Justicia – 2012

20120118. La Justicia española es diferente.

                         La Justicia española es diferente, como parte importante del lema “España es diferente” que popularizó Fraga para justificar el régimen franquista. Hoy, los populistas autodenominados “populares”, del partido que él fundó, procuran, con gran éxito, que siga siendo verdad y, por lo tanto, que España siga siendo diferente. Tenemos ante los ojos, por primera vez en el mundo, a un el triple pelotón de jueces para liquidar legalmente al juez que se atrevió a querer juzgar al régimen al que sirvió, sin arrepentirse nunca, Fraga, y a algunos de los corruptos de su partido actual, los del Gürtel. Se utiliza, pues, directa y descaradamente, la Justicia contra la justicia, y eso al grito de que “la Justicia es igual para todos”.

                        En el mismo sentido, hace un mes, el único que constitucionalmente es irresponsable, también proclamó que “la Justicia es igual para todos”, apresurándose a aclarar al día siguiente que le habían malinterpretado, que no se refería al yerno al que durante muchos años encubrió, buscándole un empleo millonario en Estados Unidos.

                        No se trata, pues, de fallos accidentales de la Justicia, ya que es humano el errar. Sólo los ignorantes o los que no se atreven a enfrentarse al problema lo tomarán como tales. Es uno de los problemas más graves que aún tiene nuestro país. La Justicia en España no es un cachondeo, como dijo el alcalde de Jerez, sino un sistema muy bien organizado y eficaz, quizá mejor que ninguno, la antítesis de la justicia, para mantener el Antiguo Régimen.

20120116. La crisis judicial.

Medios de comunicación del mundo entero han venido a dar cuenta de la gran crisis judicial española. Sus culpables intentan negarla, diciendo que se trata sólo de juzgar a un juez. Es cierto que Garzón, como todo el mundo, a veces se ha equivocado, y buscando triquiñuelas legales, puede ser enjuiciado: “suma Justicia, suma injusticia”. Pero no se puede tapar el cielo con la mano. Lo que atrae sobre España la escandalizada atención mundial es una evidente conspiración política: por primera vez en la historia un juez tiene que enfrentarse a tres procedimientos distintos y casi simultáneos, montados con increíble celeridad para lo que es la Justicia española, e impulsados por los grupos corruptos y franquistas perjudicados por su actuación.

Estos hechos muestran el descarado intento concertado de eliminarlo, con un triple equipo de fusilamiento legal, cuyo exceso muestra que se trata en realidad de un linchamiento. La Justicia española se revela así de nuevo, con toda crudeza, como peor estamento del Estado, en personal y en procedimiento; y, por tanto, como el que más ha contribuido proporcionalmente a la crisis política y económica que hoy padecemos.

20120123. Justicia, de verdad. 

Nunca un juez había sido procesado por tres causas casi simultáneas. Tampoco ningún juez se había sentado en el banquillo por sus escuchas, en este caso incluso pedidas por la policía y avaladas por otro juez, que no ha sido procesado. Nunca un juez había sido juzgado antes que los corruptos que él había procesado, y eso con una rapidez desconocida en la Justicia española. Nunca tantas personalidades, de la misma magistratura, habían apoyado tanto a un juez, incluso a escala mundial, donde está ejerciendo con máximas escalas judiciales ahora que le han impedido hacerlo aquí. Sin embargo, en una carta publicada en Barcelona, muy contraria en fondo y forma a las que sobre este tema solemos ver en 20MINUTOS, “alguien”, que no se atreve ni a dar la cara, y firma con el pseudónimo literario de Espronceda de “Félix de Montemar”, se dedica aún a insultar a quienes apoyaron a Garzón al entrar en el tribunal, exigiendo que se deje a esos pocos y tan especiales jueces el que decidan “sin presiones”, como si no tuvieran en sentido opuesto, lo que quieran.

20120126. Marta, Camps y Garzón.

                           ¿Qué es lo que une el problema de una joven al de un presidente de Comunidad y un juez de la Audiencia Nacional, a Marta con Camps y Garzón, provocando estos días una gran indignación y alarma social, que desborda en nuestras calles? La protesta contra una Justicia muy lenta –lo que ya es injusticia- y que reafirma injusticias. Incluso en los casos más politizados, como en los de Camps y Garzón, en que la torpeza partidista de la Justicia deja en evidencia a aquellos a quienes indebidamente sirve.

