Política – Cataluña – 2018

201908 17A, el día de la infamia.

        Si el 17 de agosto fue el día del sangriento atropello terrorista en Barcelona, el

17A fue el día de la infamia separatista. Porque sus líderes no dudaron en profanar el homenaje a las víctimas convirtiéndolo en un acto de propaganda política, eliminando con violencia los símbolos no separatistas y llevando lemas ajenos al acto, mientras destruían los temas ajustados que no estuvieran en catalán, lengua minoritaria, máxime en esa ciudad.

          Repitiéndose ya entonces llegó a distinguir, racista, entre víctimas catalanas y no, ahora insiste en esquivar sus responsabilidades en el atentado -desde la falta de bolardos hasta el excluir a la policía estatal de investigar la explosión del día anterior- mintiendo sobre responsabilidades ajenas. La historia recordará con horror su traición a Cataluña y su inhumanidad.

20181129 Las cuentas, no cuentos.

                              Por fin parece que se ha empezado a romper la fe en la promesa del paraíso independentista y una parte importante de nuestra población se ha decidido a pedir cuentas al Gobierno minoritario que nos la mete doblada. Máxime en los últimos años, pero ya desde que un banquero, que empezó como defensor de un patriotismo que casi todos sentíamos muy vivos contra el franquismo, fue derivando hacia un nacionalismo excluyente, copia fiel del de Franco. No pudo encontrar mejor ni más odiosa estafa para tapar sus pocos honorables robos, como ya el de Banca Catalana.

                               Hoy los numerosísimos dirigentes separatistas tienen un salario muy superior al presidente del Gobierno de España, mientras que médicos, bomberos o estudiantes están literalmente en la calle. Mucho queda todavía por hacer para deshacer estos 40 años de “nuestro” nacionalismo, como aquellos 40 de Franco, pero, aunque larga y laboriosa, esa imprescindible crítica presenta hoy signos esperanzadores.

2018105b Caras enfrentadas en Cataluña.

                            Por tres veces, tres, Nuria de Gispert ha mostrado al desnudo el supremacismo y racismo de los separatistas, al invitar a Inés Arrimadas a volver a Andalucía. Su fanatismo totalitario le ciega. Es mérito añadido de Arrimadas, a diferencia de Nuria o mía, que Arrimadas escogió libremente ser catalana, cuando ya era también abogada bien situada y tras mostrar su nuestra tierra desde su adolescencia. El odio feroz de Nuria, que a falta de razones se desfoga en insultos como llamar ignorante a quien tiene un currículo parecido al suyo, de familia de banqueros y en el claro ocaso de su carrera política y vital, hacia la joven política, de origen modesto, pero hoy con muchos más votos que nadie en Cataluña, se refleja descarnadamente en la imagen de ambas: “La cara es el espejo del alma”.

20180919 Educando separatistas.

                         No fue sólo el ministro de Educación del PP el que escondió un informe de sus mismos inspectores que denunciaba las falsedades anticonstitucionales de los libros escolares en Cataluña. Peor aún, la actual ministra, Isabel Celaá, después de haber mentido durante meses afirmando que lo desconocía, intenta ahora desprestigiarlo afirmando que carece de “rigor científico”, cuando fue hecho por sus inspectores, sobre 120 libros analizados en cincuenta puntos y cuando un solo caso detectado le tenía que haber obligado a ella a actuar. No cabe prueba más clara de que el PSOE continúa agravada la funesta política de concesiones del PP a estos separatistas, que además de corruptos y golpistas, siguen educando con éxito a las nuevas generaciones, destrozando cada vez más el conjunto de nuestro país.

20190908 Dime con quién andas, separatista.

                                       Muy tarde e ineficazmente se despiertan algunos.  “Marchaos de aquí. No ensuciéis ni país, ni futuro, ni memoria. Siempre antifascistas”, ha escrito el exdirigente de la CUP, David Fernàndez cuando se ha enterado que el partido ultraderechista italiano de Salvini, junto con otros no menos fascistas de Bélgica, Holanda etcétera, participarán el 11-S con los golpistas catalanes.

