poder.

                            Intentó engañarnos insistiendo en que quería volver lo antes posible a ser profesor. Pero pronto mostró sus garras, intentando ahogar a sus obvios aliados políticos en cal viva o exigiéndoles los ministerios del poder, convirtiéndose así ese pésimo político, de cuyo nombre no quiero acordarme, en el principal culpable personal de que siga gobernando Rajoy.  A Garzón le ofreció que fuera su peón, teniendo que admitir después una alianza. A los cofundadores de Podemos les fue eliminando despiadadamente. Ahora intenta culminar la faena ahora con Errejón, cambiando las reglas para que no pudiera elegir su equipo; como ya cambió, en verano y con alevosía, las reglas del partido, consiguiendo que no le llevaran, como es lo legal y democrático, al juzgado.  Al devorar tan ferozmente a “su” partido, con una cada vez peor digestión, sólo quedarán después de él, como es natural, unos pestilentes residuos, de los que serán también culpables quienes no lo han purgado a tiempo.

20180402 Podemos, monarquía absoluta hereditaria.

                            Parece que fue ayer cuando Pablo Manuel Iglesias, presumiendo de ser desinteresado, dijo que deseaba volver cuanto antes a su docencia, como el F. González proclamó en su día que por nosotros sacrificaba su libertad. Pero después, llevando también a Podemos de derrota en derrota, no ha tenido el gesto de cumplir con su promesa ni cuando los de su propio partido le daba peor nota que a Rajoy los suyos.

                           Claro que hora ya no hace falta fingir, porque, como nueva “campana de Huesca” del rey Ramiro, ha cortado todas las cabezas que sobresalían en su partido. Incluso, por evidentes razones biológicas, ha cambiado a Errejón por su más complaciente pareja actual, con la que acaba de anunciar tendrá dos hijos pares consolidad su soberanía absoluta y hereditaria sobre lo que vaya quedando de unos círculos reducidas cada día más a un punto, él mismo.

20180211 Podemos: dañino y frívolo.

Pablo Iglesias y, por no ponerle freno, Podemos también, han causado gravísimos daños en poco tiempo. Por su culpa, a medias con el PSOE, sigue gobernando Rajoy y, en Cataluña, los separatistas.  Su actuación ha sido destacada para que el Parlamento no anule muchas leyes antidemocráticas del PP, ni se perfile en serio la censura a Rajoy.

 Podemos intenta tapar sus vergüenzas y carencias con mil frivolidades en ese Parlamento, desde besos en los labios a florituras de una “portavoza”; si eso último es fomentar el feminismo, apaga y vámonos. En la calle monta hasta minúsculas, ridículas manifestaciones en la calle, ridículas por su número, de cien personas en promedio en Madrid. SU; su participación en las movilizaciones de la izquierda, menor aún, hay sido incluso nula en las que se acaban de celebrar este fin de semana en Madrid, una contra la precariedad y otra contra la corrupción, temas que parecen no importan a un Iglesias, centrado en sobrevivir a su máximo desprestigio –incluso entre sus votantes- que el mismo Rajoy.

20180203 Sobre conspiraciones.

“Hay más cosas de las que cabe en tu filosofía”, observaba ya Shakespeare.  En un mundo en que cada vez destacan más unos pocos muy poderosos, tienden a multiplicarse los intentos de competencia de todo tipo entre ellos de modo no oficial, es decir, es una época propicia a las conspiraciones.

Todos los grandes partidos españoles han sido financiados por conspiradores extranjeros. De ahí que muchos no hiciéramos gran caso a grito fariseo sobre la financiación exterior de los nuevos partidos. La alarma ha saltado, sin embargo, cuando un nuevo partido no ha intentado inculcarnos la ideología de partidos donantes de fondos de países más o menos democráticos (Alemania, EEUU, etcétera) sino de Venezuela e Irán, que sepamos.

 Más aún: dirigente máximo de ese partido, tras eliminar de uno u otro modo a todos los demás fundadores, hace cosas tan contradictorias y graves como fomentar la división territorial violenta de su país, con lo que va directamente contra su pretendida meta de gobernarlo por entero. Esto ya no es que huela a chamusquina: es de juzgado de guardia, como parece inminente que hagan algunos dirigentes del mismo al violar ese Jefe los estatutos –hasta el punto de cambiarlos ilegal y sigilosamente durante el verano, para evitar que funcione democráticamente su preceptivo Comité de conflictos. ¿Qué más se puede pedir antes de investigarlo con la seriedad que merecen los hechos?

