Educación y Cultura

20201120 Escuelas que dividen España.

          España tiene el doble de alumnos en la escuela privada que el promedio de países de la UE: un 28%. Estos jóvenes reciben una formación, no sólo diferente de la que tiene gran mayoría, sino distinta en sí, pues 6 de cada diez escuelas son de la Iglesia católica y las otras no. Todo ello crea tres subculturas, lo que dificulta la cohesión ciudadana mucho más que en la mayoría de los países de nuestro entorno.

            Esa división todavía le parece poco a un grupo minoritario que, presumiendo de su nivel social, se va a manifestar este domingo en varias partes de España, en coches de lujo y con bocinazos que muestran su desprecio a la ley y a los demás. Claro que su hipocresía les lleva a decir lo contrario, que lo hacen para ser “Más iguales”, escondiéndose tras la bandera del país que están dividiendo y afirmando incluso que actúan en defensa de una religión que, en realidad, pone en primer plano el desprendimiento y el amor y ayuda eficaz al prójimo necesitado. “Por sus hechos los conoceréis” (Mateo, 7, 150).

20200224 Prohibido leer.   

                                No se lo dirán todavía a usted a la cara, pero poco a poco los hoteles han ido imponiendo la prohibición de leer, al menos en la mayor parte del tiempo que se suele pasar en ello, en el que tienen luz solar. La iluminación de sus habitaciones e tan débil que impide leer la prensa, para no hablar de los libros. El lector contumaz tiene que refugiarse para desobedecer esa prohibición en el cuarto de baño. A mí me huele fatal esa imposición oscurantista, ese fomento del analfabetismo.

20200710 Dos interrogantes.

                          Descubrir América e incluso creer que es la India es muy lamentable en esta era de Internet, que en pocos segundos informa que ya lo fue hace tiempo.  Así es el caso de quien, bajo capa de nacionalismo, y con lamentable éxito por los así desinformados, ha protestado contra el “anglicismo” de suprimir el signo de interrogación o exclamación al inicio de una frase.

                           La realidad es que muchas lenguas, incluso el castellano, sólo las usaban al final del párrafo. Fue tras una larga lucha que el autoritarismo entonces vigente de la RAE impuso esa duplicidad nuestra. El argumento de su actual descubridor es que ayuda en frases muy largas, cuando esas frases kilométricas (en que, ay, tantos caemos) debieran ser evitadas, porque dificultan la comprensión de lo escrito y la respiración del parlante.

                             La reivindicación nacionalista de esa singularidad choca con el sano internacionalismo de renunciar a esas innecesarias complicaciones que dificultan el aprendizaje del idioma e incluso encarecen las máquinas de escribir (hoy, ordenadores), por lo que lo conveniente y solidario es ir suprimiéndolas, como, por citar un ejemplo cercano, ha hecho el francés con su típico acento circunflejo.

 20200219 Los hijos de Díaz y Montero.

   Los niños son personas, son suyos, no de su madre, de su padre, según reclamaba un Casado, como si se tratara de defender la honestidad de su esposa. El tema está de actualidad sobre el derecho que tienen a recibir una educación completa, no sesgada por el sectarismo de sus progenitores.

     Con mayor razón aún los hijos tienen derecho a ser concebidos en las mejores condiciones de salud. Y los políticos, por su visibilidad, deben ser los primeros en dar ejemplo. Máxime quienes presumen de ocuparse más que nadie de los débiles.

      Sin embargo, ahora leo que Susana Díaz se muestra orgullosa de ser madre a los 45 años, edad muy desaconsejable ya para el hijo. Más aún, una Inés Montero, aunque todavía joven, ha tenido mellizos prematuros y a los dos meses ha quedado nuevo embarazada de otro, que ha sido también prematuro, como se sabe que es corriente tras los primeros. ¿Cabe mayor irresponsabilidad a su salud? Aparte del mal ejemplo de tener una familia ya numerosa, raro lujo, también anticlimático, de nuevos ricos. Es obvio que con ello ata más a su pareja, a la que abiertamente declara querer suceder.  Y lo duro no es denunciar estos hechos, sino el que los practiquen personas tan encumbradas, “ejemplares” , con las malas consecuencias que tienen sus actos para sus hijos.

20200205 15OOO LIBROS DESAHUCIADOS.

         Reunidos con un desinteresado amor a la cultura durante muchos años, quince mil libros fueron echados a la calle junto con los ocupantes de “La Dragona”, edificio público antes en desuso. Ahí siguen a la intemperie, sin que la burocracia de la alcaldía de Madrid, del PP, permita que nadie pueda recuperarlos.

          Las últimas noticias indican que los libros se están mojando, es decir, destruyendo, al desaparecer los plásticos que los cubrían. Incluso parece inminente que acaben en el basurero, poniendo al desnudo el interés, no ya nulo, sino negativo, que ciertos políticos tienen por el patrimonio cultural del pueblo madrileño, puesto que no pocos vecinos del lugar se aprovechaban del préstamo gratuito de dicha biblioteca.