                                      “Dime con quién andas y te diré quién eres”. ¿Acaso han tenido otros apoyos esos nacionalistas extremistas, – es decir, imitadores tardíos de Franco, Mussolini y Hitler-, que hoy nos arruinan y destrozan la convivencia en Cataluña?  ¿No se fotografió Pujol con Bossi, antes de ser expulsados ambos de sus propios partidos por corruptos? Sólo el subdesarrollo político o un tan despreciable como erróneo cálculo político ha llevado a gran parte de la izquierda de toda España a apoyar a un tan históricamente desfasado como corrupto, insolidario y totalitario catafascismo.

Testimonio contra otro 26-A.

                                    Por respeto a los muertos y heridos, a nosotros mismos y a nuestro país, hay que evitar otro 26-A en Barcelona, aquella increíble profanación de las honras a los 16 muertos y centenares de heridos en el atentado del 17-A, acto manipulado por grupos separatistas de corte totalitario.

                                    Algo se ha dicho y criticado de su ataque violento y ruptura banderas de España. Pero aún hay más, de lo que creo debo dar testimonio, como protagonista involuntario. Catalán “de ocho apellidos”, llevé, como a otros actos importantes desde hace 30 años desde Andalucía al País Vasco, más de mil pancartas con lemas, como “Justicia y paz” y “Ojo por ojo, todos ciegos”. Muchos separatistas rehusaron cogerlas diciéndome que no estaban en catalán, e incluso alguno me amenazó por ello. Más aún, aprovechando un descuido, dos independentistas revestidas de su bandera me robaron unas docenas y las rompieron, como recoge un video en youtube*.

                                     “Una imagen vale más que mil palabras”. Ese video pone al desnudo el fanatismo excluyente que un grupo de corruptos, apoderándose de los medios de difusión y el gobierno, y saltándose finalmente las leyes, han inculcado en pocos años a casi la mitad de nuestra población, arruinando la convivencia y el país con su planteamiento totalitario, fascista, que hay que combatir como única manera de que no nos elimine él a nosotros.

20180514 La república bananera de la CUP

 La CUP ha decidido permitir la elección de Torra como presidente, aunque reconoce que “les desagrada”, “es un retroceso en sus objetivos” republicanos, y no es de fiar (Lluc Salellas, su portavoz). Todo un ejercicio de lógica y coherencia, propio de esas lumbreras de conciencia tan elástica. Máxime si tenemos en cuenta  los orígenes de esa  “dinastía republicana”: Un  “muy honorable” Pujol,  ladrón y embustero durante décadas; un Mas, su colaborador en Hacienda, cada vez más desacreditado y perdedor que también tuvo que dejar su plaza a dedo a un Puigdemont, del que sobran los adjetivos; huido, ha “prestado” su trono también a dedo  a este Torra,  títere que ante ese chollo no ha dudado en renegar de sus principios más profundos, incluso los racistas.  ¿Cabe mayor forma de desacreditar el concepto de república, equiparándolo de hecho alas más vergonzosas repúblicas bananeras, peores sin duda que  cualquier monarquía europea?

20180512 Movilizarse por la unión.

El porcentaje de partidarios de la separación de Cataluña, que había bajado, vuelve a subir hasta casi la mitad y “Torra rompe la convivencia. Vamos a peor” (Arrimadas). Pero Rajoy, más inoperante que nunca por sus problemas de corrupción en el PP, el caso Cifuentes y otros desastres, no actúa en este campo ni en estas circunstancias.  Sin embargo, las movilizaciones de mujeres y pensionistas le han hecho, con todo, mella. Habría, entre otras medidas, que renovar y ampliar las  movilizaciones por la unión, que han languidecido en los últimos meses.