20180123 Sin vergüenza o peor, como Trump.

                          No le da vergüenza ser hoy el dirigente peor valorado por sus mismos militantes; ni haber perdido vertiginosamente millones de votantes; ni haber sido decisivo para que siga gobernando en España su peor adversario político; ni que sigan gobernando en Cataluña los separatistas que quieren que nadie pueda gobernar ya, como él pretendía, en toda España. Tampoco le da vergüenza haber liquidado deprisa a todos los demás fundadores de su partido y amordazado la Comisión de Garantías de su partido; ni ser un denunciado machista, típico cambia-parejas; ni ser financiado, que sepamos, por Irán y Venezuela; ni volver a reclamar manifestaciones tras decir que es de tontos creer que sirven para algo; ni seguir pegado como una lapa al sillón después de todo eso y de repetir mil veces que quería dejar la política enseguida. 

                         Una de dos: o Pablo Manuel Iglesias es un desequilibrado, como se dice de Trump, o como él está manipulado por algún grupo o país que quiere debilitar, destrozar, incluso territorialmente, España o incluso toda Europa. Pero, al revés que, en EEUU, aquí no se manifiestan estamentos que investiguen a fondo está ya gravísima situación.

20180120 Records de necedad.

“España es diferente”, popularizó un Fraga, que por esa diferencia tras ser ministro de Franco, consiguió ser presidente de un partido en la época democrática y, con un poco de suerte (para él) lo hubiera sido de España. Dejando de lado cargos más privados, como hacer director de una televisión a un ciego, recordemos que nada menos que la UGT tiene como presidente elegido hace poco a un asturiano… independentista; es decir, partidario de que sindicato catalán se separe de la UGT, la debilite; para colmo, se trata de un asturiano, un castizo Álvarez, que llegado a Barcelona se hizo independentistas, explican algunos, “para adquirir respetabilidad”.

 Más aún: el que vence a todos en loca ambición es el vallecano que acaba de permitir un Parlamento catalán independentista, con lo que ni los catalanes le podrían votar a él para gobernar lo que quedara de España, ni los demás españoles querían que lo fuera ni por los pelos ese “listo”, como muy crudamente se lo están declarando ya. ¡Señor, Señor: ojalá encontremos vida inteligente en otro planeta, que aquí ya hay demasiados en la Luna, ¡ellos y sus seguidores!

20180121 No, no le da vergüenza.

                          No le da vergüenza ser hoy el dirigente peor valorado por sus mismos militantes; ni haber perdido vertiginosamente millones de votantes; ni haber sido decisivo para que siga gobernando en España su peor adversario político; ni que sigan gobernando en Cataluña los separatistas que quieren que nadie pueda gobernar ya, como él pretendía, en toda España.

                          Tampoco le da vergüenza haber liquidado deprisa a todos los demás fundadores de su partido; ni ser un denunciado machista, típico cambia-parejas; ni ser financiado por Irán y Venezuela; ni volver a reclamar manifestaciones tras decir que es de tontos creer que sirven para algo; ni seguir pegado como una lapa al sillón después de todo eso y de repetir mil veces que quería dejar la política enseguida. No, no le da vergüenza. Todo un récord sin igual, sideral.

 20180120 Iglesias contra Cataluña.

                             Además de perjudicarnos, encima nos insulta Pablo Manuel Iglesias. El mismo que ha cambiado hasta su DNI para disfrazarse de Pablo Iglesias, ese sí gran hombre, trabajador y político que, nacido también fuera, tanto contribuyó desde Barcelona a la grandeza de Cataluña y de España. En cambio, este P’MÍ, digo, PMI, sólo piensa en sí, en su loca ambición de presidirnos a todos, incluso cuando su pretensión resultaba ya ridícula para casi dos tercios de los militantes de Podemos hace menos de un año, tras la segunda Vistalegre, convertida por él en la primera Vistatriste.

                             Hoy, tras posibilitar con su abstención un Parlamento separatista corrupto, engañoso y dictatorial en mi tierra, tiene el valor de injuriarnos diciendo que “el tema de Cataluña me aburre”. Pero él ha sido un responsable necesario de esa vergüenza nacional que nos obliga además a prestar menos atención de lo que desearíamos a otros temas vitales. Porque estamos inmersos en defender nuestra libertad e identidad real, catalana española, amenazada cada día por algunos indeseables y muchos paisanos míos adoctrinados por ellos durante décadas, con la complicidad de los partidos que seguían votando a pesar de ello la mayoría del resto de los españoles.

