Educación y Cultura – 2011

20110411. Educación y voto.

        El secretario general del PP de Madrid acaba de afirmar que “Cuanta más educación reciban nuestros hijos, menos gente votará al PSOE”; expresión tan impolítica, crispadora y rechazable como la que pronunció, en sentido contrario, el alcalde Getafe, de que en la clase obrera “hay que ser tonto de cojones” para votar al PP.

        Sin embargo, hasta la mayor barbaridad encierra algo de verdad. Porque es evidente que si el PP “educa”, adoctrina más a la infancia, ésta votará menos al PSOE. Y si la clase obrera leyera el programa del PP –o, en expresión de otro político, “supiera tanto de economía como de fútbol”-, votaría menos a un partido tan liberal con la patronal. Necesitamos urgentemente que los políticos de todo color estén mejor educados, sean más respetuosos de los demás; y que los ciudadanos presten más atención a sus intereses.

20110508. Arte degradado.

                            “Arte es lo que se llama arte”. Esta definición nominalista muestra hasta qué punto ha llegado la degradación del arte. Aún hay más. Se hacen auténticas mamarrachadas que, encima se proclaman como el culmen del arte y, exigiendo respetar la libertad de expresión del artista, se acalla e irrespeta la libertad de expresión de quienes las critican. ¿Cabe algo aún peor? Sí: soy catalán no nacionalista, pero me parece que el colmo es que se tome como objeto de esa burla del arte el símbolo de Cataluña, las cuatro barras, y que encima “eso” se ponga triunfalmente como portada de uno de nuestros diarios de mayor difusión, con la excusa que su autor sea Tàpies.