20180511 Doble ofensa de Torra.

    Joaquín (Quim) Torra, hoy candidato a presidente de la Generalitat, consejero de ANC, presidente de Ómnium Cultural, se autodefine como “independiente emocional”. En ”El Periódico” hace tiempo que lo han definido como representante de la caverna independentista, supremacista, etnicista y xenófoba. Sus declaraciones le retratan: “Todos los  españoles son explotadores”, “Sorprende la mala educación, la pijería española, la sensación de inmundicia. Horrible”, “No tienen vergüenza”. 

      Ahora, Torra, él sí sin vergüenza ha tenido el descaro de pedir disculpas  “si alguien se ha sentido ofendido”; es decir, si algún español es tan tonto o  explotador como para no indignarse por sus palabras. Como español catalán me siento doblemente ofendido también, no sólo como objeto de ese insulto, sino por tener en mi tierra personajes tan impresentables. Más aún cuando tiene el descaro de añadir que eso sólo lo dijo hace seis años, “antes de entrar en política”, lo que, por lo visto, le justifica el ocultar hipócritamente lo que piensa para engañarnos y empoderarse mejor de todos nosotros, como de modo tan artero como totalitario están intentando estos golpistas.        

20180325 Tristes payasadas en Cataluña.

    Como catalán, siento una tremenda vergüenza ante la payasadas de quienes están protestando en  diversos lugares por la detención de Puigdemont, cuando es obvio que éste se han entregado del modo que más le ha convenido, al pasar innecesariamente por Alemania para volver a su domicilio actual. ¿Cómo es posible que haya todavía tantos miserables empeñados en engañar a la opinión pública y tantos ignorantes que no abran los ojos ante tanto y tan burdo teatro?

20180325 Puigdemont se entrega.

No es que sea una lumbrera, pero es evidente que al no tomar el avión para volver Bélgica sino pasar por Alemania, Puigdemont buscaba que lo detuvieran. Sus motivos, en una  proporción que ni él mismo puede ser bien consciente, son también obvios. No es raro que, como confiesan algunos delincuentes, esté harto de huir. Además, en su caso, viéndose cada vez más marginado, puede conseguir así, con esa entrega disfrazada de captura,  recuperar el primer puesto entre los que por el independentismo sufren persecución por la Justicia por el reino, perdón, la república paradisiaca con la que sueñan sus incondicionales seguidores.

201803010 Un catastrófico izquierdismo.


                                      En vano denunciaron los clásicos marxistas esa enfermedad populista, extremista, infantil, que es el izquierdismo. En una Colombia en altísimo crecimiento poblacional, visitó mi universidad el demógrafo Sauvy, el rector le expresó sus dudas de que el control de población fuera bueno, “porque estaba patrocinado por los EEUU”; como si el adversario no intentara siempre convencer que va a realizar lo contrario de lo que piensa hacer, para engañar a los incautos.

                              Vuelto a España, he presenciado el truco montado por distintos Gobiernos, en el mismo edificio de La Castellana, con un llamado Instituto por la Reforma Agraria y después de la Vivienda, meras fachadas creadas por sucesivos Gobiernos para distraernos en esas crisis. Sin aprender nada de esos burdos camuflajes, hoy abundan todavía los izquierdistas que piensan que “si Rajoy dice que quiere la unión de los españoles, es que eso debe ser malo”; por eso creen luchar contra la derecha apoyando a una rica e insolidaria minoría burguesa de Cataluña, corrupta hasta el tuétano y promotora de la mayor división civil y creciente ruina de nuestra tierra. Lo que están consiguiendo en realidad con su catastrófico izquierdismo populista es reforzar la peor ultraderecha, aquí y en el resto de la UE, como prueban cada día los hechos.