                           España, en estos y mil otros casos célebres, es un país sin justicia, sólo con Justicia mal aplicada. Lo confesamos nosotros mismos en las encuestas y lo denuncian oficialmente los organismos internacionales. Somos incluso el sarcástico hazmerreír del mundo, que dice tenemos un Ministerio de Justicia como Bolivia, sin mar, tiene un Ministerio de Marina. Pero este gravísimo fallo no es sólo de los jueces y de quienes los ponen. Incluso en las primeras reformas que en ese Ministerio acaba de anunciar Gallardón, algunas de ellas esperanzadoras –y que esperemos sean profundizadas y completadas con otras en el campo económico y social- lo que muchos han resaltado ha sido una pequeña reforma en la polémica ley del aborto.

                            Somos todos los españoles los que debemos procurar tener una visión más justa y objetiva, sin esforzarnos en presionar a la Justicia para imponer nuestras opiniones e intereses a los demás… y quejarnos de que los demás quieran hacer lo mismo.

20120127. Jurados inmaduros.

                             Lo ocurrido con Camps tiene la misma raíz que otros sonados escándalos protagonizados por jurados. Recordemos, entre otros, la absolución de un asesino de ETA por jurado temeroso en el País Vasco, la de otro asesino por un jurado homófono en Galicia (y la condena de una inocente de asesinato por otro en Andalucía), sonados precedentes de esta absolución de Camps por un jurado politizado. No es que haya exceso de democracia en la Justicia (¡!), sino que hay demasiados fallos en la educación y práctica de la democracia. Se tolera e incluso fomenta que en escuelas y medios de difusión predominen grupos que censuran la información y libertad de opinión, manteniendo o recreando en importantes sectores la población una ignorancia y unos prejuicios de los que surgen esos dañinos y vergonzosos frutos.

20120216. Detalles sobre unas escuchas.

                        ¡Es el triunfo del derecho de defensa, de la inviolabilidad de las entrevistas de los detenidos con sus abogados! han proclamado victoriosos los opositores al juez Garzón. Pero “olvidan” comentar estos “detalles”:

                        1. Que esa inviolabilidad admite legalmente excepciones. 2. Que esas excepciones han sido relativamente frecuentes, sin que ningún otro juez haya sido imputado, ni mucho menos condenado, por ellas. 3. Qué las escuchas de Garzón fueron avaladas por el fiscal y mantenidas por su sucesor en la causa, el juez Pedreira, a quienes nadie imputa nada. 4. Que, hecho sin precedentes en el mundo, coincidiera con otros dos juicios para inhabilitar a Garzón. 5. Que todos esos juicios fueran tramitados y ejecutados con una rapidez muy inusual en la Justicia española. 6. Que las más prestigiosas instancias judiciales internacionales, inmunes a intereses de corruptos y franquistas, apoyan unánimemente a Garzón, mientras que aquí los del Tribunal Supremo, alguno incluso con enemistad manifiesta contra el acusado, le han condenado, tras negar su recusación de uno de ellos y no admitir siquiera algunas de sus pruebas en su descargo. 7 Que, en el mismo acto de condena, esos jueces no han sido capaces de aducir pruebas de que esas escuchan hayan perjudicado la defensa de los presos.

                          En definitiva, pues, el único derecho de defensa real y documentalmente perjudicado ha sido el del juez Garzón.

20120217. Justicia inhumana.

                                  El mundo se ha horrorizado por la muerte de más de trescientos presos en un incendio en una “cárcel modelo” en Honduras. Y más aún por la causa última de esa muerte, la negativa a abrir sus puertas para que se salvaran, debido a una interpretación inhumana de la justicia, proclamada ya en el espantoso lema en la misma puerta de entrada a esa prisión: “Hágase justicia, aunque el mundo perezca”.

                                 Más aún, si cabe, deberíamos horrorizarnos los españoles, porque ese lema bestial, y que algunos han querido “ennoblecer” atribuyéndolo a Horacio, fue el adoptado por el emperador, de neta formación castellana, Fernando I de Habsburgo: “Fiat iustitia, et pereat mundus”;(Hágase justicia y perezca el mundo), lema que todavía marca demasiado, como muestran tan recientes como monstruosas sentencias, nuestra “Justicia” española.  Lo que sí es un antiguo proverbio jurídico es el “Summa iustitia, summa injustitia”, ((Máxima Justicia, máxima injusticia); es decir, que el aplicar literalmente la letra, a rajatabla, la Justicia, puede llevar a cometer las mayores injusticias. ¿Cuándo aprenderemos todos que, como se ha repetido mil veces, y tendría que ser obvio para cualquier animal racional, no puede ser justo lo que no es humano?

