Derechos Humanos – 2011

20111207. Discrimen por edad.

                         Es triste, pero, asimilando la ideología de sus amos, muchos esclavos creían que los necesitaban; y, hasta hace poco, muchas mujeres creían que debían obedecer a los varones.  Así también hay personas de edad que se inclinan servilmente ante el mito actual de la juventud, y creen que deben mandar los jóvenes. Sin duda, hay una cierta decadencia física con la edad, pero no ocurre los mismo, sino al contrario, con la edad mental, excepto en la extrema vejez; de ahí que sea injusto y lamentable pensar que están descalificados para ser ministros quienes tienen 60 años y no 40, como hace en su carta el “casi viejo” A. Llera. La discriminación y autodiscriminación por la edad, el “edadismo”, es uno de los prejuicios que más dañan nuestra convivencia.

20111207. Negritos buenos.

                             A mediados del siglo pasado fue popular la canción “Angelitos negros” del afrocubano Antonio Machín: “Pintor, de santos de alcoba / píntame angelitos negros, /… que también se van al cielo / todos los negritos buenos”. A estas alturas del siglo XXI, todavía la más repetida reivindicación de la negritud en los medios, recurrente en estas fechas, es la de pedir que sea un negro de verdad el que haga de rey negro en una Cabalgata. Angelitos pintados o comparsas de reyes magos ¿hemos progresado mucho en la igualdad para los “negritos buenos”?

20111105. Aún hay Pirineos.

                              La ley francesa establece una moratoria para el desahucio del inquilino moroso durante el periodo invernal; en España se acaba de aprobar una ley que permite echar en diez días al inquilino. En Francia el pueblo lucha por sus derechos; en España, mira por televisión, entre indiferente y divertido, a los relativamente pocos que salen a la calle por defenderlos. Aún hay Pirineos.

20111011. Discrimen por edad.


       Se ha denunciado con razón que en las críticas al casamiento de la duquesa de Alba se observa la discriminación por edad, el prejuicio del que más se quejan los europeos, ya que no existen organizaciones aquí, como en América, contra es prejuicio, como contra el sexismo, racismo, etcétera. Y hay que observar que en esas críticas también hay mucho sexismo, pues se critica mucho menos, o incluso se alaba al “conquistador”, cuando el de mayor edad es el varón. Y cuando es él quien es multimillonario.

20110828. Insensatez racista.

                           España ha contribuido militarmente a derrotar al sangriento tirano Gadafi, émulo confeso de Franco al querer aplastar a sus adversarios. Esa intervención ha tenido el apoyo casi unánime del Parlamento y el pueblo español. Pero ahora leo con estupefacción que se ha dado orden a la policía para que reprima con dureza la concentración del próximo martes de un centenar de personas ante la embajada libia para celebrar el triunfo rebelde… porque no han pedido permiso. ¿Cabe mayor inconsecuencia, cuyas raíces racistas son impúdicamente patentes?

20110827. Burla inhumana.


                         Estamos en plena crisis mundial, con mil millones de hambrientos, llevada al límite en el Cuerno de África, asolado además por largas sequías y guerras. Pero eso le importa un cuerno a quienes organizan una de las más inhumanas burlas que puedan hoy concebirse. Originada por una espontánea gamberrada de barrio, varias veces oficialmente prohibida, hoy se ha convertido en nada menos que un espectáculo de “Interés turístico Internacional” la destrucción festiva de 130.000 kilos de alimento en la llamada “tomatina”  del pueblo valenciano de Buñol. Bofetada a todos los necesitados que hoy les llega directamente a través de la radio, televisión, Internet e incluso una difundida película famosa de la India. ¿Todo vale para conseguir un poco de fama y dinero, que parece les compensa por esa tremenda bajeza moral?

20110823. Trabajo en Noruega.

                Para poder realizar a bajo coste un túnel y una autovía, el noruego Hagen ha propuesto que, aprovechando nuestra alta tasa de paro, se contraten españoles, en turnos de doce horas y con sueldos de aquí. ¿Indignante racismo? Pero ¿no era eso lo que hacíamos hasta ayer (¿ayer?) con tantos inmigrantes aquí?  Recordemos que Hagen ha sido el presidente del PP (Partido del Progreso) noruego, con casi un cuarto de los votos, partido al que perteneció Breivik, que hace poco asesino fríamente a 77 personas.

