África – 2011

20110114. Ayudar a Túnez.

                              Es difícil exagerar la importancia del movimiento popular en Túnez, creciente en todo el país, a pesa de tantos muertos y concesiones de la dictadura, desde la destitución del sangriento Ministro del Interior hasta la promesa del dictador de no presentarse a las próximas elecciones (¡!). Esta rebelión, originada por la desesperación económica, que llevó hasta el suicidio al universitario a quien la policía destruyó su puesto callejero de verduras, denuncia cada vez más explícitamente las raíces de tan desastrosa situación: la corrupción y ausencia de libertades.

                             Es hora ya que expresemos, por los distintos medios a nuestro alcance, nuestra solidaridad con ese pueblo tan, tan cercano a nosotros, al que nos unen tantos lazos de sangre y de historia, víctimas, como nosotros, de distintas colonizaciones, del Norte, del Sur, de Oriente y últimamente de Occidente, que han conseguido en parte hacernos olvidar y hasta renegar de nuestro estrecho parentesco, tan natural entre tan próximos vecinos.

20110131. Silencio ante Egipto.

                            Gran Bretaña, Francia y Alemania, procurando hacer olvidar su anterior apoyo a la dictadura, han apoyado, como antes Estados Unidos, los esfuerzos del pueblo egipcio por recuperar la democracia.     

                  Aquí, el Gobierno sigue sumido en le más vergonzoso silencio. ¿Es esto la “Alianza de Civilizaciones” de ZP, que le ha llevado, no digo ya a tolerar, sino a recibir con honores en España a dictadores africanos de la talla de un Obiang, Gadafi, Kagame, etcétera?

20110220. Libia, ignorada.
                          El alcance del levantamiento del pueblo libio está teniendo poco eco en España, a pesar ser reprimido con mercenarios subsaharianos, fuego de ametralladora y mortero, que han causado ya más víctimas, en relación a su población, que en ningún otro país. ¿Hasta tal punto priman inhumanamente los intereses económicos de un Gobierno, que hace poco recibió a Gadafi con los brazos abiertos, y también la (des)vergüenza de algunos cómplices de su “revolución”?

20110220. Un Bono obsceno.

      Precisamente ahora, cuando los pueblos de África están haciendo un heroico esfuerzo por romper sus cadenas y echar a sus dictadores, ha ido Bono a Guinea a dar un abrazo obsceno a uno sus peores tiranos, empobrecedor, opresor y asesino de su mismo pueblo, Teodoro Obiang Nguema. Traiciona así a sus pretendidos ideales socialistas y cristianos, que tan desvergonzadamente utilizado para adquirir un poder y una riqueza que le permiten actuar así. Ese “Bono” deja pues en ridículo y traiciona a su mismo apellido.