Justicia – 2015

20150121. De nuevo, la Ley del Embudo.

                                 Otro día negro para la justicia, gracias a un juez que, repitiendo “hazañas” parecidas en favor del PP, ha archivado el incidente de tráfico de Esperanza Aguirre, que, con la declaración de los testigos y documentos gráficos, es evidente para todos, menos para una Justicia ciega, sorda y muda, que constituía una grave infracción.

                                  Apenas cabe ejemplo más claro de la única ley del PP, la Ley del Embudo, que ahora reafirma con la Ley Mordaza, que está practicando cada vez más desde hace tiempo. Así nos tapa la boca para que no podamos protestar por la Ley de Embudo, de la que Aguirre es insigne ejemplo y, por tanto, candidata ideal para gobernar “a lo PP” Madrid.

20150306. La justicia descarrila.

                  La justicia descarrila. Un tren Alvia descarriló el 24 de julio de 2013 en una curva cercana a Santiago de Compostela, causando 81 muertos. Tras múltiples manifestaciones en Madrid, sus familiares presentan ahora más de cien mil firmas exigiendo una Comisión de Investigación. El PSOE se niega, porque inauguró el trayecto antes de tiempo por razones electorales. Y el Gobierno del PP también, porque desconectó por sistema de seguridad para ahorrar dinero. Más aún: su portavoz oficial declaró, contra el mismo BOE, que no era un tren de alta velocidad, para estafar también, si pudiera, a los clientes de fuera.

                  Por ese su “valor”, Rafael Catalán ha recibido las 30 monedas de ser nombrado Ministro de Justicia, como digno sucesor de Gallardón (¡!). Ya sabemos qué pueden esperar, en este y otros casos, los débiles que pidan justicia en este país.

P.D. El historial posterior de ese ministro confirmó nuestras peores sospechas.

20150311. Menosprecio a la Justicia.

     ¿En qué país vivimos en el que la jefa de la oficina antifraude se niega a proporcionar los datos que reclama el juez Ruz, hasta el punto que éste ha tenido que darle un ultimátum y recordarle su obligación de colaborar con la Justicia? A estas alturas, no cabe sino imaginar lo peor: que lo que revelarían esos datos es más grave aún para el partido de Gobierno, su protagonista, que el que está provocando, al menos hasta ahora, ese menosprecio directo, oficial y público a la Justicia.

20151006. ¡Deme el carrete!

                           Se ha hecho viral la imagen del lugareño que gritó al periodista que filmaba la barbarie del linchamiento del toro de la Vega: “¡Deme el carrete!” No puede estar más claro ni su brutal violencia con el prójimo, ni el reconocimiento de que era una vergüenza aquello de lo que se estaba dando constancia, ni su ignorancia de cómo se hacen desde hace tiempo las fotografías.

                            Lo he recordado cuando me he enterado de que el juez ha dejado libre a Rato, pero le ha exigido que entregue su pasaporte. ¿No creerá tan ignorantes ese juez como aquél energúmeno, creyendo que no sabemos que sin pasaporte Rato puede ir por docenas de países, incluida su querida Suiza, y destruir pruebas con toda libertad? ¿Cómo puede impartir justicia quien así desprecia a la ciudadanía o –quizá- ser tan ignorante él mismo?

20151026. Un juez marciano.

    Un juez marciano ha dictaminado que rociar a su mujer, quebrantando la orden de alejamiento, con una botella de gasolina –no pudo quemarla porque el encendedor no funcionó- no indica intención de matarla.        

    Releyendo la noticia, me alarmo aún más, porque resulta que no se trata de un juez que está en la Luna, e incluso más allá, sino aquí, y me puede tocar un día: es murciano; y lo peor que es que no es el único de esa cuerda, ya que recuerdo que otro juez celtibérico dictaminó no hace tanto que darle 26 puñaladas a su mujer no es ensañamiento.

    ¿Cómo vamos a acabar con esos asesinatos, particularmente odiosos, si no ponemos a esos jueces donde deberían estar ya: si no en Marte, por lo menos, ¿en la calle?