Política – Europa – 2016

20160625 Repetir la votación inglesa.

                                    En las elecciones del 23-J en Inglaterra se han dado grandes fallos antidemocráticos, como el no fijar una mayoría cualificada para un cambio tan fundamental, ni el darle una voz adecuada a la otra parte afectada por el cambio, el resto de la Unión europea. Pero el simple hecho de que a la mañana siguiente se tuviera el descaro de reconocer que era falsa la promesa de que con la salida de la UE se conseguiría ahorrar cada semana una cantidad fabulosa de millones de libras que favorecerían a los pensionistas –que son así los que más han votado por el Brexit–  prueba la mala fe de los ganadores y exige, por un elemental respeto a la democracia, el repetir la  consultan a un pueblo así vilmente engañado.

20160624 Nacionalismo y mucho más

El abandono de los ingleses de la UE, por una mínima diferencia de votos forma parte del nacionalismo que está disgregando Europa. Pero también han influido  factores racionales, como la crisis económica ocasionada por la mala organización y pésimos gobernantes de la UE. Si en España otro conservador como Camerón, es decir, Rajoy, propusiera un referéndum parecido ¿cuántos no votarían en contra de la unión para librarse de él, de Merkel y de otros dirigentes? 

20160322 La UE, muy malherida.

                          Los atentados de Bruselas apuntan al corazón de la UE.    Coinciden con los días en que muchos cuestionan como nunca el que la UE tenga corazón, dado el trato ilegal e inhumano que da a quienes, con cruel ironía, llama –cuando hace todo lo que puede para que no lo sean- “refugiados”. Estos son personas de carne y hueso:, hombres, mujeres y niños que huyen para salvar sus vidas de largas y muy sangrientas guerras, ocasionadas en gran parte por los intereses estratégicos y las armas vendidas a sus asesinos por distintos países de la Unión. Países que, bajo la batuta alemana, han arruinado el Estado social de muchos de sus propios territorios, y ha coartado sus libertades democráticas.

                        ¿Tendrán de nuevo los jefes de la UE el valor de invitar al pueblo, como en París, a manifestarse sin miedo contra el terrorismo, mientras que ellos cometen la increíble bajeza de hacerse la foto en un lugar seguro e intentar hacer creer después que estaban con sus conciudadanos?  Muy, muy malherida está la UE, máxime cuando  esos políticos -y los poderes fácticos que los manejan – montan mil grandes embustes para  desprestigiar e incluso eliminar los movimientos sociales que intentan en distintos países salvar los valores humanos que parecían ya consolidados en Europa.

20160309 La Europa peligrosa.

                               Millones de europeos, huyendo de la guerra, tuvimos que buscar refugio temporal en otro país desde 1939, empezando por los españoles. Sin embargo, la UE, contra sus acuerdos en la ONU y sus propias leyes, niega ahora el elemental derecho de asilo a las víctimas de una tiranía que ha propiciado vendiéndole armas y participando incluso en combates. Esta monstruosa inhumanidad, que en vano denuncian voces muy cualificadas en nuestros mismos países, muestra hasta dónde está llegando la decadencia de una Unión que empezó siendo una gran esperanza de acabar con las guerras y las desigualdades que las provocan. No: no es esta la Europa que queremos la gran mayoría de sus ciudadanos, porque va camino de convertirse de nuevo en un peligro que nos lleve otra vez, a nosotros y al mundo entero, a un desastre todavía más catastrófico que los anteriores.