20120229. Una justicia coherente.

                       Tengamos el valor de reconocer lo fundamental. Es verdad que la “incomprendida” Justicia española ha tenido que afrontar el rechazo de la opinión pública internacional y el bofetón que supone el que las más altas instancias judiciales mundiales se disputen por acoger al condenado Garzón. Pero esto no hace sino más patente lo más importante: su coherencia y fidelidad –más profunda y sólida que una mera dependencia- a los otros dos poderes del Estado, recién reconquistados oficialmente por algunos corruptos y herederos del franquismo, a los que osó querer enjuiciar Garzón.

                           La Justicia no ha hecho, pues, sino poner crudamente al desnudo la falsedad de una llamada “Transición” de los poderes del Estado, lo que, como la no menos evidente permanencia e incluso revigorización de los poderes fácticos, revela la continuidad, bajo cambios cosméticos, del estancamiento de la sociedad española.

20120302. El mejor, el fariseo. 

        De los 21 miembros del Consejo Superior del Poder Judicial, sólo uno se ausentó para no refrendar la condena al juez Garzón. Pero no lo hizo porque le pareciera sospechoso el que el Tribunal Supremo le hubiera juzgado por tres causas distintas, de modo casi simultáneo, y con una rapidez sin precedentes. Ni porque ningún juez hubiera sido antes ni condenado, ni siquiera juzgado por escuchas, admitidas en este caso por el fiscal y refrendadas por el juez que después continuó la causa. No: este juez se ausentó, dijo, porque esa condena se hacía… un 23F. Perfecta reproducción actual de la conducta de aquellos que, en palabras de Jesús, “colaban un mosquito y se tragaban un camello, la de este perfecto fariseo, con un resto de pudor y vergüenza; que los demás…

20120513. La Justicia en crisis.

                             Tras lo de la Casa Real y lo de Garzón, lo de Dívar. ¿Cabe mayor crisis de la Justicia? Si lo juzgan y condenan, malo; si no lo hacen, peor. No es que, como dicen, España tenga un Ministerio de Justicia parecido al Ministerio de Marina de Bolivia. Porque en Bolivia tienen, al menos, el gran lago Titicaca. Aquí nos falta hasta el Titi.

20120521. España, país de oportunidades.

                          No cabe duda que España es un partido de oportunidades… para los de arriba. Mientras aún quedan muchos otros gastos dudosos por justificar, la Fiscalía acaba de archivar una denuncia contra el juez Dívar por gastar unos 40.000 euros en fines de semana lujosos en Marbella, que debemos pagar entre todos. Este es un auténtico paraíso… para los oportunistas. Mientras, tenemos un rey que afortunadamente nos tranquiliza, diciendo que la Justicia es igual para todos, confundiéndola, por sus orígenes, con la justicia de verdad, según prueba el modo que la justicia está tratando a su misma familia. Cada cual se enorgullece de lo que carece. El único problema para esos privilegiados es que se ha acabado la Liga, y quizá les de ahora algunos para pensar en otros intereses.

20120525. Ultraje a la justicia.

                              Una vez más, predominan los que condenan sobre los que persiguen a los corruptos: Así acaba de volver a hacerlo el Consejo General del Poder Judicial en el caso Dívar, como en el de Garzón. Habría que cesar a todos –no tienen, Dívar el primero, vergüenza como para dimitir- y abrir las ventanas para disipar la pestilencia que despide ese órgano podrido de quienes debieran servir a la justicia, y no sirven sino para ultrajarla.

20120525. De Santiago al santo Job.

                             Una nueva y vergonzosa derrota de la justicia por la Justicia: fueron más los miembros del Consejo General del Poder Judicial que pidieron la renuncia de uno de sus miembros por denunciar la malversación de caudales públicos por parte de su presidente, Dívar, que los que pidieron la dimisión del acusado.