20190408 El lenguaje inclusivo, con perdón.

      Desde hace muchas décadas defiendo por escrito la necesidad de un lenguaje inclusivo, como necesario reflejo de la debido -y beneficiosa para todos- igualdad entre los sexos (o de género, que tampoco encuentro ser perfecta ni mejor expresión del hecho). Pero es evidente que la solución no puede ser la dictadura totalitaria alternativa de uno de los dos (ahora incluso hay más) bandos, ni por milenios como antes ni por cuadrienios como el-ridículo, si no fuera tan triste- “Unidas Podemos.  Una elemental arroba de democracia sería utilizar “uni@s” o el también usado “unides” o el nuevo “unidoas” o ”uniaos”, todos sistemas que estimo insatisfactorios, como la misma democracia, el peor de los sistemas excluidos los demás… hasta que inventemos algo mejor, sin volver a la dictadura del más fuerte.

20190804 Pésimos padres y políticos.

   Hablo, quede claro, en defensa de la infancia, de mi país y de un partido que pública y fehacientemente he defendido mucho desde sus orígenes, como demógrafo y sociólogo, con centenares de escritos a los medios, y también a pie de calle, con miles de pancartas.

    El respeto a los propios hijos exige planificarlos muy bien. Si se tienen por un fallo, hay que modificar las circunstancias para proteger su salud e incluso vida. Concebidos por Iglesias y Montero en unos momentos de gran crisis política y estrés de la pareja, máxime su madre, cada día más ambiciosa y activa en política, no es de extrañar que nacieran muy, muy prematuros. El colmo es que casi de inmediato, cuando el estrés era todavía mayor y dado además que las probabilidades de tener un hijo prematuro aumentan cuando hay precedente, la pareja haya tenido otro así desgraciado descendiente prematuro, Aitana.

     ¿Qué podemos esperar los demás de quienes tratan así a sus propios hijos, que encima usan para exhibirse como padres responsables de otro hijo “impuntual”? En lo político, es inadmisible -y ahí están los resultados en votos y fracasos posteriores- quien, en plena crisis, defrauda a sus seguidores manteniendo e incluso queriendo ampliar su puesto y sus abusivo mando y prebendas; mientras alardea una y otra vez que ahora su prioridad son sus hijos, llegando su impudor a afirmar que cambiando pañales se aprende a gobernar un Estado. Por su parte, su pareja, atando a ese machista con hijos tenidos tan a destiempo, descaradamente quiere suplantarlo en la jefatura del partido que de tantas y tan eficaces como reprobables maneras están arruinando. ¡Pobres hijos, pobre partido y pobre país que no les pone en su lugar!

20180315 Un genio heroico.

   Hawking ha sido sabio y heroico, un hecho rarísimo. Porque los héroes se suelen caracterizar por luchar físicamente poro contra sus semejantes, y tener ideas políticas o religiosas muy fijas, mientras que los genios tienen por lo general vidas tranquilas y están dispuestos a cambiar sus ideas por otras que opinen ser mejores. Sin embargo, Hawking luchó con heroísmo increíble sólo contra su propio cuerpo paralizado y no dudó en cambiar incluso sus propias hipótesis.

   Si el “conócete a ti mismo” es el principio y fin de toda sabiduría, este principio guió siempre a Hawking para profundizar en lo universal, en el universo, a fin explicar qué y cómo somos lo que somos, nuestra pequeñez y al mismo tiempo nuestra grandeza, sin tener que recurrir a ninguna de las mil explicaciones míticas inventadas antes para tapar nuestra ignorancia sobre el pasado y el miedo irracional sobre nuestro porvenir.

20170101 “Disculpe las molestias”.

                                     Hay una serie de organizaciones, incluso estatales, a las que me atrevo a solicitar por su medio una pequeña mejora. Les telefoneas y, después de identificarse, auto alabarse y decir que quizá te van a gravar “para mejorar el servicio”, terminan por darte un portazo “educado” afirmando que no te van a atender porque “todos nuestros operadores están ocupados”, incluso en esta época con millones de parados. En vez de terminar con un “perdone las molestias”, no podrían terminar con algunas de ellas, empezando por decírtelo o, mejor, no haciéndote perder el tiempo y la llamada, dejando descolgado el teléfono si realmente no los tienen todos ocupado contestando como debieran hacer?

201605 España no es EE UU.


                                             Un mejicano residente en EEUU me expresaba su asombro ante la pervivencia en España, y no en EEUU, del enfrentamiento por la guerra civil. Aparte del tiempo transcurrido, las dos guerras fueron muy diferentes. Más que en entre ricos y pobres, aquella fue una guerra entre sistemas de producción y entre regiones muy diferenciadas; y allí ganaron, y continúan predominando, los modernos, los industriales, los “progresistas”, los que se presentaban como liberadores de los esclavos. Incluso hoy día, los más ricos piden –cosa aquí inconcebible–que se les aumenten los impuestos, para que funcione mejor el sistema, que ya se conociera en un tiempo como el de Ford: dar buenos salarios a sus obreros para que pudieran comprar sus autos.

                                           En España, por el contrario, ganaron los ultraconservadores, los agricultores reaccionarios, los ricos explotadores. Allí no hubo interferencias religiosas, mientras que aquí la Iglesia dominante casi en exclusiva apoyó la “cruzada” de los de arriba; incluso hoy, un papa que pretende ser conocido como “el papa bueno”, como Juan XXIII, y dice que matar por Dios es pecado, no sólo no condena esa cruzada, sino que eleva a los altares a quienes murieron por ser miembros de aquella Iglesia antievangélica.  Y todavía mandan los mismos que mataron, incluso después de la guerra, o a sus oponentes y recortan los salarios mientras ellos se enriquecen. ¿Cómo puede reinar aquí la paz social, una verdadera democracia?