Monarquía – 2017

20170709 El “compi yogui” requeteimputado.

                        De nuevo imputan al empresario Javier López Madrid por acoso y amenazas a la doctora Elisa Pinto, que le denunció por ello hasta catorce veces, e identificó en rueda de reconocimiento al comisario Villarejo como quien la apuñaló, en presencia de su hijo, el 10 de abril de 2014.

                       Aparte del juicio que sobradamente merece este hoy ya algo sujeto individuo, lo importante para todos los españoles es que los reyes, tras estallar el escándalo de la indudable implicación de López Madrid en las “tarjetas black” le respondieran por escrito que seguían siendo sus amigos y “a la mierda” (eso sí: dijeron mierda en francés) lo que pensaran los demás, reuniéndose después a comer con él.

                           Más grave todavía es que los reyes tengan un tan mal servicio de inteligencia que no les informara o supiera cómo eran sus más íntimas amistades; o peor aún, desde el punto de vista moral, el que, aun sabiéndolo todo, como en el caso de las tarjetas de crédito, sus altezas despreciaran olímpicamente –como dioses impunes que les tratamos- la ley y la moral, esa “merde” que predican a sus súbditos. Queda bien claro que, para no hablar de su hermana y cuñado, no cabe mejor ejemplo de la perfecta sucesión del hijo al padre, tantos de cuyos amigos terminaron por ladrones en la cárcel.  “Dime con quién andas…”.

20160112 Lo es en muchos actos; reformemos la Constitución.

                               Sorpresa para muchos: nos encontramos ante lo que hay quieres declaran ser el único momento en que la Constitución da al rey libertad de decisión, nada menos que para proponer un Jefe de Gobierno. Pero es evidente que el monarca es libre en muchos otros actos políticos, como en estos días, al no recibir a la independentista Forcadell, y siempre es libre de firmar o no las decisiones del Gobierno, como lo es de abdicar. Y por ser libre es, como todo ser humano, imputable, por más que se diga, se escriba o se promulgue mil veces lo contrario. 

                               La democracia es radicalmente incompatible con cualquier presunto misterio, sinrazón o servilismo. Bien caro hemos pagado el mantener durante casi cuarenta años más la impunidad del Jefe del Estado, que conquistó, con una cruelísima guerra, Francisco Franco. Reconozcamos que Felipe VI no es autómata teledirigido, un monigote, sino que goza de la máxima dignidad del hombre, ser libre, y por tanto es responsable de sus actos; y reformemos en ese punto de un modo adecuado ese anacronismo vergonzoso de nuestra Constitución.

23 junio 2017 El rey y los toros.

                                        El cambio generacional, a pesar del largo reinado de Juan Carlos I, no ha supuesto aquí un cambio de conducta para Felipe VI. Sigue presidiendo corridas de toros, un espectáculo cada día más rechazado, y con mayor fuerza, por casi el 80 por ciento de los ciudadanos.   Nada hay más contrario, en efecto, al avance moral que el ver a un “respetable” público (no hay que calificar de respetable al de otros espectáculos) pagar para divertirse viendo sufrir y morir a unos animales y, de vez en cuando, también a un hombre.

                                         Quizá la consagración  con su presencia  de ese sangrante circo pueda confirmar la  adhesión a su persona e institución de ciertas personas, pero no dude que confirma a muchas más sobre lo anticuado de su institución, como de ese ya ruinoso espectáculo, que sólo se sostiene gracias al dinero que contra nuestra voluntad se destina al mismo; lo que aumenta, como es lógico, la indignación ante todo ello de la inmensa mayoría de los españoles que queremos ver desaparecer ese sangriento espectáculo que infama -sí mancha la fama- de España.

 20170713 Equilibrio sexual monárquico   

                            Incluso muchos de los creen que esté destinado a desaparecer la monarquía opinan que es mejor que lo haga de modo gradual, no por mantener características hoy insostenibles. De ahí el interés existente para cambiar la Constitución, para equiparar el que reinen hombres o mujeres.

                                 Más equitativo aún sería que el reinar no dependiera del azar de la progenitura, sino que a un rey sucediera una reina, y viceversa. Más aún, el que cada año reinara uno al año siguiente su consorte, lo que ya facilita una Constitución como la nuestra, que hace irresponsable, haga o deje de hacer lo que sea, al Jefe o a la eventual Jefa del Estado. Ventaja añadida en esa eventualidad es que entonces los medios de difusión se ocuparían más un año de la moda femenina y al año siguiente de la masculina, como opino que tenemos todo el derecho a reclamar los hombres.

24 JUL 2017 España adelanta a los EE UU.   

                                     En los EE UU ha causado revuelo el que Trump, cuando más evidencias surgen de su conexión rusa, afirme que él puede perdonar todos los delitos, incluso los que él mismo cometa. En España estamos hace tiempo mucho más adelantados. Antes, por hablar francamente, de hecho; ahora, desde hace cuarenta años, por nuestra Constitución, de derecho, la máxima autoridad del Estado no sólo puede perdonarse sus pecados políticos, familiares, etc., sino que ni necesita hacerlo, porque es inimputable. ”España es diferente” y, por supuesto, mejor; al menos para alguno.