                               Éste, ensoberbecido por su triste éxito, se negó incluso a hablar con los periodistas. En estas circunstancias, el pueblo sale masivamente a la calle… para ir al fútbol. Ya es hora, pues, de cambiar el patronazgo del apóstol Santiago, el Hijo del Trueno, que nos ayudaba a ganar tantas batallas contra nuestros enemigos, por el del paciente y resignado santo Job.

P.D. Por último, y tras la movilización ciudadana, tuvo que dejar su cargo.

20120531. Dívar, el provocador.

                 Le acompañan sus gestos y tono, pero bastan sus palabras para ver el desprecio con el que Dívar trata a los ciudadanos que le pagamos, cuando por fin se ha dignado a recibir a los periodistas, para decirles que él es perfecto en todos los sentidos. ¿Qué hemos hecho para merecer eso por parte de Dívar y de otros políticos? Nada. Pues eso.

20120531. La mala memoria de Dívar.

                          No dudo que el presidente del CGPJ crea de verdad que con sus viajes a Marbella no ha cometido “ninguna irregularidad, ni jurídica, ni moral, ni política”. Vamos, que es impecable en todo ello en todos los aspectos. Y como “la buena conciencia es síntoma de mala memoria”, considero que se le debe reconocer el record español de mala memoria. Porque ni su santa madre se atrevería a afirmar tan rotundamente todo eso sobre él. Como es tan piadoso –hasta de la adoración nocturna- yo le añadiría la frase del cardenal Newman: “La buena conciencia en la obra maestra del diablo”. Pero ¿para qué serviría recordarle esto a una persona que tiene tan mala memoria?

20120612. La injusticia personificada. 

           “La Justicia lenta no es justicia”. Así, cronométricamente, podemos comprobar cuan poca justicia hay en España. En vez de mejorarla, el representante máximo de la Justicia, Dívar, ha puesto de moda las “semanas caribeñas”, de cuatro días. Pero apenas se habla de ello, tan resignada está nuestra sociedad a una Justicia “perezosa”, incumplidora, chollo de delincuentes y ruina de ciudadanos honrados.

           En plena crisis económica, Dívar pagaba esos ocios mal habidos, y abusando de la confianza nuestra para no tener que justificar sus viajes, con la “minucia” de casi cien mil euros, incluidos los gastos de escoltas, pero sin contabilizar otros viajes “curiosos” recién destapados.

           La guinda, para un juez anodino que llegó a ser jefe de los demás por ser devoto, de Adoración Nocturna, y afirmaba que no cabía justicia sino cristiana, son los lujos y objetivos que motivaron tales gastos, pasándose por el arco de triunfo una vez más toda moralidad cristiana o laica. Dívar se merece un monumento como personificación de la inJusticia. Esperemos que el Tribunal Supremo no nos defraude en esto al juzgar al, hasta hoy al menos, su jefe. Algo, demasiado huele ya a podrido en la Justicia española.

P.D. Finalmente tuvo que dejar el cargo.

20120531. La mala memoria de Dívar.

                          No dudo que el presidente del CGPJ crea de verdad que con sus viajes a Marbella no ha cometido “ninguna irregularidad, ni jurídica, ni moral, ni política”. Vamos, que es impecable en todo ello en todos los aspectos. Y como “la buena conciencia es síntoma de mala memoria”, considero que se le debe reconocer el record español de mala memoria. Porque ni su santa madre se atrevería a afirmar tan rotundamente todo eso sobre él. Como es tan piadoso –hasta de la adoración nocturna- yo le añadiría la frase del cardenal Newman: “La buena conciencia en la obra maestra del diablo”. Pero ¿para qué serviría recordarle esto a una persona que tiene tan mala memoria?

20120614. Comprender a los jueces.

                               Hay que comprender a esa aplastante mayoría de jueces del Tribunal Supremo y del CSPJ que han apoyado a su jefe, Dívar. Incluso cuando éste ha afirmado que los dineros que tantas veces nos ha sisado son “minucias”, cuando se ha negado a comparecer ante la prensa o el Parlamento, o cuando  ha alardeado de ser perfecto “moral, jurídica y políticamente”. Para ellos, eso no es ciega soberbia e insoportable chulería, sino la más esplendorosa encarnación de la independencia del poder judicial.