20180118 Podemos traiciona España.

                      La pancarta “Podemos traiciona España” ante la sede central del partido durante una hora obtuvo muchas aprobaciones y ningún rechazo. Porque contra el hecho no valen argumentos, después que Podemos haya permitido a los separatistas –independentistas corruptos, embusteros, violentos, totalitarios- dominar el Parlamento catalán. Yo apoyé desde el primer día –en los medios y en la calle-, el 15M, y también apoyé y di mi voto a Podemos. Durante más de un año, en los medios y en ese mismo lugar, he denunciado que ”Con Iglesias no Podemos”, por su zigzagueante deriva dictatorial. Hoy denuncio directamente a lo que queda de Podemos, que se muestra impotente para enfrentarse con éxito quien le está llevando a la ruina y, mucho peor aún, a la consumada traición a la gran mayoría de sus votantes y a su país. Y si me equivoco, como quisiera, que lo demuestre con los hechos Podemos, recuperando sus orígenes.

20180114 Pobre Iglesias.

La política es un arte muy duro, donde se dan más y peores golpes que en el boxeo. Lo acaba de confirmar el triste caso de Iglesias, que, al levantarse un mes después del casi K.O. de Cataluña, sin darse cuenta todavía de cómo ha quedado y donde está, se declara dispuesto a “dejar la piel y la salud para ser presidente del Gobierno”, sin darse cuenta de su estado. Sería cruel reírse de él en estas circunstancias, cuando ni los suyos han podido hacerle entrar en razón.

20180114 Napoleón, Zoido, Rufián, Iglesias y la Virgen.

Napoleón creó la Legión de Honor y distribuyó 15.000 cruces entre sus soldados. Cuando se le reprochó de repartir juguetes contestó que a los hombres se les manejaba con juguetes. Nuestro (del PP) ministro del Interior va a fabricar una cantidad muy parecida, 12.500 medallas, a un coste de más de un cuarto de millón de euros, para condecorar a quienes crea que se lo merezcan. Un parlamentario independentista, envidioso al sospechar que a él no le va a tocar ninguna, le ha preguntado que  a “cuantos santos o vírgenes piensa condecorar”. Pregunta tramposa, porque tendría que esperar a que se sepa cuantas de esas medallas va a negociar con él Iglesias, cuyo mismo nombre indica ya su importancia al respecto, para sus Vírgenes progresistas.

20180110 La cuadratura de los círculos.

    La envidia se ceba en el milagroso inventor de la cuadratura del círculo; incluso en plural: de los círculos de su partido, alcanzando el cielo y convirtiéndose en el dios personal único, no ya de tres, sino de cinco millones de personas (su mujer de turno, para él, no cuenta).  Milagroso también es –o debería serlo- el que gran parte de la izquierda haya votado a tan redomado machista y el que un vallecano haya sido cooperador necesario para el triunfo, -aunque sea en parlamentarios, nunca en votos- de unos separatistas totalitarios catalanes.

    No sería sorprendente, en cambio, que una persona que se apellida Iglesias esté contribuyendo decisivamente una y otra vez a mantener como presidente del Gobierno a alguien tan derechista, incapaz y corrupto como el de Rajoy; pero, fiel a sus contradicciones dudosamente marxista, el mismo Pablo Manuel recortó su nombre hasta en su DNI para disfrazarse de un auténtico socialista ya muerto. Sin duda pasará a la historia y al libro de récords Guinness, en un apartado muy distinto al que creen quienes tienen aún una fe ciega en él, pero muy meritorio, por contar con mucha competencia: el de los ilusionistas políticos.

20181118 Iglesias, fracasado o peor.

         Las frías y rotundas cifras del fracaso de Iglesias las dan los brutales descensos en número de simpatizantes, votantes, asistentes a los Círculos, militantes no remunerados e incluso de los remunerados que consiguen agruparse y distanciarse de él en muchas Comunidades. Pero también lo revela el que los más feroces adversarios de Podemos le critiquen mucho menos ya, seguros de que él acabará de rematarlo desde dentro; más aún, silencian las denuncias que haceos quienes un día infausto le apoyamos.

             Peor fracaso de Iglesias sería incluso el que se confirmara en lo posible la creciente sospecha de que ha triunfado en parte, pero en el papel de títere manipulado, como Trump y tantos tiranuelos menores, al ser chantajeado por quienes están consiguiendo así minar la izquierda.  Sólo eso parece poder explicar sus al parecer insensatos y destructores bandazos ideológicos -de comunista a socialdemócrata-, impolíticos -de internacionalista a nacionalista… catalán- y morales -de Vallecas a Galapagar-, así como su acabar con todos los demás fundadores del partido. Su misma cara, su ceño fruncido hasta en sus éxitos, parece indicarnos su enfado, constatando triunfos que no son suyos, de sino de quienes le tienen cogido como payaso por donde más le duele, su ansia desbocada de poder real sobre todos nosotros. Cada día que pasa sin plantarle cada debilita más a toda la izquierda y a un mínimo equilibrio político que debieran desear todos los demócratas.