20180309 Resucita Carod-Rovira.

                    Hasta un separatista tan extremista como Carod Rovira resucita hoy para para recordar lo más evidente, cifrable, en un sistema democrático: que no se puede conseguir romper la unión sin tener de su parte a la mayoría de los ciudadanos; mayoría, añadamos, que el sentido común exigiría que fuera al menos tan importante como para cambiar su Estatuto o el director de TV3, es decir, de dos tercios. El que no quiere resucitar ni a tiros es el muy deshonrado principal culpable de todo ese trágico proceso aislacionista que ha dividido y arruinado moral y económicamente Cataluña, porque está encantado de que ese desastre distraiga de ponerlo donde hace tiempo debería estar. ¿Cabe actitud más rastrera y cobarde, por decir lo menos, que la de Jordi Pujol y su cuadrilla?

05032018 La quinta columna separatista.

                              Con motivo también de las elecciones en Italia ha vuelto a quedar patente la traicionera campaña de Putin para dividir y debilitar a los demás Estados del mundo. Si el adoctrinamiento en escuelas y medios de comunicación en Cataluña pudo inducir a no pocos catalanes a adherir a un independentismo totalitario, la conducta de sus dirigentes en los últimos meses y el apoyo que estos han recibido en Europa, sólo en la extrema derecha, al que se suman esas intervenciones desestabilizadoras desde el Kremlin  tendría que haber abierto los ojos a esos separatistas catalanes y más aún a sus seguidores del resto de España.

                                 Da vergüenza tener recordar que el Gobierno ruso está dirigido hoy  descaradamente por la KGB y no es de izquierdas, sino tan fascista como los grupos a los que apoya en Europa  y EEUU.  Así demuestran con los hechos ser al apoyarlos muchos izquierdistas del resto de España, perdón, del Estado español. Con de ese modo una quinta columna de un independentismo nacionalista, es decir insolidario discriminador y violento, en cuanto puede, en sus métodos. Esos “progresistas”, confunden, en el plano internacional  esa “División Azul”, esa Internacional fascista, con las Brigadas Internacionales. Y así estamos.

20180303 De futbolista a demagogo.

                              Algunos se escandalizan, pero en realidad no su cambio no ha sido tal, sigue siendo de lo más coherente consigo mismo.  Un conocido futbolista, hoy entrenador, se ha hecho notar estos días por desafiar a la federación de fútbol en Inglaterra al llevar durante los partidos un lazo de apoyo a un paisano encarcelado por haber organizado un golpe de Estado contra la mayoría de sus conciudadanos. Es el mismo,- y por las mismas poderosas razones, millones de euros-, que desde hace muchos años defiende también a los dirigentes  de otra región, porque, argumenta Guardiola, “Cada país decide por sí mismo cómo quiere vivir”. Se trata nada menos que de los Emiratos Árabes Unidos, monarquía absoluta en la que

cada uno de sus siete señores feudales ejerce por turno el mando, a estilo medieval, sin respetar los derechos humanos, siendo agresores, con Arabia Saudí, del Yemen, etcétera.

                              No cabe, pues. más coherente defensa de la libertad… de los de arriba, que la de este futbolista, entrenador y demagogo, siempre que esto pueda suponer  unos aún mayores ingresos, Ni pueda hacer así más honor –etimológico- a su apellido. Porque “Guardiola”, en catalán, es la palabra que significa la hucha para guardar los dineros.

20180225 La izquierda, antinacionalista.

                                     ¿Asombra que sea noticia de portada el que una presidenta del PSOE diga que la izquierda es incompatible con el nacionalismo? En el siglo XIX  T. Veblen pronosticó que los trabajadores ganarían si no se dejaban adormecer en las arenas del nacionalismo. Ya vimos lo que pasó en Italia con el Duce, Jefe primero de los socialista y con el nazismo, nacionalsocialismo alemán; aquí, con el nacionalsindicalismo.