20110425. Jesús y los fariseos.

                          Nunca podré olvidar –tanto abrió mis ojos- la escena del cardenal Suquía, entonces presidente de los obispos, denunciando ante la prensa la falta de solidaridad social de los españoles… mientras a las puertas de su mansión se manifestaban antiguos clérigos y religiosas, que ellos habían dejado sin jubilación.

                          Ahora es el mismo papa quien ha pedido que acojamos a los inmigrantes que están huyendo de los conflictos de África… en el mismo momento en que la gendarmería vaticana -¿cabe pensar un Jesús con esa legión extranjera?- expulsaba, “hacía la Pascua” literalmente, a rumanos que se habían refugiado, en un tiempo inclemente, en locales de la basílica de san Pablo Extramuros.

                        Sigue, pues, vigente  la constante advertencia de Jesús contra los fariseos y sacerdotes del Templo; mensaje que, cosa curiosa, hoy transmite sólo la prensa laica, porque la que se autodenomina “cristiana” tiene incluso el valor de alabar la “piadosa colaboración” de Ratzinger con la más dura política xenófoba de Berlusconi, al dar después una limosna a algunos de esos expulsados de su territorio, con tal que vuelvan a su país.

20110424. El último pordiosero.

                              Un mendigo habitual, visiblemente perturbado, prendió fuego en la sacristía de del templo de la Sagrada Familia, tras señalar unos ricos ornamentos litúrgicos y gritar: “¡Todo esto es robado!”. En el cristianismo primitivo, los mismos santos vendían hasta los cálices para socorrer a los pobres. En estos tiempos de crisis en España, con, más de ocho millones de pobres y tantos miles de mendigos durmiendo en las calles, éste era quizá el último “pordiosero”, el último que pedía “por  Dios” a la puerta de esa iglesia, que no estaba vacía como las demás, sino llena, pero de turistas, cuyas limosnas obligatorias iban a construir un rico templo, no a socorrer a los templos vivos de Dios, los pobres.

                            Denunciar que no se cumple el Evangelio es hoy algo tan evidente que  solo puede ser obra de un inocente, un niño, o un loco, un perturbado anticlerical, -como se afirma que es éste- porque hace siglos que ya no hay  santos, ni una Iglesia viva, sino una iglesia de piedra, canonizándose ahora a quien las construye, a un Gaudí, no a los cristianos que la construirían de verdad, que venderían ladrillos por pan para los pobres, y que ya no existen. Los templos ya no se hacen sino para ostentar el poder de jerarcas eclesiásticos politizados, en contubernio a veces, como en este caso, con el nuevo ídolo al que realmente está consagrado: el nacionalismo.

20110406. Ruido agresivo.

                            “Tu derecho a estirar el brazo termina donde empieza mi nariz”, dicen los ingleses. En modo parecido, tu derecho a armar ruido termina donde empieza mi oreja. Lo acaba de recordar una campaña del ayuntamiento de Madrid que, cuyo cartel, con un altavoz tachado, nos pide divertirnos sin molestar al prójimo.

                              De ahí mi rechazo a la manifestación protagonizada por quienes quieren seguir empleando en la calle altavoces y música de percusión, un ruido altamente invasor, agresivo. Sus promotores forman parte de los que se quejan de que en España ya no hay libertad para maltratar a sus animales, a su pareja, o gasear al prójimo con su cigarrillo. La mejor solución, para ellos y para los demás, es que emigren al desierto.

20110329. Lo que pasó en Japón.

                                  Los científicos están acostumbrados a guiarse por la razón. De ahí que un ingenuo profesor de física haya escrito a la prensa mostrando su asombro de que a nadie se lo hubiera ocurrido en el Japón que era peligroso hacer centrales nucleares en terrenos tan sísmicos. El hecho es que esas centrales –mal copiadas de otras estadounidenses, y para otros terrenos- no sólo contaron con fuerte oposición pública, sino que algunos de sus constructores dimitieron cuando no se hizo caso de sus llamadas de alarma.