20170217 Golpe a la monarquía.

                       A corto o medio plazo, como ya advertían muchos comentaristas, la absolución total a la Infanta Cristina puede hacer mucho más daño a la monarquía que su condena. No se puede tapar el cielo con la mano. Es obvio que Cristina, alta empleada durante muchos años de la Caixa, no pudo ignorar el origen de su fortuna, fruto de tantos saqueos, incluso del dinero dedicado a niños discapacitados. El colmo es que todo esto se hizo a la sombra e invocando a la Corona. Si su padre llenó de tantas maneras el vaso de la paciencia ciudadana – como quizá no ha hecho ningún rey en una monarquía constitucional en los últimos tiempos-, esta gota gorda de su hija y yerno, este golpe bajo a la monarquía, contribuye sin duda a acelerar su crisis.

20170623 Herencia real en peligro.

                                              Ha transcendido que ninguno de los miembros de la familia real está dispuesto a cargar con la Corona. Por fortuna, se trata de la Corona inglesa, porque en España, por el contrario, fieles a su deber, ningún miembro de esa familia quiere renunciar a esa posibilidad, a pesar de los recientes problemas que los reyes han tenido con muchos de sus amigos y parientes.

8082017 Lady Di desnuda a la monarquía.

                      Las actuales revelaciones sobre los “amores” reales-es decir, los auténticos- y los conflictos conyugales de Lady Di no hacen sino confirmar lo que hemos padecido también en España. Porque una dictadura, en determinadas circunstancias, como en tiempos de guerra entre los romanos, puede ser por elección y por tiempo limitado, y por ello, justificable, Sin embargo, la monarquía es lo más opuesto a la democracia, al no ser votada y permanente.

                      Por si esto no bastara, la perpetuidad de la monarquía exige que los reyes manipulen al extremo su vida sentimental, utilizando su sexo de modo no natural, sino subordinado e incluso esclavizado, teóricamente de por vida, a intereses ajenos, aunque sea la ambición de poder o de riquezas de los mismos interesados; perversión que la sociedad ya condena duramente y con razón en todas las demás personas. ¿Hasta cuándo toleraremos esa chocante contradicción con nuestros actuales valores morales, esa deformación básica del amor que debiera ser lo que fundara todas las familias, concepción que tanto nos ha costado hacer triunfar?

20170122 Monárquicos en España

                      ¿Quedan todavía en España monárquicos de buena fe? ¿Cómo es que no han salido en tromba a denunciar la noticia de que se gastaron centenares de millones de pesetas de todos los españoles para acallar el chantaje de una artista de circo al rey anterior; como callaron ya cuando se dijo algo parecido de la aprovechada Corinna? ¿O es que piensan que “más vale no menearlo” y hay algo realmente muy, demasiado podrido en el reino de España?

20170224 Robar a borbotones.

                                     El Parlamento aplaudió como nunca cuando Juan Carlos I afirmó que la Justicia era igual para todos; soberana gracia, porque después aclaró que no se refería a Urdangarín; lo acabamos de comprobar de nuevo, al ver a su yerno salir sonriendo del Tribunal para Suiza, no para la cárcel, como hace los demás condenados a seis años de confinamiento.  También es histórico lo de su inocente esposa, que se reía del juez diciendo que no se acordaba de nada de nada, realmente absuelta. Su hermano, hoy felizmente reinante, ya and solidarizándose con su amiguete López Madrid, el de las tarjetas negras que acaban, esas sí, de ser condenadas. No se por qué recuerdo ahora lo que Stephan Zweig escribió sobre cierto rey francés: “Todos los reyes roban, pero los Borbones se pasan”; lo hacen digamos, a borbotones. Pues ese es el que hemos elegido nosotros obedeciendo a Franco- como digno sucesor del también pronto enriquecido Caudillo y de la bien apellidada “Collares” (gratis).

20170623 Herencia real en peligro.

                                              Ha transcendido que ninguno de los miembros de la familia real está dispuesto a cargar con la Corona. Por fortuna, se trata de la Corona inglesa, porque en España, por el contrario, fieles a su deber, ningún miembro de esa familia quiere renunciar a esa posibilidad, a pesar de los recientes problemas que los reyes han tenido con muchos de sus amigos y parientes.       

20170623 Sacrificio real por España.            

                                        Con su habitual juego sucio, los secesionistas intentan dorar la píldora a los indecisos prometiendo en su referéndum independentista instaurar en Cataluña la república. En este crítico momento para todos, Felipe VI puede contribuir decisivamente a mantener la unidad de España sacrificando su cargo para restaurar una república del siglo XXI en toda España. Así cerraría con un broche de oro un régimen que no ha dejado de tener sus fallos y al que parece que no le queda ya un largo recorrido.

20171217 Un rey muy competitivo.

                                 Juan Carlos I dice ahora que “siempre he sido muy competitivo, en el deporte y en la vida”. Por supuesto. Que se lo pregunten a su padre, a su hermano, a su esposa, etc.