                                      Hoy día resulta explicable que los territorios más cultivados, incluso con tractores, pero por grupos de personas menos instruidas en Cataluña, hayan podido ser inducidos al nacionalismo por un Gobierno catalán en posesión totalitaria –por interesado “descuido” de los sucesivos Gobiernos centrales-de la escuela y de los medios de difusión durante dos generaciones. Pero que gran parte de la izquierda de allí y del  resto de España sea cómplice hasta hoy de un Gobierno tan corrupto, probadamente embustero y violento mientras y en lo que ha podido es, según los casos, el colmo de la ignorancia, de la cobardía o dela traición de esos autodenominados izquierdistas.

20180225 Cinismo independentista total.

                                            El cinismo del actual independentismo antidemocrático catalán sigue siendo total. En el 37 aniversario del 23-F se han concentrado ante el TSJC con una pancarta: “23-F, paremos el golpe de Estado” Proyección freudiana completa del golpe cometido por ellos, tras el referéndum- trampa del 1-o, por su “derecho a decidir” sobre lo que YA han decidido siempre, hasta después de ese 1-O, la mayoría de los votos catalanes.

                                    Cínico son también al llamar fascistas a los demás, cuando han sido ellos quienes han practicado una intolerancia total, amenazando quitar sus empleos a sus adversarios, y hasta agrediéndoles físicamente, apoderándose de su fiesta nacional y su principal equipo de fútbol. Su táctica la sintetizaba ya su “En catalán, por favor” que, si no se obedecía, acarreaba el desprecio, la rotura de carteles y escaparates, el boicot y las multas en una espiral sin fin, como estamos padeciendo aún. Por sus obras los conoceréis: el que emplea métodos fascistas, él es el fascista.

20180222 Artistas cómplices de delincuentes.

Imaginemos que alguien cuelgue en un lugar protegido, junto a las imágenes de Jesús y Mandela, presos por defender la igualdad entre las personas, las de un traficante de drogas y un empresario o banquero encarcelados por trasgredir las leyes al respecto de su país, intentando equipararlos a los primeros como víctimas de su ideología de liberal respecto a los estupefacientes o la economía. E la España, muerto Franco, nadie ha sido preso por sus ideas independentistas, sino por trasgredir las leyes y la libertad queriendo imponer la suya; con el terrorismo más descarado, como el de ETA, hasta la violencia más disimulada en Cataluña; su record, gracias a la torpeza de otros, fue poder presentarse como víctimas, algunos ya en prisión, cuando organizaron  el 1-O un referéndum amañado  para justificar su dominio despótico  sobre una población que nunca les ha otorgado una mayoría de votantes.

  De ahí que cualquier presunto artista u obra de arte que, en modo tan vulgarmente engañoso, pretenda apoyar a esos delincuentes políticos, deba ser denunciado por los artistas celosos de su profesión y todos los ciudadanos de buena fe que, si en casos extremos demuestran ser mayoritarios, en el día a día no cumplen muchas veces que ese su derecho y deber, lo que les convierte en parte a ellos también en culpables de nuestras crisis.

20180217 El opio nacionalista avanza.

                    Un pueblo y unas familias rotos y enfrentados, un país cada día más paralizado y arruinado, un rechazo europeo unánime, excepto por los corpúsculos más fascistas. A pesar o,  mejor dicho, precisamente por ese devastador ejemplo del nacionalismo catalán, pescadores en río revuelto intentan reavivan hoy el vasco. Han comprobado la eficacia que ha tenido  el sistema propagandístico empleado por sus homólogos en Cataluña y la incapacidad de un Gobierno central, con tantos resabios del bando nacionalista de 1936.

                  Todos estos nacionalismos ibéricos, al igual que hace un siglo en otros países europeos, incluida España, han resurgido virulentamente con la crisis, como opio para adormecer a los pueblos, propagado por los grupos que crearon y mantienen una cada día mayor –tan cifrada como  injusta-  diferencia entre las clases sociales, ayudados, como entonces, de una gran parte de la izquierda, ignorante de la historia, o ya drogada o vendida.