                                   Por lo tanto, ni los japoneses son, ni nosotros tampoco somos tontos, que no veamos los esos peligros. Lo que ocurre es que, en ese terreno como en otros, prevalecen los intereses de determinados grupos y personas sobre el interés general. Algunos científicos deberían caerse del burro antes que algunos aprovechen su trabajo para hacer burradas, como muestra demasiado bien la misma historia de la energía nuclear, tanto en  su aplicación bélica como, digamos, la pacífica.

20110315. Racismo antijaponés.

Los japoneses no son tontos o irresponsables, como afirma, con autosuficiencia racista, un profesor sevillano,  sosteniendo que “nadie” denunció el peligro de edificar nucleares en zonas sísmicas. Sepa –lo ha repetido la misma prensa española estos días- que varios de los expertos renunciaron a sus jugosos cargos por la inseguridad de suponía construirlas, y que el movimiento antinuclear japonés es de los más fuertes del mundo. El que debería dimitir también, pero por deshonor, por su ignorancia y calumnias, es ese profesor, vergüenza nuestra.

20110315. España racista.

                                    Se veía venir. La ONU acaba de condenar la actitud racista del gobierno español en múltiples aspectos. Por ejemplo, por las tan numerosas como visibles y descaradamente negadas redadas y “detenciones indiscriminadas de inmigrantes, basadas en perfiles étnicos y raciales”; en Madrid se ha llegado a meter en la cárcel hasta al periodista que sacaba fotos de dicha redadas). También, en Madrid, Barcelona, y otros lugares, se han hecho numerosas manifestaciones, patrocinadas por las ONGs, para denunciar –como hoy la ONU- las numerosas violaciones de los Centros de Internamiento de Extranjeros, en donde se encarcela sin juicio, no a presuntos delincuentes, sino a quienes se acusa de meras irregularidades en su situación de residencia. Por último, la ONU señala hasta qué punto España no cumple ni siquiera con el deber de tener estadísticas fiables sobre los delitos racistas, que muchas veces ni son denunciados, por temor a represalias policiales. Nada de esto ignoran desde hace tiempo quienes no estén voluntariamente ciegos, explotando las ventajas que les supone nuestro propio sistema racista, muy diferente al norteamericano, pero mucho más eficaz, como muestra el mucho mayor desnivel social y económico que existe aquí entre las distintas etnias.

20110315. Más respeto a los japoneses.

                                                         Por supuesto que hay que respetar la naturaleza; pero aún más a las personas. No es de recibo que alguien se ensañarse, con la que está cayendo, y por algo tan inevitable como un terremoto, con los japoneses, que son de los que más la cuidan, sin ser perfectos, según he tenido que criticarlos, como ecologista, en ocasiones. En su carta condenatoria, Carlos Gil se contradice abiertamente, cuando dice que “la naturaleza es muy sabia /…/ aunque es como un animal salvaje”. La naturaleza es ciega, y tarda miles de millones de años en acertar con formas elementales de vida y reproducción que nosotros tenemos que reparar y mejorar hoy. Déjese de concepciones antropomórficas primitivas sobre la naturaleza, y de condenar a los demás con sermones de otras épocas, felizmente superadas, y ayúdenos a mejor nuestro mundo.

20110313. Menosprecio a los hambrientos.

                                Por si los mil millones de hambrientos del mundo no tuvieran ya demasiados problemas, y el Gobierno del PSOE no hubiera reducido las pocas miagas que antes les dedicaba, ahora propone para presidir la FAO a quien se ha distinguido una y otra vez por su apoyo vergonzoso a los peores dictadores y hambreadores de sus pueblos: Obiang, Gadafi, Kagame, etcétera. Se trata, por supuesto, del ex ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. ¿Cabe mayor falta de humanidad?

20110311. Otro gesto del rey.

Todavía está en nuestra retina la imagen del rey, visitando y fraternizando sonriente con el rey de Arabia Saudí, que acaba de dispersar, hiriendo a tiros, a pacíficos manifestantes que piden democracia. España tiene el deber moral –e incluso el interés económico, a plazo más corto que largo, tal y como están las cosas- de compensar aquel gesto con otro al mismo nivel, que muestre su respeto y defensa de los derechos humanos.