                             El “detalle” es que esos jueces han absolutizado, divinizado, esa independencia judicial, haciendo de su jefe un ídolo intocable, como también creen ser ellos, por ser sus acólitos más cercanos. De ahí el que condenen cualquier crítica a su institución por parte de los simples mortales como horrorosa roporcionalmente tambion ya denunciaban los romanos: «decir de ndo se declara perfecto » blasfemia. Vieja corrupción, tremendo desastre social, que ya comprendieron y denunciaron los romanos: “Máxima legalidad, máxima injusticia” y “La corrupción de lo mejor es lo peor”.

20120615. No es Dívar, es la Justicia.

                             Cada día que pasa queda más claro que el problema no es sólo Dívar –una persona sola no despierta tanta alarma social- sino la estructura de hecho e incluso de derecho, legalizada, que ha tomado ese sector del sistema, según acaban de poner al desnudo las recientes actuaciones ante este escándalo de sus máximos organismos rectores.

                             Eso es lo que hace que en las últimas encuestas los jueces se aproximen e incluso desbanquen a los eclesiásticos como las instituciones que provocan la máxima desconfianza y rechazo por parte de los ciudadanos. Pero ¿cómo van a intentar solucionarlo unos políticos que, en su gran mayoría, temen con razón tener que someterse a su jurisdicción?

20121025. Qué justicia tenemos.

                             No se ha contentado con silenciar la conclusión de la Comisión de magistrados que denunciaba lo evidente: que las leyes actuales, de 1909, son agresivamente injustas con el desahuciado de buena fe. No. El Consejo Superior del Poder Judicial ha declarado oficialmente que se desvinculaba de ese dictamen, poniendo descaradamente al desnudo de parte de quienes están sus componentes y burlándose al extremo de cualquier noción de justicia, mientras centenares de familias son echadas diariamente de sus casas, y aumentan los suicidios de personas desesperadas por esa causa. ¿Cuándo despertará la ciudadanía y echará a esos verdugos, que medran a costa de servir a quienes saquean tan inhumanamente a sus semejantes?

2011123. El único camino.

        Quienes desde el gobierno pretenden que sus medidas son “el único camino” posible muestran una extraordinaria torpeza o una intolerable capacidad para mentir o ser autoritario; en general, como suele pasar, una variable pero siempre funesta mezcla de esos componentes.

       Así ahora Gallardón, al imponer unas tasas que dificultan o incluso impiden el acceso a la Justicia a los más pobres. Recorte con el que no hace sino acompañar con servil exageración en su ruinoso “único camino”, según pretenden hacernos creer, a Rajoy, al aplastarnos con sus tan numerosos como injustos y nocivos recortes. Un Rajoy que no hace sino imitar y correr aún más por la senda siniestra –que no de izquierdas- de aquel que con razón calificara de “bobo solemne”, pero cuyos fallos hoy multiplica.

20121130. Justicia lenta, incapaz.  

                              Acaba de morir la quinta víctima del Madrid Arena. Sin embargo, a pesar de estar tan claras las enormes responsabilidades de las distintas organizaciones implicadas, la opinión pública está cada día más convencida que los principales responsables esquivarán una vez más, por su encumbrada posición, su justo castigo. “Justicia lenta no es justicia”. Y ya se empieza a decir que el juicio no empezará sino dentro de seis o siete años…

02112012. Falsedades e insultos contra el juez Garzón.

                           Por no coincidir con sus opiniones, como suelen hacer quienes no tienen mejores razones que el insulto, Laia Puig nos llama ignorantes a más de dos tercios de los ciudadanos, y las mayores instancias judiciales internacionales. Y eso porque afirmamos lo evidente, al ver tres juicios simultáneos y tramitados con celeridad sin precedentes contra el mismo juez que se atrevió a juzgar al dictador y que ha denunciado las corrupciones del partido de Gobierno y los crímenes de los franquistas, todavía imperantes en demasiados círculos de poder. Sí, Garzón está siendo víctima de una feroz persecución, una cacería,cacería, lo más opuesto a la justicia y una Justicia digna de ese nombre. Sobre la condena por las escuchas y su inviolabilidad, Puig “ignora”, y no por ser ignorante, sino por algo mucho peor, que esa inviolabilidad, como todo, tiene sus límites, y que las escuchas de Garzón fueron previa y oficialmente aprobadas por otros letrados, que no han sido procesados.