20180210 Tabarnia, catalana.

                           Supongamos que en una multisecular unión paneuropea una parte, minoritaria en población, riqueza, etcétera, quisiera separarse. Sería impensable que la otra le cediera el nombre de Europa. Por ello veo con estupefacción que, sin duda por un exceso dialéctico cuando el proyecto era sólo una argumentación “ad absurdum”, haya quien oponga Tabarnia a la parte de Cataluña donde predominan los secesionistas. Es evidente que, unidos o tristemente enfrentados, todos seremos siempre catalanes.

20180206 Parásitos, ni sociales, ni físicos.

                                  A Junqueras le hicieron volver antes del desayuno a la celda para hacerse la cama, explicándole, ante su asombro señoril, que “esto no es un hotel”. Quiero ser ecuánime y no hacerle yo la cama a ese historiador y político cuentista que ha contribuido como pocos a crear odios y violencia dentro y fuera de Cataluña; su más reciente falsedad ha sido, para escapar de su justo castigo en prisión, proclamarse farisaicamente hombre de paz y cristiano; como si el nacionalismo no fuera lo más contrario a Jesús, al que crucificaron los zelotes. Pero no es justo que ni el más dañino parásito social sufra la pena añadida de ser víctima de los parásitos físicos. El reglamento penitenciario debe adaptarse a los avances en higiene y no obligar a hacer la cama antes de que ésta se airee y elimine los parásitos físicos.

20180131 Fascistas asaltan el Parlament.

                           “Los ladrones son los otros” gritan siempre desgañitándose los ladrones económicos. También los que roban nuestra libertad con un golpe de Estado, que ya ha llevado a algunos de ellos a la cárcel o al exilio en Cataluña. Más descarados que nunca, una chusma, con la cara tapada con la careta de su caudillo, ha intentado asaltar el Parlamento catalán para imponer por la fuerza la vuelta del capo del Gobierno golpista, Puigdemont.

                         Rompiendo barreras e hiriendo a 27 Mossos, han llamado chusma y querido echar del Parlamento y de Cataluña a aquellos representantes del pueblo que han conseguido, como siempre, más votos que ellos, aunque una ley electoral injusta les impida gobernar. Para colmo, les han llamado fascistas, cuando fascista es el que usa métodos fascistas, y no puede estar más claro que, como en tantas otras ocasiones antes, pero ahora con en la misma sede del Parlamento, son ellos los fascistas, que sólo pueden engañar ya a los que son tan antidemócratas como ellos.

20180128 Piqué pica fatal.

                           Piqué pica fatal, una vez más. Ahora, al menospreciar al “Español de Cornellá”. Porque el nombre  de ese equipo provino precisamente porque sus jugadores eran catalanes, es decir, españoles,  en contraposición a los ingleses que fundaron y seguían siendo los del  Barcelona; Mas aún: el Barcelona todavía hoy gana porque sus primeras figuras no son catalanas. También es curioso que el mismo Piqué, como Puigdemont y otros, no hayan elegido pareja catalana, sino de países muy lejanos; para no hablar de otros barcelonistas famosos separatistas independentistas, hoy voluntariamente emigrados de su país. Por ejemplo, como Guardiola, que tiene el descaro valor de decir que en Qatar- donde le han pagado a él muy bien, como a todo el Barça durante muchos años- “hay libertad”; sin duda, como la que esos separatistas totalitarios piensan implantar en Cataluña. Nada extraño, pues,  que Messi, previendo la ruina a la que pueden acabar de llevar a Cataluña, haya exigido poder  irse del equipo, como ya ha hecho Neymar, si consiguen imponerse del  todo  esos inaguantables fanáticos, que aburren hasta a los presos más endurecidos.

20180122 Buitres separatistas. 

Los actuales dirigentes separatistas negaron haber recibido de EEUU el aviso de un posible atentado en la Rambla y después intentaron quemar el documento que lo probaba, calumniando al diario que lo reveló. También, como otros independentistas en el País Vasco, manipularon miserablemente la manifestación de rechazo al terrorismo y hasta rompieron las pancartas de “Justicia y Paz ya” por estar en castellano, hechos también probados en Internet.   ¿Cómo puede haber individuos tan inhumanos y gente tan ciega que apoye a esos buitres que se alimentan sin escrúpulos de los cadáveres que ellos mismos contribuyeron a matar?  ¿Qué género de feroces fanáticos han ido cultivando unos dirigentes sin escrúpulos, tolerados por quienes, desde otros partidos de dentro y fuera de nuestra tierra, sacaban provecho de su complicidad?

20180122 Records de necedad.

“España es diferente”, popularizó un Fraga, que por esa diferencia tras ser ministro de Franco,  consiguió ser presidente de un partido en la época democrática y, con un poco de suerte (para él) lo hubiera sido de España. Dejando de lado cargos más privados, como hacer director de una televisión a un ciego, recordemos que nada menos que la UGT tiene como presidente elegido hace poco a un asturiano… independentista; es decir, partidario de que sindicato catalán se separe de la UGT, la debilite; para colmo, se trata de un asturiano, un castizo Álvarez, que llegado a Barcelona se hizo independentistas, explican algunos, “para adquirir respetabilidad”.

 Más aún: el que vence a todos en loca ambición es el vallecano que acaba de permitir un Parlamento catalán independentista, con lo que ni los catalanes le podrían votar a él para gobernar lo que quedara de España, ni los demás españoles querían que lo fuera ni por los pelos ese “listo”, como muy crudamente se lo están declarando ya. ¡Señor, Señor: ojala encontremos vida inteligente en otro planeta, que aquí ya hay demasiados en la Luna, ellos y sus seguidores!

20180110 Mas a menos.

Mas va cada vez a menos. Y tiene el valor de decir que es algo voluntario. Ahora va a menos, al dejar la presidencia de su partido, cuando lo hace perseguido por diferentes juicios. Como antes tuvo que cambiar hasta el nombre de su partido, por apestoso. Como antes, perseguido por sus constantes fracasos políticos –baste recordar la elección que provocó para perder aún más poder- tuvo que dar el mando a dedo, que a dedo ya recibió de Pujol, al increíble Puigdemont. Como antes, intentando evitar la derrota, pasó del catalanismo al independentismo. Como antes, de los dos tercios que pedía para la independencia, pasó a aceptar el 55 por ciento y ahora se conformaría con el 50,01 por ciento. Sí, Mas va a menos, mucho menos. Y con él, y por su culpa, mucho y muchos más.

.29170208 Responsabilidades de la crisis en Cataluña.

                            No pocos catalanes reconocemos que parte de la responsabilidad del auge separatista se debe al silencio de quienes no pensábamos así, ante la violencia verbal, económica y hasta física de estos independentistas totalitarios. Pero  ¿qué decir de la pasividad que,  sin tener siquiera esa mala excusa,  ha reinado al respecto en Madrid, capital de España, incluso en plena crisis?

                           Entre otros sangrantes ejemplos, recordamos que algunos ciudadanos, como ya hicieron por Nochevieja en la Puerta del Sol, repartieron muchos centenares, quizá miles de banderas  de “España de todos” en Cibeles durante la Cabalgata de Reyes Magos, sin que los medios de difusión de la capital ni  mencionaran el hecho, como sí lo hicieron –haciéndoles así propaganda, aunque fuera a la contra- de los lazos amarillos por los políticos presos en las Cabalgatas de Cataluña. De la misma manera, difundieron los argumentos de los separatistas que ante el Tribunal Supremo defendían a sus encausados, sin mencionar en lo más mínimo a quienes, también allí,  defendían la unidad de España. También se hicieron eco, y mucho, manifestaciones independentistas en el Camp Nou del Barcelona pero, ni siquiera en el reciente Madrid-Barcelona, la defensa que allí se hizo de la unión y paz entre los españoles.   Cada palo que aguante su vela.